Bitácora de la hija de Neptuno (166)

por Flavia de la Fuente

8 de febrero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 24 grados. Temperatura del aire: 27 grados. Viento: N 23 km. Olas: 0,8 m. Marea subiendo. Tiempo de natación: 35′

Después de muchos años, volvió mi mamá a San Clemente.
Yo estoy conmovida.
Pero la que más lo demostró fue Solita.
Ni bien la oyó venir salió a la calle.
Y lloró como no lo hace nunca.
Los perros, o esta perra, son increíbles.

Solita8bis

Esta mañana fuimos a eso de las 11hs a nadar.
Se suponía que el mar estaba subiendo.
Así que nos metimos al Sur del muelle y
decimos nadar hacia el Norte.
Era una mañana ventosa.
De olas cortitas.
Mar marrón y muchos peces.
Yo toqué unos cuantos.
La verdad es que no me gusta nada tanta naturaleza.
Y a Quintín uno le golpeó la cabeza.
Tan duro era el pez,
que el Osi pensó que era mi torpedo.

Nadamos y nadamos hacia el Norte.
En un momento dado levanto la cabeza y veo que no avanzábamos.
Miro el reloj y habían pasado 10 minutos y estábamos en el mismo lugar.
No íbamos a llegar nunca al muelle.
O quizás sí en una hora de bracear sin descanso.
Así que llamé a la tropa y cambiamos el rumbo.
Pero no crean que el nuevo camino fue mucho más fácil.
El agua estaba como turbulenta.
Y tardamos otros 20 minutos en llegar al Edén.
Tampoco fue fácil salir.
Que nos llevó otros 8 minutos.
La cuestión es que salimos cansados.
Y había que volver bajo el sol del mediodía.
Y con viento en contra.
Pero estábamos contentos.
Siempre lo estamos cuando salimos del mar.
Esa sensación de bienestar.
De cansancio sereno.
El pequeño orgullo de haberlo hecho.
Qué sé yo.
Que nos ganamos el día con el baño de mar.

Haciendo un paréntesis.
La Divina Comedia me sigue inquietando.
Y eso que estamos en el Purgatorio.
Creo que no es para mí.
Muertos y muertos por todos lados.
Aunque no sufran tanto.
Están todos muertos.
Bien muertos.
Todos menos Dante.
Me agobia.
Y me angustia.
En cambio, me divierte leer las Fábulas de Esopo.
Sigo leyendo una por día.
Que hasta ahora son todas de zorras.
¿Serán todas así?
Algunas son extrañas.
Y no entiendo bien la moraleja.
La de hoy era medio rara.
Y, para colmo, también termina en un cementerio.
Lean qué extraña la moraleja:
“Sé siempre honesto en la vida. Nunca sabrás si el vecino que te escucha sabe la verdad y corroborará o desmentirá tus palabras.”
Confieso que me cuesta deducir la moraleja del texto.
Para quien quiera ayudarme, es la fábula 17,
que se llama “La zorra y el mono discuten sobre su nobleza”.

También sigo leyendo a Thich Nhat Hanh.
Ayer aprendí un ejercicio muy útil de relajación.
Si están inquietos o sienten algún malestar,
ira, angustia, miedo,
pueden probar inspirar y espirar de la siguiente manera.
Es muy fácil y práctico.
Se trata de contar mentalmente las respiraciones del 1 al 10.
Y, cuando se llega al 10,
respirar contando del 10 al 1.
Uno, inspiro y espiro.
Dos, inspiro y espiro…
Y si uno se desconcentra y se pierde, tiene que recomenzar.
Es un interesante ejercicio de concentración.
Y es muy relajante.
Es fácil.
Pruébenlo que ayuda.
Ayer me permitió a dormir como un bebé,
pese al circo que tengo en la ventana de casa.

Ahora vuelvo al mar.
Al baño de hoy con el Osi.

En el camino de vuelta nos entretuvimos mirando los balnearios.
Buscábamos una bajada al mar con un camino de madera.
Un camino fácil para mi mamá.
Que tiene muchas dificultades para caminar.
Porque, el ingreso natural para nosotros, el muelle, está enterrado en la arena.
No está enterrado, pero sí cubierto de arena en casi toda su extensión.
Así que vinimos investigando.
El Atlántico tenía un buen caminito.
Pero queda lejos de casa.
Lo mismo el Santa Ana.
Y también el Riazor, que queda a una cuadra.
Bien. Allí iremos.
Así que en un ratito, voy a ver cómo le va a mi mamá en la arena.
Tiene muchas ganas de ir al mar.
Y yo de llevarla.
Mi vieja me enseñó a nadar a los 5 años.
Ahora yo a intentar que ella vuelva a nadar a los 83.
Creo que va a poder.
Porque su problema es que no siente la planta de los pies.
Ojalá lo logremos.
Estoy emocionada.

——————–

5 de febrero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 25 grados. Viento: NNE 19 km. Olas: 0,6 m. Marea subiendo. Tiempo de natación: 21′

6 de febrero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 26 grados. Viento: N 24 km. Olas: 0,6 m. Marea subiendo. Tiempo de natación: 15′

7 de febrero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 26 grados. Viento: N 24 km. Olas: 0,7 m. Marea subiendo. Tiempo de natación: 21′

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: