Euro 2016 (37)

Italia (2) – España (0)

por Quintín

En estos días, cuando puede haber alargue y penales, trato de ir adelantando la crónica en los intervalos. Pero hoy me pareció innecesario por el resultado parcial y la disparidad entre los equipos. Con decir que en el entretiempo, el titular de El País era: “Amplia superioridad de Italia”. Solo un milagro podía evitar la derrota española y el milagro no se produjo, aunque faltando tres minutos a Piqué le cayó una pelota solo frente a Buffon y el arquero italiano hizo la atajada del campeonato, sobre todo por la importancia y el momento. Hasta ahí, era el otro arquero, De Gea, el que había salvado varias veces a su equipo.

38.hombre trabajando-1

Esta Italia no es un equipo italiano convencional, esos de 90% defensa y 10% contraataque. Digamos que aquí la proporción es 65-35. Ese 65 es conocido, aunque aquí se agrega la línea de tres centrales de Juventus, que funciona con una espléndida eficacia. Pero, por ejemplo, los laterales italianos son verdaderos laterales-volantes y acompañar el ataque es parte de su trabajo permanente. Y también hay que decir que este equipo cuida la pelota, que no la regala y no usa el pelotazo a dividir como arma de ataque, sino la salida veloz y combinada.

Con esas armas, Italia dificultó, casi imposibilitó, la tenencia de la pelota por España en ese primer tiempo y se fue ganando con justicia después de un tiro libre de Eder que De Gea sacó a medias, peleó su propio rebote con Giaccherini y ambos se la dejaron a Chiellini para empujarla. España era una versión pálida del equipo que ganó dos Eurocopas y un mundial, aunque dejó una mejor imagen que en Brasil 2014. Pero está claro que a España le falta renovación, frescura, banco y, sobre todo, poder ofensivo.

En el segundo tiempo, Del Bosque hizo entrar a Adúriz por el una vez más inoperante Nolito. Adúriz, de quien no esperaba mucho, se movió bien, se mostró inteligente y tuvo un partido aceptable hasta que al final se lesionó y fue reemplazado por Pedro. España empezó el segundo tiempo como había terminado el primero: tibio y sin encontrarle la vuelta a esa mezcla de presión, manejo y salida rápida de los italianos. Pero poco a poco, sobre todo después de que Lucas Vázquez sustituyó a Morata, España mostró algo de ese viejo fútbol. Fueron quince minutos, tal vez veinte, en los que a pesar de que sus posibilidades de empatar eran bajas, Iniesta empezó a encontrar respuestas en sus compañeros, Silva se hizo más incisivo y fue un placer ver jugar ese fútbol de toque, paciencia, asociación y profundidad.

Porque ¿qué es lo que tuvo esta selección española cuya supremacía se terminó hoy? El haber sido la única selección de los últimos años (tal vez desde Brasil 70, tal vez Argentina en algunos partidos previos y posteriores al Mundial 78, tal vez Brasil 82) capaz de atacar con eficacia a equipos parados en su campo, sin (necesariamente) aprovechar la ventaja circunstancial del contraataque, el quite o el error. Esa manera de enfrentar defensas cerradas y acomodadas de nueve, diez u once jugadores mediante la circulación de la pelota, la inteligencia y el timing para esperar el momento de inspiración o una ínfima ventaja en tiempo y espacio fue el sello de España. No creo que hoy se pueda repetir algo semejante, al menos a nivel de selecciones.

Ahora, la perspectiva de éxito pasa más por la fórmula italiana: defensa sólida, contraataque rápido, pero además precisión, técnica y desdoblamiento. Eso fue lo que hoy liquidó el partido después de la colosal atajada de Buffon: corrida de Giaccherini, participación de Motta e Insigne, cambio de frente para la entrada del lateral Darmian, centro que se desvía un poco y Pelle que define solo frente al arquero. Me hubiera gustado ver un alargue después del gol perdido por Piqué, aunque seguramente hubiese sido estirar la agonía de un gran equipo.

Foto: Gabriela Ventureira

2 comentarios to “Euro 2016 (37)”

  1. KobaMDQ (@KobaMDQ) Says:

    Gran partido de Italia, me gustó en todas sus líneas. Es verdad lo que mencionás de los laterales, son muy buenos, en especial el pibe De Sciglio del Milán. Tuvo siempre la iniciativa, menos unos 20′ del 2do tiempo en que movió la pelota Iniesta, y fue un justo ganador. Mal España, aunque tuvo sus chances, le falta poder arriba, no lastima nada. Se viene la renovación.

  2. Yupi Says:

    Mundial 82. O Il Sorpasso con Chiellini en el papel de Vittorio Gassman. Impecable partido táctico de Italia. En el primer tiempo Busquets no tocó la pelota, Iniesta y Silva apenas pudieron triangular alguna, y De Gea fue la figura española. Más claro, agua. Dijimos que Italia sabe a qué juega. Alemania también sabe. Terrible partido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: