Euro 2016 (19)

Italia (1) – Suecia (0)

por Quintín

Para quien se ha criado viendo fútbol en la Argentina, para quien ha admirado a los grandes cracks y a los equipos ofensivos de la historia, ver partidos como este Italia – Suecia requiere de un aprendizaje que incluye una buena dosis de paciencia. Este es un fútbol en el que el primer objetivo es que el arco propio quede en cero y el segundo es ver si se puede hacer algo con el arco contrario. Para lo primero hay que defender con superioridad numérica y con gran concentración, para neutralizar las virtudes adversarias. Para lo segundo, aprovechar esas fracciones de tiempo y de espacio que permiten sorprender al rival. Desde luego que los espacios se agrandan y los tiempos se estiran cuando se juega de contragolpe, pero para eso se tiene que producir la oportunidad de un contragolpe. En este partido, por ejemplo, no hubo ninguno.
Si no es de contragolpe, la manera de ganar un partido es provocar el error del rival aunque su defensa esté acomodada y los espacios parezcan reducidos. Las pelotas paradas le dan posibilidades al equipo atacante, pero aquí no hubo ninguna pelota parada peligrosa. ¿Qué queda, entonces? La chispa ocasional, el acto de inspiración, la maniobra repentina que descoloca al contrario. Para eso hace falta indefectiblemente talento creativo en los jugadores. Pero a equipos como Italia Suecia no les sobra esa materia y los jugadores que la tienen no parecen en su mejor forma (pienso en Ibrahimovic). Conscientes de ello, estos equipos no se desesperan, se limitan a ejecutar sus maniobras rutinarias cuando tienen la pelota, a tirar algún pase largo por si aciertan (lo hizo Bonucci contra Bélgica), a mandar algún lateral al ataque como Olsson o Candreva, o a esperar un error. Y si no, paciencia.

20.metrobus santafe

Hoy hubo que tener mucha paciencia. Hasta los 81′, no hubo una sola jugada de gol, no hubo un solo tiro al arco peligroso, se podría haber jugado sin arqueros. Pero una verdad del fútbol es que ningún equipo aguanta fresco los 90 minutos y el cansancio provoca un ligero relajamiento en la disciplina y en los reflejos (sobre todo ofensivos, pero también defensivos). Los italianos son maestros en el arte de llegar al final lo mejor posible e incluso de intentar ganar los partidos cuando el adversario demuestra algún signo de fatiga. Y hoy demostraron una vez más que Italia es un equipo defensivo que quiere ganar.

A los 81′, Florenzi tocó para Giaccherini, que metió un pase perfecto (muy parecido al de Iniesta a Piqué contra la República Checa) para Parolo, cuyo cabezazo pegó en el travesaño. Allí Conte puso a Sturaro por Florenzi, el lateral volante por izquierda (que a su vez había reemplazado como titular al más defensivo Darmian) y ubicó a Giaccherini en la izquierda como para ver si por allí podía llegar el desequilibrio. Esta Copa ha demostrado con creces que los partidos se aceleran sobre el final y los tiempos se hacen más lentos: lo que no se consigue en 85 minutos, se logra en los cinco finales o en el descuento.

Y así fue una vez más, de un modo completamente inesperado. Sacó un lateral Chiellini por la izquierda. La bajó de cabeza el pelado Zaza (que había reemplazado como punta a Pellè) y la pelota fue para Eder. Eder estaba en el borde del área y tenía tres defensores adelante, pero en un toque de genialidad vio el claro entre ellos y pegó el pique corto. De pronto quedó frente al arquero y definió con un derechazo magistral. Eder ya había hecho un golazo contra Suecia, pero en otra circunstancia del partido. Hoy nos dejó asombrados y la paciencia se vio recompensada. Siempre estamos a tiempo de aprender.

Foto: Gabriela Ventureira

Una respuesta to “Euro 2016 (19)”

  1. Yupi Says:

    Esta Italia parece armada sobre el molde de la del 82: defensa impasable y transiciones rápidas. La diferencia con aquella es que el mediocampo no tiene tanta calidad y arriba no está Paolo Rossi en estado de gracia. Pero sabe a qué juega. Con eso solo ya va a dar guerra hasta el final.

    Pta. Bien Varsky anoche. Tuvo cortito al relator, que no parecía entender que en fútbol el débil es USA, no Ecuador, hizo comentarios atinados y hasta pidió a Juanito Cazares, quien por supuesto no jugó un solo minuto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: