Diario intermitente (102)

por Quintín

19 de noviembre. 1:25 AM

Una vez más en el festival de Mar del Plata. Llegamos ayer a la tarde desde San Clemente con nuestra amiga Agnès Wildenstein, programadora francesa, que estuvo unos días en casa. Con Flavia fuimos a la ceremonia de apertura en el Auditorio. Yo tenía una curiosidad morbosa por compararla con las que se hacían en tiempos kirchneristas, poblados de aplaudidores y arengas políticas. Creo que esta vez no hubo nada de eso (ni siquiera estuvo el Ministro de Cultura Avelluto) pero sí, en cambio, una gran frialdad y una demora inexplicable de una hora y media. Cuando estábamos por irnos, empezó el acto y apareció en escena Andy Kusnetzoff leyendo sin ninguna convicción un texto del que no entendía una palabra. Cuando pasaron al número musical nos fuimos definitivamente.

petervonbagh

Pero por una buena razón. Daban Peter von Bagh, un documental de Tapio Piirainen sobre el gran cinéfilo, docente, programador y cineasta finlandés muerto en 2014. En 2012 hubo una retrospectiva de su obra en el Bafici y von Bagh visitó Buenos Aires. Allí lo conocí y pude hablar un rato con él a la salida de las proyecciones (recuerdo que me regaló un DVD de una película que no había podido ver). Era un tipo entrañable y un curioso poeta que se sentía capaz de resumir la historia del cine y de Finandia en imágenes y música. Hay grandes momentos en la película, como una conversación con su amigo Aki Kaurismaki en el Festival del Sol de Medianoche, en la que Kaurismaki anuncia que en lugar de ser entrevistado por von Bagh, lo va a entrevistar a él. “¿Ford o Hawks?” pregunta Kaurismaki, “Ford” contesta von Bagh, “¿Por qué?”, “Para tener un motivo de disenso con vos”.

Se nota que la película se hizo sabiendo que a von Bagh le quedaba poco tiempo de vida y así tiene algo de testamento. Es muy bello lo que dice: “No creo en la vida después de la muerte y no va a quedar nada de mí. Pero dejé algunas preguntas abiertas para continuar un diálogo y creo que el diálogo va a continuar”. Es muy gracioso cuando despotrica contra sus alumnos en la escuela de cine porque no conocen el cine clásico. Cuenta que una vez les pasó Río rojo a sus alumnos y le preguntaron si ese Hawks había hecho alguna otra película. Von Bagh, que también dirigió el festival de cine recobrado de Bolonia, tenía algo muy proustiano: creía que el cine recuperaba la memoria del mundo y que había que dejar que las viejas películas viviesen, no enterrarlas en el pasado.

Von Bagh es un cineasta poco conocido y fascinante. El domingo dan Socialismo, su película póstuma. Es el último pase. Un inexplicable error en la programación hizo que hoy se diera a la misma hora que el documental. Ambos se vuelven a dar a la misma hora. Si alguien está en Mar del Plata, no deje de pasar de un modo u otro por lo de von Bagh, uno de los secretos de MDP 2016.

Me voy a dormir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: