Bitácora de la hija de Neptuno (64)

por Flavia de la Fuente

29 de octubre

Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 15 grados. Temperatura del aire: 17 grados. Viento: N 30 km. Olas: 0,9 m. Sol. Marea bajando. Tiempo de natación: 15 minutos.

El entrenador y yo (y Solita también) nos levantamos de malhumor porque Dylan aceptó recibir el premio Nobel, con la plata incluida. No me lo esperaba. Acaso imaginaba que tuviera un gesto bernhardiano, que odiara los premios, que los considerara abyectos. Pero parece que no, que más bien le encantan. Volviendo a Bernhard, si no leyeron Los premios háganlo ya. Es extraordinario y desopilante.

soliporlosmedanos


Pero acá tengo que hablar de natación y no de libros. Aunque la introducción no fue caprichosa sino que tuvo que ver con que hoy se me volvió a cambiar el canal musical acuático a Oh, What a Beautiful Morning! y supuse que el olvido de Dylan era una especie de castigo a su conducta, quizás, pienso, creo, barrunto. Pero de hecho hoy no me aparecieron ni Masters of War, mi himno de guerra marino, ni It’s All Over Now, Baby Blue, que solo canté una vez el otro día.

Como el mar me parecía muy picado, le pedí al entrenador que me acompañara. Después de gruñir un poco, aflojó y decidió venir a la playa conmigo.

Es que no se lo pido solo por mí, también es por Solita. Si yo voy a nadar, Soli se queda sola en casa sin pasear, bah, sin un segundo paseo matutino. Y yo quiero que disfrute de la vida lo más posible. Y que tome sol y se divierta mirando el mundo exterior, que no se me deprima.

Ayer, durante el paseo por los médanos de la tarde, decidí invertir los roles y dejar que ella me guiara a mí.

No saben qué divertido que es ser perro por un rato.

Anduve por pasajes estrechos, corriendo ramas de tamariscos y aromos, subiendo cuestas imposibles, en fin, que me divertí a lo loco.

Cuando veía que Soli estaba con la lengua afuera, le proponía un descanso en la cima de alguna duna para mirar el mar y descansar.

Juntas recorrimos los campos de flores blancas, fucsias y amarillas que crecen en octubre en la arena. Hay margaritas silvestres y uñas de león.

Pasé una hora y media jugando a ser perro y me gustó.

Hoy quizás lo haga de nuevo.

Me da curiosidad seguir los deseos de Solita. Me gusta que mi perra me saque a pasear. Es refrescante, me saca de la rutina.

Lo que estaba refrescante era el mar.

Hoy, por primera vez en el año, noté que se alternaban dos corrientes, una tibia y otra helada, un hecho muy común en el verano e inexistente en invierno, cuando el agua es sólo helada.

¡Qué hermoso es cuando llega el agua tibia!

Pero prevalecía el agua congelada.

Así que hoy nadé en el agua muy fría deseando que llegara la corriente amable y tibia.

Y, para colmo, no avanzaba nada.

Nada no, poco.

Aunque según las tablas de mareas estábamos en bajante y, además, había un considerable viento del Norte, lo que haría más fácil aún mi natación hacia el Sur.

Pero no fue así.

Nunca se sabe con el mar.

Es caprichoso en la orilla, detrás de la rompiente.

Si uno nada mar adentro las mareas creo que son inexorables.

Hoy nadé sin medias de neoprene y salí de casa en ojotas. Eso es lo que más frío me da.

Pero no voy a dar marcha atrás, estoy mal acostumbrada a nadar con los pies calientes.

No nadé más porque tengo que seguir trabajando con las películas para el festival de Mar del Plata.

Estoy muy nerviosa, y un poco agotada.

Y la verdad es que quedé cansada con los míseros 15 minutos de natación. Hoy me costaba levantar los brazos para lavarme la cabeza.

Pero una banana y tres tazas de Viet Oolong que me regaló Geri para mi cumpleaños, me ayudaron a recuperarme.

Mañana seguimos. Quizás se dé su primer baño Quintin, ya que anuncian 25 grados de temperatura. Me da mucha ilusión.

4 comentarios to “Bitácora de la hija de Neptuno (64)”

  1. GabrielaV Says:

    Muy linda!

  2. saint jacob Says:

    …A mi sí me gustó que Dylan acepte… nos jodió a todos una vez más, ja ja ja…. ¡que linda está Solita en la foto!!!…

  3. lalectoraprovisoria Says:

    Gracias, Gabi!

    Saint Jacob, hoy no nos hables del maldito traidor, que ya tuve pesadillas anoche.

    Besos a los dos,

    F

  4. saint jacob Says:

    …Dylan hizo lo que sus fans -devotos no esperaban… Como siempre… Gloria y Loor…

    …y un abrazo para ustedes!…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: