Política y memoria

Publicada en Perfil el 3/5/15

por Quintín

La memoria solía ser una función mental, una cualidad de los individuos, una exposición de recuerdos antes de transformarse en bandera política de la izquierda del siglo XXI. “La memoria” es lo que no quiere ser recordado y emerge del pasado no como un fragmento más de la historia sino como la reivindicación de consignas políticas del presente. En un sentido, nada de esto es nuevo. Denodados y a veces heroicos fueron los esfuerzos para que no se perdieran los testimonios de los campos de concentración nazis, ni del Gulag, ni los del genocidio armenio, ni los de los ejecuciones en la Patagonia, motivados en buena medida para prevenir la repetición de cosas semejantes. La historia del horror y la injusticia es también la historia de la lucha para que no sean olvidados. Pero hay una diferencia con cierto combate político actual, el que ha convertido la memoria en La Memoria.

Elbotánico

En el reciente Bafici se proyectó una película que ilustra muy bien el tema. Me refiero a Equí y n’outru tiempu (Aquí y en otro tiempo) que habla de los guerrilleros que se refugiaron en el monte asturiano y resistieron al franquismo aún años después de terminada oficialmente la Guerra Civil. La película de Ramón Luis Bande utiliza un dispositivo simple pero de notable fuerza dramática para recordar la muerte de cientos de estos hombres cazados por el régimen entre 1937 y 1952. Tras una leyenda en la que se consigna la fecha en la que murió cada guerrillero, en un plano de un minuto se muestra el lugar del hecho, filmado el mismo día del año pero más de medio siglo más tarde. El director Ramón Luis Bande afirma que la película (acompañada por un libro y una exposición) representa un pasaje del documento al monumento, un monumento a los caídos erigido en la inmaterialidad del cine. Se puede discutir que la película emplee la palabra “asesinato” para referirse a cada muerte de los homenajeados. Bande sostiene que la intención del franquismo era emboscarlos y exterminarlos, por lo cual no fueron capturados vivos. Pero el término podría servir también para describir algunas acciones guerrilleras y lo que podría ser una discusión hacia el establecimiento de la verdad histórica se convierte en una disputa entre posiciones políticas. Esto queda más claro cuando Bande sostiene que la transición española es un engaño y que la lucha antifranquista y la lucha actual contra el capitalismo es la misma. Así es como la reescritura de la historia pasa a ser una batalla más y la memoria se convierte en un trofeo que cuando está en poder del bando propio se escribirse con mayúscula.

En otra película del Bafici, Une jeunesse allemande, se habla de Ulrike Meinhof, la guerrillera de la Fracción Roja que murió en la cárcel en 1974, víctima de un suicidio más que dudoso. Utilizando un asombroso material de archivo, se muestra allí la evolución de Meinhof, el camino de una joven atractiva y brillante que siguió la lógica militante de no reconocer ninguna razón a sus adversarios, asimiló el nazismo al gobierno de la República Federal (sin que lo que ocurría del otro lado del Muro le preocupara) y pasó a la clandestinidad y a la lucha armada. La película complace casi cualquier posición política y solo la tragedia es indiscutible. En la de Bande, en cambio, la lucha continúa.

Foto: Flavia de la Fuente

Anuncios

8 comentarios to “Política y memoria”

  1. Hugo Abbati Says:

    Muy buena nota, quizá breve, uno desearía más despliegue sobre un tema que caracteriza la pobreza presente de la izquierda con sus constantes recuerdos de un pasado “glorioso”, inmune a la crítica, que justificaría cualquier desmán aquí y ahora. Respecto a la complejidad de la vida y a la simpleza de ciertos análisis, recuerdo que al llegar a España preguntaba a gente ya muy mayor sobre la guerra civil, y era habitual que dijeran: yo caí del lado de los republicanos, yo del lado de los nacionales. Ese “ya caí del lado de… “, en su radical aceptación del azar como constructor de laHistoria, no parece que vaya a ser tenido en cuenta cuando, como muy bien expresa la nota, la memoria se transforma en La Memoria. Las monstruosidades derivadas de esto son evidentes: cualquier “perejil” asesinado (esta vez sí) por la dictadura que padecimos, junto a la sonrisa de Aníbal Fernández, heredero “político” del relato “heroico” construido a raíz del horror. Repito: muy buena nota.

  2. Yupi Says:

    He aquí que finalmente nos hallamos en perfectas condiciones de adivinar literalmente, sin temor a equivocarnos, lo que pondrá en la última pintada de la última pared que quede en pie en toda la historia de la especie humana: “¡Qué vergüenza!”.

    R. Sánchez Ferlosio, La hija de la guerra y la madre de la patria.

  3. Eduardo Reviriego (Daio) Says:

    El problema no sería tanto la memoria, sino más bien los llamados “militantes de la memoria”, cuyo inconveniente como sostiene Henry Rousso “no es la militancia en sí, sino el peligro que para el militante, el fin justifica los medios, y los militantes aceptan a veces mentir sobre la historia, muchas veces intencionalmente, para salvaguardar una idea pura y simple del pasado, con buenos y malos bien identificados, fuera de toda la complejidad de los comportamientos humanos”.-
    Por eso, dice Tzvetan Todorov que no todos los recuerdos del pasado son igualmente admirables: “Cualquiera que alimente el espíritu de venganza o de desquite suscita, en todos los casos ciertas reservas”. Debiendo por lo tanto preguntarnos “Si existe un modo para distinguir de antemano los buenos y los malos usos del pasado? Nos enseñará este autor que hay que separar entre “una memoria literal, que convierte en insuperable el viejo acontecimiento, desemboca a fin de cuentas en el sometimiento del presente al pasado” y una memoria ejemplar, que “permite utilizar el pasado con vistas al presente, aprovechar las lecciones de las injusticias sufridas para luchar contra las que se producen hoy día y separarse del yo para ir hacia el otro”.-
    Al preferir la memoria frente a la historia como hace Bande se cuenta con una ventaja: de que al ser la memoria una construcción retroactiva, no se buscan verdades, si por verdad se entiende la coincidencia entre los relatos de los testigos y los hechos, no interesa demostrar la existencia efectiva de los acontecimientos que se narran, tal como se los narra, ni de la razón última por la que han ocurrido, ni de la narración completa de los acontecimientos históricos. Todo relato es siempre una invención, tanto del que lo cuenta como del que lo escucha; o sea ambos interpretan, sin que esto tenga nada que ver con cuestiones de verdad o de mentira. Las mentiras y los olvidos valen tanto como los recuerdos y las confesiones, puesto que se busca construir una imagen, una representación: la memoria se convierte así en una reconstrucción ritualmente actualizada de nuestro pasado y una invención del presente.
    Como dice Héctor Schmucler se corre el riesgo de que la memoria termine convirtiéndose en una moda académica, con fuerte impregnación mediática, con la doble amenaza, por un lado de que con la proliferación de la virtud heurística de la palabra, el concepto de memoria “quede doblegado por el parloteo intrascendente que caracteriza nuestra época”, y por otra parte “existe el riesgo de otorgarle a la palabra memoria una función ejemplificadora (cuando no mágica) devota de un determinismo opaco”, que deseche el necesario anclaje histórico, convirtiéndose en una superficial invocación que producirá la inmediata visibilidad de una significación que un grupo le ha otorgado de antemano.-
    Si a todo ese se le agrega la atracción mágica de la película, frente al aburrimiento y terror que producen en muchos los libros, está todo dicho.

  4. Yupi Says:

    Fuera de tema. Tras muchas sesiones con mi analista estaba por superar la final del mundial. En 3 minutos Messi anuló la terapia. ¿Ustedes vieron eso? En el primer gol abre el pie como para pegarle de chanfle al segundo palo y saca un latigazo al primer palo, y en el segundo al revés, parece que le pegará de zurda al primer palo y la pica con la derecha al segundo (¿cuántos goles lleva con la derecha este año?). Sencillamente magistral. Propongo nacionalizar a los otros 9 jugadores del Barcelona.
    http://www.youtube.com/watch?v=-ZvNbFJsEic

  5. Eduardo Reviriego (Daio) Says:

    Aunque también está fuera de tema, pero ya que hablamos de memoria, hurgando un poco en el pasado, nos encontramos que se ha cumplido el sueño de los pibes K:
    Según se recuerda, el matrimonio K habría trabajado para la financiera Finansur, en las que empuñando como arma mortal la circular 1050, comenzaron a construir su imperio; bueno, ahora han adquirido el paquete mayoritario de la reconvenida financiera, el actual banco Finansur, claro que para que el Central autorizare la operación, el “Kici” metió -si acuerdo del senado- tres nuevos directores.
    Cuando estudiaba en la facultad, a los regímenes políticos en los cuales sus mandamás utilizaban las estructuras del Estado para acumular riquezas, se lo llamaba patrimonialistas. He ahí un buen ejemplo de esos sistemas.

  6. Yupi Says:

    Anoche tuve el sentimentalismo de ver River-Boca. Qué error. Gallardo, que había empezado arriesgando, ya reculó, volvió a la casita de los viejos, la creencia idiota y nefasta de que el verdadero fútbol se juega menos en los mundiales que en el torneo local, y aun más en la tercera división que en la primera. Nada de toques ni pavadas: doble cinco, volantes que metan y defensores que tiren pelotazos. La figura: Ponzio. Todo eso envuelto en los estertores nasales de Closs y el comentario tautológico de Niembro me hicieron pensar que no sé si habrá otra vida, pero lo que es ésta parece una broma pesada.
    http://www.youtube.com/watch?v=a-CpfwaBahU

  7. Marcelo Calleja Says:

    Mi estimado Yupi, ni siquiera la presencia de Closs puede llevar a un ser humano a colgar un tema de la Bersuit. Vamos, usted me hace pensar en el ciclo fatal de la víctima que se convierte en victimario…

  8. Yupi Says:

    Póstumo Calleja, fue adrede. Lo hice en la ilusión, tal vez peregrina, de que comprendan el estado de mi sistema nervioso central. Hasta la victoria del socialismo sodomita siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: