Bitácora de la hija de Neptuno (164)

por Flavia de la Fuente

1 de febrero


Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 26 grados. Viento: N 18 km. Olas: 0,4 m. Marea bajando. Tiempo de natación: 31′

Este enero fue fulero.
Por eso escribí poco.
Aunque seguí nadando.
El 24 se murió el novio de mi mamá.
Gran tristeza por los dos.
Por Tito que se fue en 5 días,
tras años de un sufrimiento enorme e incomprendido por los médicos.
Y por mi mamá, que se quedó sola de nuevo.

maralatardecer1defeb

Difícil escribir las bitácoras con este humor.
Nos costó recuperarnos del viaje a la Chacarita.
Al crematorio una vez más.
Cuando regresamos, nos quedamos encerrados en casa todo el tiempo.
Al segundo día, yo fui a nadar.
Me sentía pésimo, pero sabía que Neptuno me iba a ayudar.
Y así fue.
Así que al día siguiente se sumó el Osi.
Poco a poco, fuimos volviendo a la vida.
El agua nos ayudó.
Ya no sabemos vivir sin el mar.
Parece que el entierro fue hace un siglo.
Y recién hoy hace una semana.
El tiempo se detuvo.

Agua, agua, agua.
Hablemos del agua,
que me hace bien.

Esta mañana, como siempre, salí con Solita.
El mar estaba muy crecido.
Al parecer, a la súper luna le corresponde una súper marea.
Hoy fue la más alta del año.
Se veía un mar verde, de olas prolijas y grandes.

Veníamos la perra y yo caminando por la orilla,
cuando nos cruzamos con un guardavidas entusiasta.
El hombre salía de nadar y corría contento.
“Hola”, le dije.
“¿Cómo está el agua?”, pregunté ansiosa.
“Hoy vas a nadar con compañía”, me contestó.
“En el mar hay como 10 franciscanos nadando”, me dijo eufórico.
“¿Qué?”, pregunté azorada. “¿Hay 10 curas nadando? No sabía que a los franciscanos les daba por la natación.”
Debo decir que hoy andaba medio lela.
Me sentía bajoneada, cansada, y embotada por el calor.
No corría una gota de viento.
“No”, me contestó. “Los franciscanos son delfines. Una variedad más marrón, no azul. Nadaron al lado mío. No hacen nada.”
“¿Y no te moriste de miedo?”, le pregunté.
“Claro. Pero no pasa nada.”, me contestó risueño.

Dejé a Sergio y me fui preocupada.
El mar estaba hermoso.
Mejor imposible.
Pero la idea de nadar con los delfines no me resultaba nada atractiva.
Pensé en esperar que bajara la marea.
En nadar en la orillita.
Los pensamientos pusilánimes me inundaban.

Llegué a casa y le comenté los eventos del día a Quintín.
Lo de los delfines no le movió un pelo.
Sí, en cambio, le preocupó la violencia de la marea.
Porque junto con la gran marea, también viene una gran correntada.
“Vamos en la estoa”, dije yo. “Ahora mismo”, así podemos salir fácil.
Porque el mar estaba empezando a bajar.

Media hora más tarde estábamos en el agua.
Fue un baño glorioso.
Aunque no dejé de pensar en los franciscanos.
No vi ninguno alrededor.
Si nadaron con nosotros yo no los vi.
Sí, vi pasar a un par de guardavidas entrenando

El agua estaba suave, verde, fresca.
No daban ganas de salir.
El agua cada día nos revive.
Es nuestra poción mágica.
Quintín sale bendecido.
Entra de malhumor o sintiéndose muy mal.
Y cuando llega a casa, se siente en estado de gracia.
Y escribe textos burbujeantes y fluidos.
¿Cómo podemos vivir sin el mar?
Creo que somos adictos severos.

Hoy nadamos media hora porque estábamos cansados.
Pero era para quedarse una hora.
Nadamos lentamente.
Uno al lado del otro.
Quintín nunca se queda atrás.

Hay pocos días tan bellos en el mar como el de hoy.
Pero ni bien llegamos al Edén decidimos salir.
Volvimos caminando contentos.
El mar ya había bajado mucho.
La arena estaba firme, un placer más.
Nada de arrastrarse por la arena seca.
Y caminamos con el sol de frente.
Como me gusta a mí.
Sin tener frío, aunque se había levantado una brisa del NE.

Nos cruzamos en el camino con otro guardavidas.
Le pregunté si había probado el mar de hoy.
Y me dijo que sí.
Que estaba delicioso.
Pero que lo mejor de lo mejor había sido ayer su baño nocturno.
Se dio un baño a las 21 hs a la luz de la luna llena.
Estaba eufórico.
Dije que yo también lo iba a hacer hoy.
Y que no solo me iba a meter.
Sino que iba a filmar con la GoPro.
Las cosas que se dicen al salir de nadar.
Ahora no creo que lo haga.
Tendría que ser otra.
Aunque ya no sé bien quién soy.
Quizás soy otra.

Es todo por hoy.
Hasta mañana.

—————————–

22 de enero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 25 grados. Viento: NNE 22 km. Olas: 0,6 m. Sol y nubes. Marea subiendo. Tiempo de natación: 20′

23 de enero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 25 grados. Viento: NNE 17 km. Olas: 0,5 m. Sol y nubes. Marea subiendo. Tiempo de natación: 25′
27 de enero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 24 grados. Viento: NNE 22 km. Olas: 0,9 m. Sol y nubes. Marea subiendo. Tiempo de natación: 20′

28 de enero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 25 grados. Viento: SSE 24 km. Olas: 0,8 m. Sol. Marea subiendo. Tiempo de natación: 15′

29 de enero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 25 grados. Viento: NE 23 km. Olas: 0,4 m. Sol. Marea bajando. Tiempo de natación: 38′

30 de enero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 23 grados. Viento: N 28 km. Olas: 0,8 m. Sol. Marea bajando. Tiempo de natación: 27′

31 de enero
Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 23 grados. Temperatura del aire: 24 grados. Viento: NNE 15 km. Olas: 0,6 m. Sol y nubes. Marea bajando. Tiempo de natación: 23′

Foto: Flavia de la Fuente

2 comentarios to “Bitácora de la hija de Neptuno (164)”

  1. Fudoshin Says:

    ¡Delfines del Plata, una maravilla! Están amenazados y son vulnerables. https://es.wikipedia.org/wiki/Pontoporia_blainvillei

  2. lalectoraprovisoria Says:

    Parece que gozan de buena salud e iban nadando de a muchos juntos! Gracias por la información!

    F

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: