El futuro nos alcanza

Publicada en Perfil el 14/12/14

por Quintín

Después de pensar largamente, como todas las semanas, me disponía a escribir la columna de Perfil cuando me sorprendió el futuro y tuve que cambiar de tema. Todo empezó con un tuit que decía: “El mejor álbum de Duke Ellington es uno de sus menos conocidos y suena como nunca”. Agregaba el link a un artículo de Slate, una publicación online. Hice click y llegué a una nota de Fred Kaplan en la que hablaba de Masterpieces of Ellington, un LP de 1951 que vendió muy pocas copias, no llamó la atención en su reedición en CD en 2004 y ahora acaba de ser revivido en vinilo por Analogue, un sello de Kansas del que nunca escuché hablar, pero que Kaplan define como “leading audiophile label”. Kaplan atribuye el fracaso del lanzamiento original a que se trataba de un disco 33rpm de 12 pulgadas antes de que se vendieran masivamente los aparatos que permitían reproducirlo.

cine

Pero Ellington aprovechó el espacio para grabar versiones extendidas de sus clásicos y así el disco empieza con una versión de 15 minutos de Mood Indigo. En ese momento decidí que tenía que escucharla. Un día antes, le había preguntado en Twitter a Eliseo Brener (el hombre que escuchó todos los discos) qué músico de jazz latino era imprescindible y Brener contestó: Noro Morales. La Wikipedia me informó que era un pianista de Puerto Rico nacido en 1911 (el mismo año que mi padre, que también tocaba el piano y tal vez lo haya conocido). Intenté bajar de la web algo de Morales, llamado “El bárbaro del ritmo”, pero no encontré mucho aunque pude escuchar algún tema suyo en YouTube. Pero YouTube está organizado en base a canciones y yo soy de la época de los álbumes. Intervino entonces Sandra de la Fuente, mi cuñada crítica de música, y dictaminó que lo que yo necesitaba se llama Spotify y me ordenó que pagara 36 pesos por mes para acceder a la versión libre de avisos. Me decidí, descargué el programa, acepté el mes gratis de prueba, busqué “Noro Morales” y allí había más de 30 discos de Noro, que no es ni un poco peor de lo que dice Brener. Luego, otros amigos me indicaron otros nombres (Marcos Loayza, por ejemplo, sugirió escuchar a Ignacio Cervantes, Gonzalo Rubalcaba, Roberto Fonseca y el Trío Matamoros) y pasé varias horas escuchando salsa, música afrocubana o como quieran llamar este género o combinación de ellos.

Las circunstancias se encadenaron para que, sin terminar el artículo de Slate, visitara Spotify. Comprobé que Masterpieces está allí y le da la razón a Kaplan: es de lo mejor de Ellington (que es como decir lo mejor de dios). Algún purista dirá que lo que estoy escuchando no se compara a la experiencia de tocar el nuevo vinilo en un equipo sofisticado. Pero no tengo plata para eso y, en cambio, accedí a una pieza increíble al minuto de haber conocido su existencia. Hasta hace muy poco, satisfacer una curiosidad musical semejante habría requerido de tiempo, dinero y determinación en buenas dosis. Esta epifanía se debe a la tecnología digital, pero además del hardware han participado en ella dispositivos como Twitter, Slate y Spotify: es decir, las redes sociales, la crítica online y la música a pedido. Me siento como mi abuelo frente al televisor, aunque Flavia sostiene que el catálogo de películas que le ofrece Netflix es altamente sesgado e insatisfactorio.

Foto: Flavia de la Fuente

Anuncios

8 comentarios to “El futuro nos alcanza”

  1. Yupi Says:

    Mi abuelo decía que no sabía hablar por teléfono. Sin ir más lejos yo soy un hombre anterior la línea telefónica directa y aun a la Copa Sudamericana, que el otro día desató la euforia más alocada. Pero lo del piano no tiene perdón. Antes nunca faltaba uno en las casas, buena costumbre perdida para siempre. Supongo que lo que se pierde por un lado se ganará por otro, pero… En memoria de las casas con piano esta hermosa pieza.
    http://www.youtube.com/watch?v=SsPSVK1YRyc

  2. Diego Says:

    Hace 10 años mas o menos, cuando estudiaba cine en La Plata debía cruzarme toda la ciudad para alquilar alguna película de Ford o los hermanos Marx o quien fuera. Y además ese unico lugar en donde se encontraban esas cosas solo abría sabados y domingos.
    Sí, perfectamente dicho aquello del tiempo, la determinación y el dinero.

  3. GEA Says:

    Gracias por recordármelo, Sr Q! Lo tenía pendiente:Duke Ellington era uno de los favoritos de mi viejo, cuando escuchaba música (prácticamente sólo tango y jazz) y suena en algún lugar de mi memoria.
    Me apuré a bajarme un álbum en el IPod, así lo disfruto en las vacaciones: Ellington & Coltrane (aunque no tenga red).
    Cuando pueda, seguiré el camino que indica en su nota hacia el LP tan elogiado.
    Estuve por sus pagos, después de varios años; compré libros en la librería vieja y ví que sólo queda el cine de la foto de Flavia.
    Les envío saludos a ambos, con buenos deseos para el año que comienza (aunque haya que esperar hasta su final!)

  4. Javier Says:

    Quintín,
    no he usado Netflix. Pero con Torrent se puede bajar de todo.

  5. Yupi Says:

    Pta. No puedo creer que Gallardo haya regalado el torneo por una copa que ni existía cuando él jugaba. Más bien no puedo aceptarlo. Sospecho que en breve veremos llorar al que me mete un penal y dar la vuelta olímpica en los torneos de verano.

  6. Montañés Says:

    Quintín, el disco de Ellington también está en Grooveshark, una plataforma gratuita de streaming que tiene un crecimiento constante (aunque es acusada de “piratería” por medios mainstream pagos y está en la mira para ser borrada como The Pirate Bay). Se pueden bajar canciones y álbumes enteros de Grooveshark con la aplicación JDownloader.

    Y en una lista de imprescindibles del latin jazz me parece que no puede faltar Michel Camilo.

  7. Vanina Says:

    Un indispensable grupo de jazz latino es IRAKERE. Integrado por Chucho Valdés, Arturo Sandoval y Paquito D’Rivera, entre otros.
    Y tampoco hay que olvidar a nuestro Gato Barbieri, uno de los próceres de la vertiente.

  8. Mario C. Says:

    Nunca tan certera Flavia, no existe servicio de streaming donde se pueda acceder al catalogo universal del cine; por el momento solo nos queda conformarnos con la descarga mediante torrents.
    Saludos
    MUY BUEN AÑO!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: