Euro 2016 (40)

Gales (3) – Bélgica (1)

por Quintín

Después de la eliminación de Inglaterra por Islandia, este es el segundo caso de un equipo falsamente grande que se va de la Eurocopa tras una derrota insólita. En el caso de los ingleses, su miseria detrás de la ropa de gala era evidente. La de Bélgica no lo era tanto: en los últimos tres partidos, había convertido ocho goles sin que le convirtieran ninguno. Pero solo demostró con eso que era un equipo con buenos jugadores ofensivos, algo que ya sabíamos. Pero también sabíamos que Bélgica no tiene un funcionamiento y depende de la inspiración de sus individualidades, como ocurrió con Hazard en el partido anterior.

41.Ventana 3

Por el otro lado, detrás de la histórica actuación de Gales en el torneo, hay más talento del que suelen tener los equipos chicos. En principio, Gales tiene una figura como Bale, el más modesto de los famosos, un jugador sin divismos, compenetrado con el empeño de su equipo, una actitud que nos se agota en la solidaridad para defender sino en el aporte a la tarea de construir, algo que suelen olvidar los equipos con poca historia. Gales tiene un par de jugadores más de categoría. Uno es el formidable central Ashley Williams del Swansea, un defensor de esos que no se esconden y arriesgan en cada pelota. Otro es el versátil y aguerrido mediocampista Joe Allen, pero el que ha hecho un gran torneo es Aaron Ramsey, cuya inteligencia, coraje y calidad no terminan de sorprender. Pero varios jugadores más aportaron en estos partidos toques de categoría, y hasta jugaron por arriba de lo que se les conoce en los clubes (¡hasta hizo un gol Neil Taylor y hoy casi mete otro!).

Bélgica arrancó el partido con dos defensores titulares menos por lesión, y entre los ingresados figuró el hermanito de Lukaku, un lateral izquierdo que dio muy pocas garantías. Por ese lado, a su equipo le ocurrieron todo tipo de calamidades. Pero Bélgica arrancó con un gol de más, un tremendo pelotazo a los 12′ de Nainggolan, que ya había convertido desde afuera contra Suecia, pero esta vez lo hizo desde más lejos y sin que toque en ningún defensor.

Pero los galeses, como ocurrió durante todo el torneo, siguieron jugando más o menos igual, con sus tres centrales en el fondo, sus laterales que pasaban al ataque y una fluidez para la transición que les deberían envidiar varios equipos (tanto Gales como Italia, que jugaron con línea de tres, fueron muy eficientes en pasar de la defensa al ataque). Incluso, a lo largo del campeonato, Gales encontró una variante que fue la de ubicar a Bale más retrasado y no de punta como jugó los primeros partidos. Esa fue una mejora importante, que le dio una frescura adicional. Sobre los 25 Gales se perdió el gol tres veces en una misma jugada, pero a los 29 hubo un corner de Ramsey que Ashley Williams convirtió con un cañonazo de cabeza.

El segundo tiempo empezó con otro golazo, uno de los mejores de la Eurocopa. Pelotazo largo de Bale que bajó magistralmente Ramsey, la metió adentro para Robson-Kanu, que la paró de espaldas al arco, inventó un giro alrededor de la pelota que dejó a tres belgas descolocados y a él solo frente a Courtois. Al verse solo frente al arquero, Robson no se intimidó. Al contrario, le pegó rápido de zurda y dejó al arquero parado.

Bélgica apeló a todos sus recursos, es decir a los cambios. Ya había aparecido el impulsivo Fellaini en el entretiempo (por el una vez más inoperante Carrasco), después entraron Mertens y Batsuhayi, pero nada interesante devino de la superposición de atacantes, que dejaron a De Bruyne una vez más sin espacio (qué torneo pobre que tuvo De Bruyne, ¿qué hará con él Guardiola?). Y faltando seis, hubo un tercer golazo galés. Corrida del lateral Gunter, cabezazo fenomenal de Vokes (el punta que se alternó con Robson-Kanu y que hoy salió en el banco).

Gales, que nos proporcionó partidos alegres durante todo el torneo, pasó a semifinales y le toca enfrentarse con Portugal, ese equipo diabólico y maligno, uno de los que más oscureció este torneo. Lamentablemente, Ramsey recibió una segunda amarilla y no podrá jugar ese partido en representación del bien.

Foto: Gabriela Ventureira

Anuncios

2 comentarios to “Euro 2016 (40)”

  1. Jose Apoj Says:

    Pensé mucho, durante el partido, en el juego triste y anodino de Uruguay: hay que avisarle a Tabárez que jugar con el corazón y atrevimiento para pelearle el partido a cualquiera no significa que no se pueda, al mismo tiempo, jugar bien al fútbol, ir al ataque y no meterse atrás cuando se está ganando.

    El central de tu equipo (Williams) es un león con todas las letras. Brillante Bale, una fuerza poderosa, jugador todo terreno y que se agranda en las difíciles.

    Bravo por Gales, bravo por el fútbol.

    P.D. pedazo de jugador Naingolan. Lo sigo hace tiempo en la Roma. Es al mismo tiempo cinco destructor tradicional y aceite para hacer fluir la pelota.

  2. cossi Says:

    No ví el partido pero me interesa algo que plantea Q sobre los equipos con poca historia. Ya no salen con miedo, se dieron cuenta que pueden hacer más en ofensiva de lo que en principio se espera de ellos. Lo interesante es que lo de Gales podría ser la continuador de la tendencia que vimos en el último mundial con equipos como Costa Rica.

    De acuerdo con José Apoj en lo que plantea sobre Uruguay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: