Bitácora de la hija de Neptuno (50)

por Flavia de la Fuente

9 de septiembre

Datos del mundo exterior: Temperatura del agua: 10 grados. Temperatura del aire: 18 grados. Viento: NO 26 km. Olas: 0,7 m. Sol y nubes. Marea subiendo. Tiempo de natación: 20 minutos.

Un viaje corto a Buenos Aires y la última tormenta me mantuvieron alejada del mar.

El mal tiempo me vino bien porque aproveché para terminar de editar un par de cortos que filmé con la Gopro en el agua. Me gusta mucho cómo quedaron.

3-marycielo-p1030614

Así que tan lejos del mar no anduve.

Es más, las imágenes del agua que vi mil veces me daban frío, y la idea de volver al mar helado no me resultaba muy seductora.

Ayer fue un día hermoso, pero me borré. Caminé mucho con Solita y retozamos al sol.

Hoy tampoco tenía ganas de nadar, pero me obligué. Y mi entrenador también me puso en vereda.

Lo raro fue que una vez en el agua y nadando seguía con pereza.

Para darme coraje, me puse a tararear mi versión en loop del estribillo de Masters of War mientras reflexionaba sobre cuánto tiempo nadaría. O hasta dónde. O por dónde andaría el lobo marino que había visto ayer.

Fui nadando hasta pasar la rompiente y empecé a bracear hacia el Norte, con la corriente a favor.

Pero había unas malditas olas que venían en contra que me hacían tragar agua. Todo me fastidiaba.

Tampoco podía nadar diez brazadas seguidas con la cara en el agua, lo que habría ayudado, porque me el frío me quemaba la piel.

De pronto, cuando estaba por claudicar, me apareció esta imagen de Santiago García corriendo que vi ayer en Instagram.

A Santiago lo conozco desde hace mucho, desde los primeros tiempos de El Amante y todavía no puedo creer que sea un maratonista.

Le tengo envidia. Quiero ser una atleta como él.

En aquellos tiempos, hablo de la última década del siglo XX, creo que Santiago no corría ni el colectivo. O al menos nunca hablaba de eso. Solo era un maratonista de los chistes en continuado.

Es rara la vida.

Dado que no puedo ser Santiago, y que ni siquiera me gusta correr, decidí tomarme lo mío en serio y nadar sin dudarlo hasta el Solmar, o sea un kilómetro, sin mirar nunca el reloj.

Debía llegar, tardara lo que tardara.

Con frío o sin frío, me decidí a hacer un entrenamiento riguroso, como el que me cuenta Santiago que hace todos los días.

Así que pese al agua helada, hoy estaba a 10 grados, nadé y nadé, pensando en Santiago y su inalterable disciplina.

Llegué a mi meta orgullosa del esfuerzo realizado.

Mi entrenador me felicitó pero siguió en lo suyo. Se lo veía muy intrigado estudiando algo de los caracoles.

Y Solita casi me ignoró.

Volví caminando rápido al muelle y llegué muerta a casa.

Estaba tan cansada que apenas tenía fuerzas para lavarme la cabeza: me costaba pasarme el champú con los brazos levantados.

Una vez bañada, vestida y secada, tomé tres tazas del Viet Oolong que me regaló mi amiga Geri, comí almendras y pasas de uvas y miré Canon de Norman McLaren y Grant Munro en el celular, que lo había recomendado mi sobrina Vera en Facebook. Dura 9 minutos y es maravilloso.

Nunca había mirado una película en el teléfono.

Lo hice porque no me podía mover de la silla.

Pero me gustó ver el corto tan chiquito. Tenía lo suyo ver esas miniaturas tan elegantes y estilizadas. Era mágico.

Junté las pocas fuerzas que tenía y vine a la computadora para escribir mi crónica, como siempre, justo después de nadar.

Y no pude.

Pasaba el tiempo y no podía mover los dedos.

Miraba alelada la pantalla y sin ver nada.

Al final, me rendí y decidí almorzar para ver si mejoraba.

Y acá estoy.

Recuperada del cansancio, serena, y lista para seguir entrenando mañana.

Porque a partir de hoy declaro que empiezo un entrenamiento riguroso.

Mañana la meta es el Balneario Norte. Es el 50% más. Quizás sea demasiado, pero Santiago lo haría. Llegaría con esa cara de agotamiento, pero seguro lo haría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: