Apuntes de la Premier League (1)

por Quintín

Mientras todo el mundo miraba los Juegos Olímpicos (no me abstengo de ellos, pero sí de los deportes con pelota cuyo lugar es otro), el fin de semana pasado empezó la Premier League y vi siete partidos. No voy a comentar cada uno, pero me gustaría hablar de algunos equipos que me despiertan expectativas por un motivo u otro.

65.perrito

Manchester United. La llegada de Mouriño causó una gran conmoción y el equipo ganó sus dos primeros partidos oficiales, si empezamos por la Community Shield (la Supercopa inglesa) que se jugó una semana antes. En el primer partido, United como campeón de la FA Cup enfrentó al Leicester y le ganó ajustadamente, con un tremendo cabezazo de Ibrahimovic muy cerca del final. Por la Premier le ganó con claridad al Bornemouth (el único partido de la primer fecha que se definió por más de un gol) El United se reforzó como nadie. Además del sueco llegaron Pogba, Mkhitaryan (jugador de gran calidad que viene del Dortmund) y un jugador que me sorpendió: el central Eric Bailly, defensor central de 22 años nacido en Costa de Marfil que viene del Villarreal. Hace mucho tiempo (quiero decir mucho tiempo, desde los tiempos de Luís Pereira, Elías Figueroa, Ramos Delgado, Meléndez) que no veía un número dos tan señorial, que jugara sus primer partido en un equipo tan grande como un veterano y le aportara a cada jugada un toque de calidad. Espero no haber sido víctima de la senilidad o de un espejismo.

Mouriño es un amante de la contundencia y de los jugadores de envergadura física. No es casual que haya traído a Ibrahimovic y a Pogba, ni que salga con Fellaini (que tiene técnica y potencia pero es bastante perturbado mentalmente) como volante central. Pero Mouriño también sabe distinguir un jugador que entiende, y ese es el ecuatoriano Antonio Valencia, uno de los pocos grandes (y el más subestimado) entre los laterales del fútbol mundial. Además, su equipo tiene penetración y gol con Martial, Rashford, Depay y hasta Lingard, que se lesionó después de hacer grandes goles decisivos en la final de la FA Cup y en la Community Shield. Pero Mouriño tiene también a Rooney y Rooney es un problema. Rooney tiene apenas 30 años, no está gordo como dicen los tontos y es un jugador querido y querible, que lleva el fútbol en la sangre (me hace pensar en Tévez). Rooney hace goles y jugadas decisivas, pero en su nueva función (desde Van Gaal) como armador del equipo, pierde demasiadas pelotas. No entiendo bien por qué, pero ocurre. No sé cómo sigue lo de Rooney, al que quiero que le vaya bien. De todos modos, por lo visto hasta ahora, con estos jugadores, un equipo corto que presiona y busca permanentemente el pase en profundidad, con mucha menos rigidez que en la era Van Gaal, el United es el mayor candidato a ganar la liga.

Manchester City. El City de Guardiola, al que también le vimos que ganar dos partidos (uno por la Premier, el otro por la clasificación a la Champions) promete ser interesante. En principio porque Guardiola lo es, mucho más que el Ingeniero Pellegrini y sus equipos disciplinados, activos, pero en último análisis cortados, insatisfactorios y temerosos. ¿Qué es lo interesante de Guardiola? Para mí, que tiene una idea que nadie comparte en el fútbol actual: que el juego puede ser elevado a un nivel superior. Y eso no es por una táctica secreta ni por una eficiente motivación de los jugadores ni por un trabajo endemoniado dentro y fuera de la cancha, sino porque es posible (pienso que piensa Guardiola) que su equipo, en cada circunstancia, le ofrezca al receptor de la pelota más de una alternativa. Esta idea, cuando se logra ejecutar, si es que se logra, es de una eficacia demoledora y siempre le da a los jugadores un tiempo para decidir del que los contrarios carecen. Cómo se hace esto en la cancha, no lo sé: por algo el técnico es él y no yo, pero a veces pasa y lo hemos visto en el Barcelona más allá de Messi y en el Bayern Munich más allá de que no tuvo éxito internacional. Además, en sus mejores momentos los equipos de Guardiola, gracias a anticipar los movimientos, producen el ahogo de los rivales, un ahogo que no es producto de la clásica y desgastante presión, sino de que los jugadores propios están en el lugar al que los adversarios rechazan o por donde intentan salir.

Para ejecutar ese libreto, Guardiola quiere jugadores especiales. Lamentablemente, entre ellos no parece estar Yaya Touré, uno de los cracks más grandes de estos años, al que seguramente no va a mantener en el equipo. Guardiola busca, en cambio, jugadores que se desdoblen, que suelten la pelota rápido y se muevan con fluidez. El otro día, contra el Southampton, sorprendió en varios sectores de la cancha. Para empezar el arco, ya que atajó Willy Caballero y no Hart, al que no parece que vaya a tener en cuenta (dicen que ya compraron a Claudio Bravo). Pero también arrancó con Kolarov de central y Clichy de lateral izquierdo. Frente al Steaua en Bucarest cambió los laterales: Zavaleta y Kolarov pero en vez de hacerlos avanzar por la banda a la inglesa para sumarse al volante-wing por ese lado, cuando el City tenía la pelota se movían hacia el medio, como lo hacían Lam y Alaba en el Bayern.

El City se reforzó con Stones, un central joven al que todos le asignan gran futuro, además de Nolito, Gundogan y Sané. No vi jugar a Gundogan ni a Sané, un ganés-alemán de 20 años. Y Nolito, del que había escuchado maravillas, me decepcionó en la Euro. También contra el Southampton, pero en la goleada contra el Steaua hizo cosas brillantes. Si uno pone al lado a Fernandinho, Silva, De Bryune, Sterling, Agüero y Nolito, es decir los seis titulares del medio hacia adelante, hay más manejo de la pelota que en diez equipos de la Premier juntos. Pero eso no siempre se traduce en un buen juego. Contra el Southampton, el City ganó de casualidad, con un penal y un gol en contra al final. Contra el Steaua, en cambio, creó veinte situaciones de gol. Creo que hay dos claves para que el equipo funcione. Una es que De Bruyne y Sterling, jugadores distintos entre sí pero irregulares y psicológicamente inescrutables, encuentren su camino y se sientan cómodos (por ahora, Sterling arrancó muy bien, aunque sigue siendo un jugador de primer tiempo). La otra es que tengo dudas sobre el banco del City. No me parece un equipo que puede sobrellevar lesiones. En ese sentido me pregunto quién va a ser el suplente de Agüero.

Chelsea. Otro equipo que trajo un técnico hot y tiene jugadores admirables. Antonio Conte me sorprendió favorablemente y desfavorablemente en la Eurocopa. Por un lado, me molesta su histrionismo simi(on)esco. Por el otro, logró que Italia, sin figuras brillantes, jugara algunos partidos memorables. Supongo que Conte intentará también tener una defensa sólida y un contragolpe preciso y letal, pero al menos contra el West Ham exhibió algo más: un ritmo vertiginoso, una presión constante y un tratamiento muy digno de la pelota. Con el agregado de Kanté en el medio (que no jugó un gran partido), un grupo de jugadores talentosos como Hazard, Oscar, Matic, Willian y Costa, más una línea de cuatro supersólida a pesar de una edad promedio un poco alta, puede ganar muchos partidos. Pero igual, al Chelsea le falta algo de profundidad y depende demasiado de Costa, que el otro día definió el partido brillantemente. El refuerzo incógnita del Chelsea es Michy Batshuayi, un congolés de 22 años que viene de hacer mil goles en Bélgica y hasta alguno en la Euro. De paso el West Ham, con Payet en el banco y sin hacer debutar a sus refuerzos, dio una imagen muy floja.

Leicester. Hablando de técnicos italianos es probable que Claudio Rainieri, después de una sorpresa como la del año pasado, sea el responsable de que hoy en la Premier haya cuatro técnicos de esa nacionalidad. El Leicester ganó muy bien el torneo en una versión depurada del calcio, con menos fouls y más audacia. Defensa implacable, contragolpe como táctica, centro delantero clásico y atención a los detalles. Pero le agregó una enorme precisión en la salida y el talento de Mahrez, el argelino que fue justamente elegido por sus colegas como el mejor jugador de la temporada anterior. Este año perdió a Kanté, que no es poco, trajo a Musa, que no es mucho y arrancó ofreciendo una versión un poco pálida de sí mismo, con menos constancia y menos precisión. Tanto que perdió con el ascendido Hull que atraviesa una seria crisis institucional (los dueños pusieron el equipo en venta, no le ponen un peso y los hinchas los quieren matar).

Liverpool. Otro técnico estrella, Jürgen Klopp, otro histriónico-histérico pero más simpático que Conte. Su equipo es raro y el año pasado perdió y ganó de modo impredecible. Cuando el Liverpool gana, gana con contundencia y hasta convierte goles memorables, en general porque tiene a un jugador único como Coutinho (el domingo contra el Arsenal metió un tiro libre con dificultad diez y calidad diez en una fecha en la que Shaqiri hizo otro gran gol de tiro libre). Los otros goles fueron muy buenos también, en especial el de su refuerzo Sadio Mané. También se reforzó con el volante Wijnaldum y otro jugador de talento es Adam Lallana. Pero no estoy tan seguro de la estabilidad emocional y futbolística de Firmino y me parece que el Liverpool tiene jugadores más torpes de lo que debería por ser un grande. Lo que nunca entendí es qué funcionamiento pretende Klopp, que parece un contragolpeador sin plan B para un equipo con esa historia. Es cierto que tiene una gran dinámica pero sus jugadores suelen desconectarse o embotellarse y resolver con poco criterio. Es un equipo en observación.

Tottenham. Hizo una gran campaña persiguiendo al Leicester hasta el final y no terminó segundo de casualidad. Pochettino le dio a un equipo que tenía años de ser muy errático un funcionamiento regular basado en la presión constante en toda la cancha y una intención ofensiva cuyo ritmo e intensidad solían terminar minando la resistencia de los contrarios. Con defensores que saben subir y volantes que se desdoblan (algunos, como Erikson, tienen el talento de entender el juego, otros como Lamela el de inventar cosas insólitas), el Tottenham es un buen equipo. No estoy convencido sobre el muy elogiado Delle Ali y creo que depende demasiado de Kane para embocarla. Este año, para ayudarlo trajo a Janssen, el goleador de la liga holandesa, que debutó perdiéndose un gol terrible (no tanto como el que se comió debajo del arco Federico Fernández para el Swansea) y el Tottenham no ganó aunque fue superior. Su rival, el Everton, echó finalmente a un técnico que lo hacía jugar muy mal como Roberto Martínez y trajo a Koeman, que no lo va a hacer jugar bien pero, por lo visto en el Southampton, será más difícil ganarle. No parece que el Everton, que está por vender a su goleador Lukaku, vaya a hacer muchos goles este año. Espero que alguien le termine de dar confianza a Ross Barkley.

Arsenal. No entiendo al Arsenal. En realidad, nadie lo entiende, y sus hinchas le perdieron la paciencia al técnico Wenger. Es sin duda el equipo más amargo de la liga, el que pierde los partidos fáciles que lo llevarían a ser campeón si los ganara. Pero así es cada año, aunque cada año, al final, termina entrando en la Champions y hasta ganando alguna Copa. Otro misterio del Arsenal es por qué se le lesionan tanto los jugadores. Esa vez debutó contra el Liverpool sin Koscielny (un defensor increíble que no tiene el reconocimiento que merece), sin Giroud (su delantero más peligroso), sin Ozil (con todo lo que se puede decir de Ozil), con Cazorla (un mago al que tampoco se le reconoce su gran fineza) y con Alexis Sánchez en baja forma. Otras dos rarezas del Arsenal. Una, Theo Walcott: debutó en la selección a los 17 años, prometía alcanzar el cielo y se quedó. Pero ¿en qué nivel se quedó? Con su cara inexpresiva, puede hacer lo mejor y lo peor en el mismo partido. Técnico, veloz, con capacidad de gol, puede equivocarse en todas las jugadas. El domingo, su arranque fue típico. Le hicieron un penal y lo pateó muy mal, fácil para el arquero. Un minuto después hizo un gol clavándola contra el poste con precisión absoluta, de los goles que nunca hace el que se erró un penal hace un minuto. El relator inglés dijo: “Theo Walcott, an enigmatic talent”. Otra rareza: el gran refuerzo para esta temporada es el suizo Xhaka. Lo he visto en varios partidos del mundial y la eurocopa y no le advertí una sola cualidad.

Swansea. Dejo para el final a mi equipito. Veo con alarma que el Swansea se vaya desprendiendo de sus jugadores de más talento. Primero fue Wilfred Bony, después fue Jonjo Shelvey, este año Ayew y Gomis (había que esperarlo), sus mejores delanteros. Y ahora, nada menos que Ashley Williams, el capitán, de esos jugadores que uno nunca cree que pueden abandonar el equipo. Amat no es un reemplazo idóneo y tampoco creo que Williams vaya a jugar mucho en el Everton. Para colmo, Guidolin lo tiene colgado al coreano Ki y mandó al banco a Sigurdsson, que suple su limitación física (el jugador con menos movilidad de cintura de la historia) con un talento insólito y también a Jefferson Montero, al que solo le suele dar algunos minutos, aunque el sábado entró y resolvió el partido con tres desbordes. En cambio, Guidolin trajo al tanque Llorente y el Swansea va dejando de ser un equipo armonioso para entrar en terrenos sombríos. De todos modos, ganó bien de visitante contra un Burnley muy deslucido. Ahora, no le pidan a este Swansea otra cosa que uno a cero con varias salvadas de Fabianski. ¿Cuánto se puede durar en primera jugando así?

Espero que no se hayan aburrido. Por mi parte, no veo la hora de que llegue el viernes con el adelanto de la segunda fecha.

Foto: Gabriela Ventureira

Anuncios

3 comentarios to “Apuntes de la Premier League (1)”

  1. P*bl* Says:

    No sé por qué decís lo de Barkley que era titular con Martinez y lo sigue siendo con Koeman.

  2. lalectoraprovisoria Says:

    Ya sé. Digo que Barkley nunca termina de despegar. Creo que tampoco tuvo un técnico que le encuentre su lugar en la cancha.

    Q

  3. janfiloso Says:

    Lindo el duelo de los manchesters con Pep y Mouriño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: