Bitácora de la hija de Neptuno (171)

por Flavia de la Fuente

24 de febrero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 21 grados. Viento: SE 15 km. Olas: 0,5 m. Marea subiendo. Tiempo de natación: 26′

Continuar con el esfuerzo de vivir.
Esas no fueron palabras mías.
Aunque podrían haberlo sido.
Sino de mi amigo Marce,
antes de ir a dormir una siesta.

 

fotodefamilia

 


Había sido un día perfecto.
Cielo azul.
Mar verde y tibio.
Aire fresco pero agradable al sol.

Quintín había pasado una mala noche,
así que dijo de nadar poco.
No se sentía muy bien.
Nos metimos en el agua sin dificultades.
Hoy el mar estaba bajo.
Y las olas eran suaves.
Hicimos el mismo recorrido de ayer.
O un poco menos.
Desde el Riazor,
hasta el Solmar.
Y nadamos despacio.
A mí me costaba concentrarme.
Pensaba en si el Osi estaba bien.
Temía que le pasara algo.
Quintín nadaba con serenidad.
Pero no parecía salir del agua.
Y yo le respeté su deseo.
No me gusta interrumpir su concentración.
Así que seguimos más de lo previsto.
Porque era un mar increíble.

Salimos en el Solmar.
El Osi había recuperado la alegría.
Y dijo la frase que me encanta:
“Qué privilegio poder hacer esto todos los días”.
No hay nada que me dé tanta felicidad como verlo contento.

Caminamos con un poco de frio hacia casa.
Soplaba una brisa del Sur.
En el muelle nos encontramos con Marce y Luna.
Que iban también a caminar y a bañarse.

Luna estaba medio arruinada por un resfrío.
Y supongo que por el esfuerzo de la cocina.
Pero le dimos paracetamol y se la veía radiante.

Nos separamos de los Alderete y fuimos a casa.
Donde me esperaba mi mamá.
Que se pone muy ansiosa por ir a la playa.
No sé por qué,
teme que no la lleve.
¿Y cómo no la voy a acompañar?
Pero todos los santos días desconfía.
Hoy ni siquiera me animé a tomar mi segunda taza de oolong.

Dejamos al Osi mirando la liga inglesa,
y partí con mi mamá rumbo a la playa.
Vamos lento.
Mi mamá con su bastón.
Y sufriendo porque no siente los pies.

Como estaba fresco,
buscamos un sitio entre las carpas y sombrillas,
bien al reparo de la brisa del Sudeste.
El lugar fue bien elegido:
hacía un calor de mil demonios.
Así que al poco rato nos metimos en el mar.

Lo primero que me sorprendió fue que mi mamá no se asustara.
Se encaminó con decisión enfrentando las olas.
Yo la sostenía, por si acaso.
Ni bien el agua le llegó a la cintura,
me soltó y
se tiró a hacer la plancha.
Después, caminó contra la corriente,
porque no quería que yo la remolcase.
Yo no salía de mi asombro.

Pero esto no fue todo.
Sin avisarme, de pronto la veo nadando pecho.
Lo que yo le había pedido el primer día.
Y lo hace muy bien.
Nadó unas cuantas brazadas y se cansó.
Pero las dos nos sentimos felices.
Mi mamá se dio cuenta de que en el agua es poderosa.
Es la madre de la hija de Neptuno.
¿Cómo podría ser de otra manera?

Le pedí que saliera del mar nadando.
Y así lo hizo.
Vamos muy bien.
Ahora veremos cómo evoluciona.
Sería maravilloso que recuperara el placer de nadar.

Hoy fue un día muy grato.
Cuando volví de la playa,
nos esperaba Luna con la mesa puesta y el bulgogi de ayer.
Marce y Luna nos contaron que se habían bañado en el mar.
Mucho tiempo.
Se los veía hermosos y serenos.
Y a Quintín también.
Fue un almuerzo zen.
Delicioso y apacible.
Que culminó con la llegada de Gabi,
también hermosa y serena,
porque también volvía de nadar.

Ahora me tengo que ir.
Estas son bitácoras apuradas.
Hay visitas.
Y hoy cocina Gabi su especialidad: pastel de papas.
Que es muy sabroso.
Y también la ayudó mi mamá.
Que tiene más pilas que todos nosotros juntos.

Y después del banquete,
nos iremos a dormir.
Y, como dijo Marce,
mañana continuaremos con el esfuerzo de vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: