Los siete samurais y la cinefilia

Publicada en Perfil el 21/9/14

por Quintín

Dirigida por Rafael Filippelli, con Sergio Wolf como secretario de redacción, un comité integrado además por Mariano Llinás, Hernán Hevia, Rodrigo Moreno, David Oubiña y Juan Villegas acaba de aparecer la Revista de cine, cuyo nombre recuerda a La revue du cinéma, publicación francesa que fue un antecedente de los célebres Cahiers du cinéma.

Bolivia.90.Puerta.P1060224

La mención a los Cahiers es oportuna porque la Revista está impregnada por un ajuste de cuentas con la política de los autores que se gestó allí en los años 50 para diseminarse e influir en los críticos de todo el mundo, incluida esta orilla del Río de la Plata. Así, el último artículo de la Revista es la traducción de un artículo de los Cahiers actuales que se llama “Las 10 taras del cine de autor”, donde se renegaría de las viejas ideas. El primer artículo, a su vez, marca la línea editorial. Se trata de una conversación entre los redactores centrada en la crítica argentina de los últimos años en la que predominan la confusión, el rencor, el ninguneo y el lamento de directores que se quejan porque no son acompañados por los críticos como se lo merecen. En ese aspecto, se acercan a la tradición más industrial, nacionalista y vetusta del cine local.

El resto de las 136 páginas contiene unas cuantas notas orientadas a dotar a la revista de prestigio cultural, a abrumar al lector con análisis minuciosos o a proseguir la batalla por refundar (o refutar) la crítica desde una perspectiva entre académica e insidiosa, con pocas aristas originales. Pero también hay una nota muy recomendable de Villegas en la que el autor discute consigo mismo el sistema de subsidios del Incaa que resulta en películas mucho más caras y más mediocres de lo que sería deseable.

Y también están las dos notas de Mariano Llinás, el último caudillo del cine argentino, que le aportan vitalidad al estilo más bien lúgubre de la Revista. Autor de una obra escasa pero interesante como director y bastante fallida como productor, Llinás es un personaje colorido, cuyo liderazgo megalómano recuerda (en otra escala) al de Glauber Rocha. Llinás quiere ser la voz de una generación y librar una guerra internacional contra el cine dominante. En el elocuente artículo titulado “Nuestros demonios” Llinás la emprende contra la industria, el profesionalismo, los fondos europeos y el Incaa, “esa Gran Usina Reaccionaria”. En el otro, intenta demostrar que Fritz Lang fue un artista en la Alemania de la UFA, cuando trabajaba con su esposa nazi, pero fue mero empleado insatisfecho que hacía banalidades en Hollywood. Llinás, polemista intenso y chicanero, busca afirmar su propia posición artística y para eso repasa con desdén la películas americanas de Lang. Tramposamente, omite las últimas y se detiene antes de llegar a Moonfleet (1955), una obra maestra que Serge Daney tenía entre sus favoritas. La Revista, cholula con los nombres importantes, incluye un homenaje a Daney escrito por Víctor Erice. Daney dice que en Moonfleet el protagonista elige a su padre por fuera de la genealogía y así define la cinefilia, esa pasión plebeya, liberadora y enemiga de las jerarquías contra la que se construyen intentos resentidos como los de Positif o la Revista de cine. Después de tanto tiempo, la cinefilia sigue teniendo algo indigerible.

Foto: Flavia de la Fuente

26 comentarios to “Los siete samurais y la cinefilia”

  1. boudu Says:

    Beyond a Reasonable Doubt es muy buena también

  2. boudu Says:

    una nueva revista impresa en el 2014? que atrasados estamos

  3. Woodroow Wilson Guns Says:

    While the City Sleeps, Scarlet Street, The Woman in the Window, Rancho Notorius, Beyond a Reasonable Doubt, Clash By Night… etc.
    Si si, claro, Lang en Hollywood fue un oficinista…
    Y también fueron mediocres oficinistas Tourneur, Preminger, Sirk, Hitchcock…
    No hay nada que hacer, la necedad se recicla.

  4. JC Says:

    No leí aún la revista pero en una columna de Diego Battle se citan veintisiete líneas del texto y algunas de las referidas a la crítica son un papelón, similares al discurso indignado de un Campanella o un Rafecas cuando no se sienten apoyados.
    Esto decía Llinás en El amante en 2002 cuando todavía podía jugar a que no era parte de un establishment:
    “No hay un triunfo en el solo hecho de cambiar las cosas. Las cosas cambian, de algún modo, siempre. Los del sesenta también creían que eran el cambio, que eran lo Nuevo y hoy los vemos como algo lejano y triste. (…) Triunfamos apenas en desalojar a los crápulas de antes, en distraer la atención de los polvorientos pasillos del Instituto o de Sica (…) en esquivar el Tita Merello, el festival de Mar Del Plata y ese tipo de tonterías deprimentes. Triunfamos, apenas, en ser más elegantes. (…) Pero nosotros acabamos siendo cínicos. Nos engolosinamos con los estrenos, con las tapas de revistas, con ir a Cannes, a Venecia (por lo general, sólo fuimos a Berlín). No fuimos inteligentes, apenas fuimos hábiles. (…) ¿Llegaremos a ser algo realmente bueno, como los franceses del 59, o como elbebop de los jazzeros del 50? (…) ¿O seremos, apenas, los mismos de siempre?\”

  5. sebastian andres sanchez Says:

    Me pegaron donde me duele : decir que Lang solo dirigió banalidades en Hollywood , es hacer involucionar la crítica 60 años .Una obra maestra dtás de otra . Es , una vez más una vuelta al concepto de ¨film d´art ¨rechazando a la industria como fuente de todo mal. Recomiendo el libro de Quim Casas . Creo que hay uno, no traducido , de Tag Gallagher .

  6. Woodroow Wilson´s Guns Says:

    While the City Sleeps, Scarlet Street, The Woman in the Window, Rancho Notorius, Beyond a Reasonable Doubt, Clash By Night… etc.
    Si si, claro, Lang en Hollywood fue un oficinista…
    Y también fueron mediocres oficinistas Tourneur, Preminger, Sirk, Hitchcock…
    No hay nada que hacer, la necedad se recicla.

  7. Woodroow Wilson´s Guns Says:

    Y el libro de Bogdanovich con Lang, se ve que no lo leyeron tampoco. Parecen los críticos americanos que denostaban a William Wyler y después se morían de verguenza cuando unos jovencitos franceses les refregaban su superficialidad en la cara.

  8. Mariano Llinás Says:

    Lean la nota y la revista antes de hablar pavadas, manga de boludos.

  9. sebastian andres sanchez Says:

    Llinás tiene razón , hay que leer la nota. Pero no se si la voy a entender, soy boludo.

  10. boudu Says:

    Boludez es lanzar una revista impresa en el 2014. Saludos

  11. Roberto Olsi Says:

    Como decís vos no tiene gracia, Llinas!

  12. Woodroow Wilson´s Guns Says:

    La verdad, sin ironía, tiene razón. Me dejo llevar por lo que dice Quintín, que quizás es válido, pero me sulfuro de antemano sin leer la nota, caigo en la pelotudez del troll de estos tiempos.
    Leeré la nota y luego haré mi reflexión interna. Y me daré de baja de los comments por un tiempo, porque he descendido a una barbarie anónima que no es saludable.
    Y vivan las revistas impresas en el 2014.

  13. Joe Says:

    que desproposito comparar a Llinas con Glauber Rocha!

  14. Johny Malone Says:

    Los críticos son como los eunucos: hablan de lo que otros sí pueden hacer. (¡Va con onda!)

  15. Santi Says:

    Boudu: cual es el desproposito de lanzar una revista impresa en 2014?

  16. boudu Says:

    santi, por donde empezar?

    1. el alcance. Esta es la razón principal. con una publicación impresa llegas al centro y a palermo, donde los szifrones de turno se harán la paja mental con tu revistita mientras desprecian a los albañiles. Publicando en la web llegas a todo el mundo hispanoparlante.

    2. los costos. la web es muchísimo mas barata que imprimir algo. Esto es una ventaja para el consumidor tambien.

    3. la inmediatez. Podés publicar una nota apenas esta y no estas limitado al formato revista, algo de lo que muchos (los de el amante por ejemplo) no parecen haber tomado nota.

    4. tener menos costos implica mas libertad, depender menos o poder liberarte de los anunciantes, como algunas publicaciones en la web lograron.

    5. la comodidad. Leer en un kindle o en algunos celulares es mas comodo que el 99% de los libros. Ademas una publicacion web no ocupa lugar fisico. Estas dos cosas son una verdad objetiva, aunque muchos atrasados sigan opinando lo contrario.

    estas 5 cosas se me ocurrieron en dos minutos. Seguro hay 500 razones mas.

    Pero bueno, no me asombraria que en este pais retrógrado alguien quiera empezar a publicar papiros.

  17. Santi Says:

    Bien.

  18. Juan Villegas Says:

    Boudu,
    justifico por qué no es una boludez sacar una revista en papel en 2014.

    1. el alcance. Esta es la razón principal. con una publicación impresa llegas al centro y a palermo, donde los szifrones de turno se harán la paja mental con tu revistita mientras desprecian a los albañiles. Publicando en la web llegas a todo el mundo hispanoparlante.

    Publicando en la web se “llega a todo el mundo”, pero dudo que todo el mundo la lea. El papel le da otra entidad y genera otro tipo de lectura. Es muy parecido a estrenar una película en una sala y luego (o incluso al mismo tiempo) sacarla por streaming. Posiblemente, más adelante, la saquemos en papel.

    2. los costos. la web es muchísimo mas barata que imprimir algo. Esto es una ventaja para el consumidor tambien.

    De los costos nos preoocupamos nosotros. Si para el consumidor es cara, puede ser una desventaja. Es cierto. También es caro comprar un libro. Pero nadie le exige a un escritor que suba su novela a la web para que la lean gratis.

    3. la inmediatez. Podés publicar una nota apenas esta y no estas limitado al formato revista, algo de lo que muchos (los de el amante por ejemplo) no parecen haber tomado nota.

    Nos encanta el formato revista.

    4. tener menos costos implica mas libertad, depender menos o poder liberarte de los anunciantes, como algunas publicaciones en la web lograron.

    No tenemos anunciantes y tuvimos total libertad.

    5. la comodidad. Leer en un kindle o en algunos celulares es mas comodo que el 99% de los libros. Ademas una publicacion web no ocupa lugar fisico. Estas dos cosas son una verdad objetiva, aunque muchos atrasados sigan opinando lo contrario.

    Que leer en un kindle o en algunos celulares sea más cómodo que el 99% de los libros no es una verdad objetiva. Es una opinión. Muchos pueden no estar de acuerdo. Sobre todo los que no tienen kindle ni celulares con grandes pantallas.

    estas 5 cosas se me ocurrieron en dos minutos. Seguro hay 500 razones mas.

    Pero bueno, no me asombraria que en este pais retrógrado alguien quiera empezar a publicar papiros.

  19. boudu Says:

    Juan,

    1. Ahí te equivocas.
    Si el producto pega, vas a tener muchísima mas audiencia publicando en la web que en revista.

    Comparando la cantidad de contenido en ingles que hay en la web con la que hay en castellano, hay un vacío enorme, una gran oportunidad ahí que pocos saben aprovechar.

    2. Acá no entendiste.
    Nadie hablo de gratis y de hecho la mayoría de los escritores ya tienen sus libros en Amazon /otras tiendas. Es mas seguro hay mas escritores en Amazon que impresos en papel.

    De hecho es mucho mas probable que sea sustentable económicamente publicar en la web que en papel.

    Existen varios servicios para cobrar por contenidos, el mejor de los que conozco es tinypass.
    La típica es dejar leer 2 ó 3 artículos y luego pedir subscripción o permitir leer los 2 primeros párrafos.

    3. Bien, por ahí les encanta también el formato papiro escrito por un escriba.

    4. Ok. En general el tema dinero es un problema para la mayoría de la gente, oficinistas, albañiles, etc. Veo que para uds. no. Perfecto.

    5. Otro error.
    Es una verdad objetiva. No lo voy a discutir. Que los que no tienen kindle o tablet o celular medianamente grande lo ignoren no hace que deje de ser verdad.
    Tampoco es mas caro tener una tablet/kindle para leer comparando precios y haciendo un poco las cuentas.

    Por ahí la revista esta destinada a la tercera edad, sector que está poco adaptado a la tecnología, en ese caso sí se justifica. Por ahí son medio brutos con la tecnología, típico de intelectual medio pelo de Palermo. O por ahí no piensan en la audiencia, como tampoco pensaban los grandes directores onda Hitchcock.

    Otras ventajas de la publicación web:

    – es mucho mas fácil buscar en archivos.
    – es mucho mas fácil la interacción con la audiencia.

  20. NP Says:

    No entiendo la discusión revista vs. internet. Una cosa no quita la otra (como lo demuestran hasta los diarios). Lo incomprensible es que una revista con vocación de debate no tenga un sitio donde tener un feedback más vivo con la actualidad y los lectores (más si es una revista anual…). En ese sentido, el mejor ejemplo de lo que no hay que hacer es el de El Amante, que no funciona ni en un sentido ni en el otro.

  21. boudu Says:

    NP,

    las revistas y los diarios ya están en franca retirada. Bastante poco digna, dicho sea de paso.

    Coincido que El Amante tiene que tener mejor formato. Estuvieron muy bien en ir 100% digital, pero se quedaron con el formato revista.

  22. NP Says:

    No es un tema de “formato”: sea en papel (Revista de cine) o en versión digital (El Amante), el problema es que no les interesa llegar al público.

  23. lalectoraprovisoria Says:

    NP. Yo no veo una vocación de debate en la revista. Veo un grupo que quiere decir lo suyo y quedarse con eso. Y tampoco quieren contradecirse entre ellos, son muy sectarios en ese sentido.

    Q

  24. NP Says:

    Con “vocación de debate” me refiero a lo que expresan pour la galerie, porque entre líneas se lee lo que vos sugerís… Y el hecho de que no hayan salido a proseguir la discusión que supuestamente pretendían parece probarlo. Porque si tenemos que esperar un año para asistir a otra charla del staff, mucho interés en el debate no hay…

    Por lo pronto, yo hace rato dejé mi lectura acá:

    http://www.otroscines.com/debates_detalle.php?idnota=8964&idsubseccion=153

  25. lalectoraprovisoria Says:

    NP. Lo que complica mucho las cosas es que, por un lado, la revista se abre con esa charla más bien dispersa, en la que cada uno dice algo distinto, pero se aglutina en el tono revanchista contra los críticos. El resto de la revista es en general más bien anodino, académico, culturoso. Me hace un poco de gracia, por ejemplo, la nota de Moreno contra Haneke, repitiendo una vez más la idea de lo abyecto como si fuera una novedad, por lo menos diez años más tarde de que el cine de Haneke se hiciera decididamente cannes-hollywoodiano. Casi todo tiene ese aire un poco vetusto. Y sinceramente, la nota de Hevia no la pude leer.

    Q

  26. NP Says:

    Si, las ilustraciones que eligieron resumen ese aire vetusto. Toda la revista parece una tardía puesta al dia, lo que va contra su tesis de que están a la vanguardia. Pero lo peor es que como tiran la piedra y esconden la mano: la ilegible nota de Hevia es la única que le entra a una película argentina, y obviamente a una que previsiblemente pueden detestar sin problema y hasta con placer. Tan previsible como el intercambio de flores del inicio: lo rupturista hubiera sido que alguno de ellos criticara al otro… o que al menos viéramos en que consiste en esa crítica que Wolf exige y nunca entrega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: