Bitácora de la hija de Neptuno (63)

por Flavia de la Fuente

26 de octubre

Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 15 grados. Temperatura del aire: 16 grados. Viento: NE 12 km. Olas: 0,9 m. Llovizna. Marea subiendo. Tiempo de natación: 10 minutos.

Hace tres días que suena Dylan en continuado en casa. Quintín cocina champiñones con jamón crudo. Solita descansa detrás mío en su cama. La vida parece apacible, casi maravillosa.

Y ya saben por qué, porque pese al mal tiempo, fui a rendirle homenaje al gran Neptuno.

solihoy


A la mañana, me encuentro en Instagram con una post de Santiago García donde se quejaba por el mal tiempo, y decía que él igual entrenaba todos los días. Yo lo felicité y le dije que yo no podía, que no me animaba a ir al mar con lluvia y viento.

Motivada por el espíritu deportivo de Santiago y las necesidades de mi perra, decidí ir a la playa con Soli. Y estaba hermoso. No había viento y lloviznaba ligeramente. Caminamos muy rápido durante cuarenta minutos, para hacer un poco de ejercicio. La perrita se bañaba en el mar y corría pajaritos.

Cuando volvía a casa, sentí envidia de Solita y de Santiago, así que acalorada por el ejercicio, volví a casa y le pedí a mi entrenador que me acompañara al mar.

Para la tarde se anuncian vientos horribles del SO que limpiarán el cielo pero volarán varios árboles y techos, como siempre.

Y anuncian olas gigantes que me impedirán nadar hasta el viernes, supongo.

Así que hoy, tras muchas dilaciones, me metí en las aguas apacibles del Atlántico Sur.

Nadé feliz diez minutos y hubiera seguido de no saber que los tenía a Quintín y a Soli esperándome afuera bajo la llovizna.

Hasta barrené con las olas de tan juguetona que me sentía.

No sé qué tiene el agua, pero es algo milagroso.

Después de una mañana horrible, ahora estoy lista para lo que la vida me depare.

Quizás los baños de mar ayuden a alcanzar la sabiduría que no logro conquistar pese a mis lecturas y relecturas de las Meditaciones de Marco Aurelio y de Cartas a Lucilio de Seneca, dos de mis libros de cabecera.

La natación de hoy se la dedico a mi viejo que hoy cumpliría 83 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: