Adaptar y claudicar

Publicado en Perfil el 4/3/12

por Quintín

Acabo de ver en Youtube el trailer de Paciencia, una película basada en Los anillos de Saturno de W. G. Sebald. Es un minuto y medio que mete miedo, aunque el título suena muy apropiado. Aun cuando nos declaremos cinéfilos cultos y tratemos de diferenciarnos de la chusma que anda celebrando la victoria de El artista en los Oscars, una película como Paciencia, que se anuncia con las palabras “Paisaje – Arte – Literatura – Memoria” mientras un fragmento de música clásica acompaña la lectura en off de la novela de Sebald nos promete una tortura cinematográfica de las más severas.

Hay unos cuantos lugares comunes para hablar de las adaptaciones. Uno es que solo las novelas malas sirven para ser adaptadas, porque no exigen fidelidad; otro, que hay ciertas novelas infilmables, un término que solo se utiliza para designar novelas (nadie habla de cuadros o de ensayos infilmables). En realidad, casi todas las novelas son infilmables, pero tarde o temprano se filman. Hasta el Ulises de Joyce o, como se ve, Los anillos de Saturno. Pero las reglas no sirven de mucho.

En estos días tuve tres experiencias distintas con novelas adaptadas. Una fue con Los descendientes, dirigida por Alexander Payne sobre un libro de la escritora hawaiana Kaui Hart Hemmings. No lo leí y cuando vi la película no sabía que era una adaptación. Celebré que Payne haya ganado el Oscar al mejor guión (adaptado) por dos razones: una es que el tipo me cae bien; la otra es que en ningún momento me dio la impresión de que detrás de las imágenes hubiera un texto al que estas complementaban. (A veces —la mayor parte de las veces— el guión es ese texto que la filmación convierte en un fetiche mortal).

Con El topo, producción de varios países europeos sobre la novela de John le Carré, me pasó lo contrario. El libro me gusta y no se puede decir que no esté en la pantalla. Al contrario —y ese es el problema— cada personaje y cada escena tienen un correlato fílmico. Pero más que a una película, El topo se parece a una visita al museo de cera, con actores que no hacer de espías sino de sepultureros a punto de enterrarse entre sí. Nunca vi gente tan rígida en el cine (bueno, sí, en unas cuantas películas inglesas) y lo que intenta ser una traducción de la melancolía del libro se resuelve en mera solemnidad, en personajes que caminan despacio y se dedican miradas intensas. El sueco Alfredson pretende “dar a ver” la novela pero solo la ilustra del modo más superficial.

Lo más singular me sucedió a partir del informe que la revista española Cuadernos de cine le dedica al cineasta húngaro Béla Tarr, por quien tengo una gran admiración. Tarr es de esos directores considerados difíciles por quienes vociferan en la radio insultos como “seguro que a vos te gustan las películas iraníes”. Sus películas son en blanco y negro, largas, lentas, oscuras, depresivas y ni los animales son simpáticos. Pero gracias a la revista española me enteré de que la mayor parte de la filmografía de Tarr (salvo El hombre de Londres, extraordinaria adaptación de Simenon) está basada en la obra de un escritor húngaro llamado László Krasznahorkai. Casualmente, tenía un par de libros suyos en casa y decidí leer Melancolía de la resistencia (1989) que dio lugar a la película de Tarr Las armonías de Werckmeister (2000). El libro es un ladrillo virtuoso, pero la película consigue la hazaña de mostrar lo que parecía sepultado en el lenguaje, como si el cine estuviera capacitado para materializar la imaginación y la lengua. Béla Tarr es un tipo muy parco y anuncia que no va a filmar más. Es posible que se lleve consigo el secreto de la adaptación, es decir, el modo de demostrar que lo que cuenta no es el medio sino la dimensión del artista.

Foto: Flavia de la Fuente

27 comentarios to “Adaptar y claudicar”

  1. Martín Says:

    Por favor, ¿podrías poner un link al video del trailer?

  2. Roger Malquerer Says:

    Aquí está el link, y de veras que mete miedo.

  3. Cinéfilo Says:

    También Ruiz, no?, sobre el que escribiste un texto muy hermoso. FP.

  4. ojosabiertos Says:

    Conocí a un alemán que la vio hace menos de una semana y estaba sorprendido con el film. Me la iba a pasar en DVD y finalmente se hizo el distraído. ¿Irá al Bafici? Saludos. RK

  5. ojosabiertos Says:

    Como dice Pujato: Ruiz también sabía de ese secreto. RK

  6. saint jacob Says:

    …¿Alguien vio ‘Carnage’ (en castellano, ‘Un Dios Salvaje’), la última de Polanski?…anda en la red, of course, y tiene muy buenos comentarios… ésta está basada en una obra de teatro (de pensarlo, ya hace temblar, ¿no?) y su autora colaboró ern el guión… dejo una frase que tira alguien en la película; “..Cada vez que veo a Jane Fonda en la tele hablando de solidaridad, me dan ganas de afiliarme al Ku Kux Klan”…

  7. saint jacob Says:

    …otrosí: todos hablan de la adaptación de Huston de ‘El Halcón Maltés’, pero nadie de la primera adaptación, la de Roy del Ruth…

    …Otra: en ‘The Turin Horse’ Krasznahorkai figura como co-guionista, ¿se basaba también en un libro de él?…

  8. lalectoraprovisoria Says:

    Creo que sí, pero me parece que es un relato breve.

    Q

  9. carmelo Says:

    x

  10. Larsen Says:

    Coincido absolutamente con el comentario sobre El topo, es solemne y no melancólica. Todo suena falso, acartonado, impostado (es una suerte de film seudo vintage); desde la pésima elección de Gary Oldman, que siempre está “actuando”, hasta los decorados y la música.
    Para ver una buena película de espías verdaderamente melancólica hay que volver a ver (o ver) The deadly affair, con James Mason y dirigida por Lumet (adaptación de Le Carré, también).
    Pese a que soy de esos a los que “les gustan las películas iraníes” nunca entendí la admiración por Tarr que es, para mí, un sobrevalorado cultor de la solemnidad cinematográfica y la proeza artesanal de cámara y de iluminación que se presupone arte (y no lo es).

  11. Saint-Jacob Says:

    …no me disgustó en absoluto el trailer, debe ser que soy la mar de snob, que se yo… ah, si: la música clásica en cine molesta casi siempre (tal vez por el mal uso que se le a dado en tantas oportunidades, para -comentario obvio- dar ‘importancia’ a imágenes gralmente. grandilocuentes y museísticas -no me parece que sea éste el caso, habrá que ver-)… addío…

  12. Mulder Says:

    A mí me gustó El Topo. Un poco solemne es, concedo. Lo que sí, no sé por qué debería ser melancólica. ¿En qué falta deberían revolverse estos burócratas? No s eolviden de El espía que vino del frio, con el marido de Liz Taylor.

  13. lalectoraprovisoria Says:

    Lo más molesto de El topo son sus gadgets que simulan sofisticación, como la decisión de no mostrar a Anne ni a Karla de frente y abusar de las otras caras toda la película. O la pelotudez de las piezas de ajedrez con las fotos. Un rejunte de estupideces que termina con Smiley sonriendo como nuevo jefe del MI5, como si el objetivo del personaje fuera ese. Un mamarracho.

    Q

  14. lanoviadetroll Says:

    @Larsen para que te guste Tarr no alcanza con ser afín al cine iraní también te tienen que gustar el de los “chinos putos” LOL
    btw Krasznahorkai era no sólo adaptado por Tarr sino que tiene una participación activa en las adaptaciones como socio/amigo
    -x ej también estuvo detrás del Tarr/Simenón, quizá menos logrado que la Nuit du Carrefour pero sí más extra-ordinario que las deliciosamente “prosaicas” de Duvivier (Pannique) y Delannoy (Maigret tend une piège + Affaire Saint-Fiacre).

    @Q “mamarracho” me pa mucho, existiendo el libro y la miniserie claro que es una película innecesaria que paga los costos de destilar una trama muy compleja en raid panorámico y la necesidad de un “all star” cast para financiarse (“abuso de caras”, un festival de cameos en personajes subdimensionados, “underfucked” LOL) y culto de la opaciodad tanto por elección como por necesidad…
    Sí en el destilado traiciona el libro y hace más oscura la trama (haciendo de Anne o Karla basura pseudo semiótica) pero es una adaptación posible consistente y con oficio…nada para recordar :)

    Salú

  15. saint jacob Says:

    …caramba…

  16. Jose Apoj Says:

    Me voy un poco de tema: quería compartir mi horror e indignación con El Topo, de la que sólo aguanté media hora. ¡Un espanto! Me enferman esos directores que piensan que por hacer planos largos y silenciosos, y trabajar con una paleta de pasteles(entre otros clichés del mal cine no comercial), están haciendo cine “intimista”, de autor. Pero en realidad, es una película vacía, fallida-cuando busca tensión sólo provoca bostezos; cuando pretende intensidad, nos encontramos con sobreactuaciones inverosímiles-, que me hizo preguntarme varias veces cuál sería la motivación del autor para hacer esta película, y qué habrá pensado cuando la vio completa, terminada.

    “Cine europeo” de cuarta.

  17. Ethan Edwards Says:

    A mi también me aburrió El Topo. Y también me voy de tema: disfruté terriblemente un libro de Craig Russell, Lennox, que ayer devoré. No recuerdo si se recomendó acá por F o Q, pero que bien escribe este escocés…una novela negra situada en la oscura Glasgow de los cincuenta. Veré si importaron sus continuaciones, pese a Moreno.

  18. lalectoraprovisoria Says:

    Acá escribí sobre Lennox y Russell.

    Q

  19. Larsen Says:

    Las dos de Lennox, que leí gracias a una o dos notas de Q., son bárbaras. Las dos se consiguen en librerías argentinas.

  20. Gatonazo Says:

    El Topo es un bodrio solemne, moroso, con una puesta en escena demasiado estilizada, igual que el brodio anterior de este señor, la de los vampiros, que toda la crítica aplaudió sin reservas…Para colmo, todos parecen competir para alcanzar el grado de afectación de Gary Oldman, que sigue empeñado en hacer su propio show, incluso con un personaje tan parco como Smily.

  21. esteban polci Says:

    Hola a todos: Russell escribió otra novela con el gran Lennox como protagonista pero acá todavía no se editó. Si alguien tiene algún dato más, será muy apreciado.
    Saludos.

  22. lanoviadetroll Says:

    @polci

    Si querés ojearla en inglé :)
    http://s000.tinyupload.com/index.php?file_id=06785944916639344521

  23. lalectoraprovisoria Says:

    Sí se editó y anda por ahí. Está buenísima. Se llama El beso de Glasgow, me parece. En realidad, escribió por lo menos una más en estos meses, pero no sé si se tradujo.

    Q

  24. Larsen Says:

    En realidad hay una tercera de Lennox y una cuarta anunciada para junio de 2012, según la página de Russel. Ojalá las traduzcan pronto.
    Saludos,
    L.

  25. hal90000 Says:

    Disiento, con lo del Topo. Y por el show de Gary Oldman yo pago la entrada. A lo mejor porque soy actor, no lo se, pero a mi me gusta su show, aunque la proxima haga de Larguirucho lo banco.

  26. Gatonazo Says:

    hal 9000, a mí el show de Oldman a veces me gusta, pero es una actor muy egocéntrico, como Pacino cuando está desatado. Acá se supone que esta contenido, pero siempre juega el rol de “que gran actor que soy”. De cualquier manera, la culpa es del director, que cree que ser complejo significa ser plomo.

  27. esteban polci Says:

    Perdón Q: cuando hablaba de otra novela que no se editó no hablaba de El beso de Glasgow que es buenísima sino de esa que me invitó amablemente a leer en inglés lanoviadetroll. Esperaré la edición en castellano.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: