El corazón de las tinieblas

Publicada en Perfil el 11/10/15

por Quintín

En el festival de Valdivia veo La terre penche, una agradable película de Christelle Lereux. Allí se muestra el cementerio chino de Noyelles-sur-Mer, una localidad de Picardía en la que yacen más de ochocientos culíes, es decir trabajadores asiáticos reclutados por las potencias coloniales para trabajar en condiciones patéticas. En este caso, se trata de parte de los cien mil chinos que utilizó el ejército aliado durante la Primera Guerra Mundial y murieron en masa. Los de Noyelles, en particular, fueron víctimas del cólera y la gripe. Me sorprendí pensando que sabía muy poco de la historia del siglo XX.

Santiago

Unos días antes había tenido la misma sensación frente a Ecuatoria, un libro de Patrick Deville cuyo tema es el Africa colonial y poscolonial, que se centra en la figura de Pierre Savorgnan de Brazza (1852-1905), excéntrico explorador francés de origen italiano que fundó la hoy República del Congo. Deville es un autor interesante, de quien hace poco se publicó también Peste y cólera sobre un discípulo de Pasteur que, tras descubrir el bacilo de la peste bubónica, se refugió en Indochina y se transformó en un benefactor al que los vietnamitas todavía recuerdan oficialmente. La suerte de Brazza es más ambigua: su mausoleo en Brazzaville es objeto de controversias y para algunos es un homenaje al colonialismo aunque Brazza fue un ferviente antiesclavista.

Por Ecuatoria desfilan una serie de aventureros, nativos o extranjeros, que pasaron por el continente africano, desde Tippu Tip al Che Guevara. Tal vez el libro sea la prueba de que la literatura de viajes es un género agotado: Loti, Verne y Conrad escribieron cuando el mapa de Africa tenía un gran blanco en el centro y los grandes ríos no tenían nombre. Deville lo hace desde la misantropía y la idea de que el inventario de la destrucción es una tarea excesiva para cualquiera. Sin embargo, en su recorrida africana tras los pasos de Brazza encuentra situaciones que merecen ser narradas. Durante 2006 en Kigoma, Tanzania, en un campo para refugiados de las guerras civiles de los países vecinos (que son muchas), se dicta un seminario de teoría literaria a cargo de tres profesores llegados de la República Democrática del Congo (que no es la que fundó Brazza sino la de los belgas, que después fue el Zaire de Mobutu, una dictadura de derecha rodeada de dictaduras marxistas-leninistas). Allí, se examina a los alumnos sobre narratología a partir de apuntes que contienen abundantes citas de Barthes, de Todorov, de Bourdieu y de Lukacs.

El examen podría ser el de alguna facultad argentina. Pero no creo que los alumnos tengan la menor idea de quién fue Brazza ni de las guerras civiles africanas (no creo que sepan siquiera donde quedan esos países), como tampoco creo que los alumnos de Kigoma sepan qué pasó con los chinos en la Primera Guerra. Mi duda es si la globalización de la teoría literaria no es el correlato perfecto de una enseñanza de la historia cada vez más maniquea y al servicio de los nacionalismos, siempre negadores de las complejidades de la acción política y justificadores de tropelías y masacres. Deville empieza constatando que hoy nadie sabe quién fue Albert Schweitzer ni menos aun lo ha leído y en un momento desliza una frase demoledora: “toda ignorancia es culpable”.

Foto: Flavia de la Fuente

Anuncios

9 comentarios to “El corazón de las tinieblas”

  1. Yupi Says:

    Adolfo siempre vuelve. Por una lógica interna el coreano huye hacia la aniquilación. Ni siquiera se toma el trabajo de innovar: un desfile de uniformados con antorchas. ¡Con antorchas! En fin. Si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla. Espero que los yanquis mantengan la calma y no transformen a Corea del Norte en un gigantesco cráter.
    http://elpais.com/elpais/2015/10/11/videos/1444564120_616215.html

  2. Francisco de Zavalía Says:

    Un muy lindo libro sobre el tema es “King Leopold’s Ghost” de Adam Hochschild que trata de la colonización belga del Congo. A diferencia de Hitler, a Lepoldo le importaba solo la guita. Pero lo que hizo en el Congo belga solo es comparable con lo que hizo Htiler en Europa del Este.

  3. La Novia de Troll Says:

    https://www.youtube.com/watch?v=s-lDY02DThk :D

  4. Yupi Says:

    El nacionalismo en sus dos versiones, nazismo y comunismo, es un experimento que sigue hasta que muere la última persona. Cuando se supo del suicidio de Hitler gran parte de los alemanes sintió alivio. Durante los últimos años su mayor miedo había sido que lo capturaran vivo y que fuera expuesto en una jaula como un animal exótico, al que podría admirarse a cambio de unas monedas. Encuentro maravillosa esta historia.

    Acá la ceremonia completa del coreano. Ya el tono de los locutores (creo que hay uno que llora) me da ganas de sacarme una foto con el pato Donald y aun con el Tío Patilludo.
    http://www.youtube.com/watch?v=YfIJ4T85QLA

  5. La Novia de Troll Says:

    ja “expuesto en una jaula como un animal exótico” muy bonito!! (Hollywood imaginó sobrevidas más sofisticadas!! https://www.youtube.com/watch?v=f88DAXzcozo …aunque el asunto acaba mal en algún auto!!)

    …Igualmente sacarse fotos con el pato Donald o su tío patilludo, avatares de lo peor, es acaso un excesol teniendo ya las remeras, hombre!! :D

  6. Yupi Says:

    jaja mach schnell!!! Acá la secuela española con Jess Franco de invitado. Apúrese a verla antes de que la levanten. No será una obra maestra, francamente, pero qué quiere para un feriado.
    http://adf.ly/217062/banner/http://amorlatinochat.com/Ellos-robaron-la-picha-de-Hitler.html

  7. La Novia de Troll Says:

    Jess Franco, no me haga esto que lo veo, ehhhh!! :D

    ps: …y queda demostrado el axioma: “los peores no respetan grandes, ancianos, o grandes ancianos!!” -por aquí tenemos un par que también, de vez en cuando, secuestran a Laiseca para sus “experimentos en lo audiovisual”!! :D

    Sdos

  8. Johny Malone Says:

    “Ellos robaron la picha de Hitler” jajaja, qué título. Igual, no sé para qué la querían si, por lo que sé, no servía para nada.

    Ahora, si quieren ir al corazón de las tinieblas versión 2015, vean “Sicario”. Tuve que tomar algo fuerte cuando salí del cine. Obra maestra del horror.

  9. Yupi Says:

    Cierto, esa pasión por los uniformes y el peluquero resulta sospechosa. Lo pensé al dejarme la barba hipster. Es increíble el tiempo que lleva cuidarla, sin contar el efecto visual. La cara se alarga y, lo que es más raro, se ladea. Pasen un buen viernes.
    http://www.youtube.com/watch?v=1SNhN9msuIk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: