Diario intermitente (47)

por Quintín

4 de noviembre

Demasiada vida social en las últimas horas hacen que no haya podido escribir para el diario como me proponía. Ayer fue el estreno de Flavia, un momento esperado y temido que transcurrió con felicidad. Había muchos amigos y simpatizantes en la sala y la recepción fue muy cordial. Flavia estaba contenta por los elogios y hasta relajada. Seguirá así hasta dentro de unas horas, cuando llegue la segunda función de Los diarios de FF. Pero parece que el enorme esfuerzo solitario de estos años está empezando a dar frutos y su cine doméstico y personal tiene un amplio futuro.

Lapizza

Siguen las noticias familiares. Me acabo de encontrar con un pariente al que nunca había visto. Fue así: me crucé con Lorena Muñoz en el comedor y me dijo que estaba con Diego Lublinsky, que tiene una película en el festival que se llama Hortensia. Resultó un tipo muy agradable y estuvimos tratando de reconstruir cuál era exactamente nuestro parentesco, cómo era exactamente ese árbol genealógico que reunía judíos de Minsk con judíos de Kiev. Una sola persona puede aclarar el misterio que es el tío de Diego y primo segundo mío, Marcelo Lublinsky. Vamos a tener que consultarlo.

Ayer, antes del estreno, vimos con Flavia (y con mi suegra, Mar del Plata es un festival de la familia) Infinitas, tres horas y media del ruso Khutsiev (como se ve, ya no lo llamo despectivamente “soviético”). Es una gran película, de una originalidad llamativa y poderosa que la pone a salvo del academicismo. Con su ritmo lento pero seguro y constante, recuerda a pocas cosas que yo haya visto (aunque Boris la comparó con El espejo de Tarkovski y con El arca rusa de Sokurov), pero uno puede inscribirla en el género “balance antes de la muerte” al que pertenece por ejemplo Cuando huye el día de Bergman (no es de las peores de Bergman, pero esta es mucho mejor). También pertenece al género del doble (al que pertenecen casi todas las buenas películas, como por ejemplo Deux, Rémi deux de Pierre León, que resultó un tipo encantador): un hombre encuentra al fantasma de sí mismo cuando era joven y ambos recorren la película y la historia de Rusia, pero de un modo muy espacial. Salvo por un breve fragmento que transcurre durante la segunda guerra (una referencia a otra película suya) Kuthisev viaja del presente al 31 de diciembre de 1899 (como Iosseliani en Los favoritos de la Luna) y después se instala durante una media hora en el desfile de los soldados que parten para el frente en la primera guerra. Es posiblemente el desfile militar más largo que se haya visto en un film de ficción, pero lo curioso es que en pleno momento del colapso de la Unión Soviética (la película es de 1992), Khutsiev omita toda referencia a la Revolución y a la historia rusa posterior. No logro entender qué tenía el director en la cabeza, cuál es su mirada sobre el asunto, si hay un mensaje político en el tratamiento de la cotidianeidad rusa como si el comunismo no hubiese existido. De todos modos, la última secuencia de Infinitas es seguramente la mejor del festival.

Anuncios

Una respuesta to “Diario intermitente (47)”

  1. Yupi Says:

    Raros rusos. En las cartas que se conservan del frente oriental en la II Guerra los soldados alemanes constantemente se preguntan si no habrán subestimado a los rusos, que no parecían morir en absoluto por Stalin sino por un amor loco a sus ciudades. Me gustaría ver una película sobre el olor a Rusia que fuera más allá de la sinestesia sonsa. Era único, inconfundible. Empezaba en Aeroflot y una vez en tierra lo impregnaba todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: