Panahi: seis años de cárcel

Una carta a Ahmadinejad y una entrevista a Rafi Pitts

por Gabe Klinger

Rafi Pitts (Mashad, 1967) creció en Teherán. Emigró a Londres durante la guerra entre Irán e Irak y vive la mayor parte del tiempo en Europa desde 1981. Aunque muchos lo conocimos por su excelente documental sobre Abel Ferrara, Pitts hizo cuatro largometrajes de ficción en Irán. Es parte del llamado nuevo cine iraní y ha permanecido muy cercano a sus principales figuras.

En Nochebuena llamé por teléfono a Pitts a su casa en París. “Estás al tanto de lo que les está pasando a mis colegas”, respondió. Así era. El 20 de diciembre de 2010, los cineastas Jafar Panahi y Muhammad Rasoulof fueron condenados a seis años de cárcel e impedidos de volver a filmar por un período de veinte años. Panahi viene atravesando complicaciones legales desde julio de 2009, cuando fue arrestado en el cementerio de Teherán en el que está enterrado el músico disidente Neda Agha-Soltan. Panahi fue liberado y vuelto a arrestar en marzo de este año junto con Rasoulof y otros artistas. La mayoría fue liberada pero Panahi permaneció detenido. Panahi expresó entonces su solidaridad con otros disidentes injustamente encarcelados y su detención fue extendida. El 18 de mayo, durante el festival de Cannes, se anunció que Panahi comenzaría una huelga de hambre en protesta por el tratamiento que él y otros presos estaban recibiendo. Una semana más tarde, fue liberado bajo fianza. En noviembre, Panahi y Rasoulof comparecieron ante el tribunal y poco después fueron condenados. El fundamento de la condena es que Panahi y Raoulof habían comenzado a preparar una película “de propaganda contra la República Islámica” y que su intención de hacerlo es un “crimen contra la seguridad nacional”:

“Le estoy escribiendo una carta a Ahmadinejad”, me dijo Pitts. Comienzo entonces por transcribir la carta al presidente de Irán, que Pitts espera que sea publicada por los medios iraníes. Sigue luego una conversación sobre lo ocurrido con Panahi y Rasoulof, así como un diálogo sobre el cine iraní, su pasado y su presente y la incertidumbre en la que se encuentran muchos cineastas de su país.

En solidaridad con Jafar Panahi y Mohammad Rasoulof, sugerimos que todos los cineastas y miembros de la industria del cine de todo el mundo, independientemente de su nacionalidad, su religión y su afiliación política, apoyen a nuestros compañeros mediante un cese de actividades de dos horas entre las 15 y las 17 (hora de Teherán) el 11 de febrero de 2011, fecha del aniversario de la Revolución Iraní.

Al Sr. Ahmadinejad

En 1979 hubo una revolución, cuyo 32 aniversario se celebra el 11 de febrero de 2011. La razón por la que debo recordarle este hecho es que usted parece haberse olvidado de las razones por las que hubo una revolución. Tal vez yo esté equivocado y usted tenga una definición propia de la Revolución. En ese caso, le pido que conteste a esta pregunta: ¿Por qué cree que hubo una revolución en 1979?

También ha llegado el momento de aclarar las razones por las cuales usted quiere encarcelar a los cineastas. Sus razones para liquidar una vida y una carrera en nombre de nuestra Revolución. Aunque cabe la posibilidad de que yo esté haciendo una pregunta equivocada y todo tenga que ver simplemente con su reelección.

Un amigo muy cercano, Jafar Panahi, uno de nuestros directores más importantes, por quien tengo un gran respeto como persona y una gran admiración como cineasta, ha sido encarcelado por su gobierno, por su ley. Fue sentenciado a seis años de cárcel por intentar hacer una película. Una película que ni siquiera hizo. Seis años de cárcel por tener la idea de una película. Como si esto no fuera suficiente, fue condenado también a veinte años sin poder filmar y a veinte años también sin poder abandonar el país.

Otro importante joven director, Mohammad Rasoulof, ha sido condenado a la misma sentencia. Su crimen: trabajar con Panahi.

Ambos han sido castigados por preocuparse por el prójimo. Castigados por intentar entender los sucesos de junio de 2009. Castigados por lamentar las vidas que se perdieron en el conflicto que siguió a las elecciones. Debo recordarle, sin embargo, que todos los candidatos tuvieron permiso del régimen para presentarse a esas elecciones. Las opciones eran legales. Panahi y Rasoulof decidieron, junto con la mayoría de nuestra industria del cine, integrar el Movimiento Verde. Teníamos el derecho de hacerlo.

¿Usted piensa que hay algo malo en intentar entender por qué murió gente en nuestras últimas elecciones?

¿Cree realmente que es un crimen que Panahi intente hacer otra película?

¿Es un crimen que Rasoulof cuestione la realidad?

¿O todo esto es porque los cineastas intentan construir un espejo en el que se ve lo que ocurre en nuestra sociedad?

¿Tiene miedo de un punto de vista que pueda contradecir el suyo? En ese caso, por favor conteste la pregunta: ¿Por qué hubo una Revolución?

Rafi Pitts, Paris 24 de diciembre de 2010

Gabe Klinger: Es difícil seguirle los pasos últimamente. Desde la premiere en Berlín con The Hunter, viene de gira sin parar con la película. Muchos damos por descontado el privilegio que significa viajar a los festivales de cine…

Rafi Pitts: En cada presentación de la película, lo primero que digo es: “Soy muy afortunado al poder estar aquí frente a ustedes. La mayoría de los cineastas iraníes no pueden hacerlo y eso me hace sentir muy incómodo.” Antes de la sentencia, le dediqué varias funciones a Jafar.

Recuerdo una noche en Rotterdam. Salíamos del Hotel Central a la madrugada y nos encontramos con Panahi en la calle. Ustedes tuvieron esa noche una larga conversación.

Con Jafar empezamos juntos. El primer gran recuerdo que tengo de él es de 1995, cuando presentó El globo blanco en Cannes. Estábamos parando en la misma habitación y yo le hacía de traductor. Era su primera película y la primera vez que salía de Irán. Estuvimos juntos durante todo el festival y recuerdo los distintos momentos que atravesamos, la forma en la que empezaba a ver el mundo… fue muy hermoso.

En esa época, el cine iraní no era todavía muy conocido. Fue un año después de que Kiarostami llevara a Cannes A través de los olivos. Pero de pronto, ¡Irán comenzaba a ser parte del cine! Se puede afirmar que fue Jafar quien inició ese despegue internacional a partir de la Cámara de Oro que ganó El globo blanco. Aunque las películas de Kiarostami se empezaban a conocer, su film fue el primero en recibir un premio desde la Revolución.

En esa época solíamos quejarnos por el estado de las cosas, pero hoy están cien veces peor.

Recuerdo que hablaron con Panahi sobre las condiciones en las que sus películas se exhiben en Irán. Usted mencionó que It’s Winter (tercer largo iraní de Pitts) se había estrenado en una sola sala en Teherán.

Había una forma de censura contra la que Jafar siempre reaccionó y que a mí no me parecía tan terrible. Era lo que sucedía cuando hacíamos películas críticas durante el período de reformas, antes de que Ahmadinejad llegara al poder. El gobierno decía que nos dejaba mostrar las películas. A mí siempre me alcanzó con una sala. Para mí, que la vieran unos pocos espectadores ya era suficiente. A Jafar, en cambio, no le gustaba nada: sentía que simulaban darnos permiso para hacer películas, pero que en realidad no era así.

Es muy duro. ¿Cómo se cambian las cosas? ¿Cómo se logra avanzar? Jafar es un toro de pelea. Esa es la razón por la que me gusta tanto. Va y embiste. Es muy valiente, mientras que yo tiendo a ser más diplomático. Pero eso es el pasado: las cosas se fueron de control. Ya no se trata de ver cómo se hace para mejorar las cosas, sino cómo se hace simplemente para existir. Hace quince años éramos más jóvenes, más entusiastas, creíamos que algo iba a ocurrir. Y aquí estamos. En el infierno.

Es como si hubieran creado un precedente para que el régimen actual reaccionara contra él.

Irán se ha vuelto un país muy joven. Estaba llegando la segunda ola del nuevo cine, o del cine posrevolucionario. Hay una película como No One Knows About Persian Cats, que tiene sobre el cine un punto de vista diferente que el nuestro, una manera diferente de mostrar las cosas. Cuando yo estaba haciendo The hunter, todo el equipo estaba excitado por la posibilidad de decir las cosas más directamente que cuando hicimos In Winter. Todo el mundo estaba realmente entusiasmado, se sentía en el aire. Estuve en la filmación de Persian Cats y el ambiente era parecido. Alguien podía decir que era un grupo reducido de gente el que pensaba de esa manera, pero luego empezaron las manifestaciones y las protestas y nos dimos cuenta de que la mayoría de la población pensaba del mismo modo.

Y luego, todo se detuvo.

En Irán, en ese momento, yo no podría haber hecho The hunter ni Ghobadi podría haber hecho Persian Cats si toda la industria cinematográfica no hubiera estado convencida de que el Partido Verde iba a ganar las elecciones. Todos pensábamos que Irán se iba a abrir. Durante seis meses vivimos en un estado de euforia, la gente se vestía de verde, bailaba en las calles, se preparaba…

La mayoría de sus películas se exhibieron en una sala en Teherán. Pero no ocurrió así con The hunter
Me dieron el tratamiento cero sala.

Allí empezó la veda.

Sí, pero no solo para mí. Es para todo el mundo, salvo para los cineastas del Estado.

Si uno mira las películas de Jafar, se da cuenta de que no hay eslogans. Nadie dice que haya que hacer esto o aquello. Solo trata de reflejar la realidad, de levantar un espejo. Por eso nos enoja que el régimen sea tan agresivo con nosotros. Nos tratan como enemigos públicos. Y lo único que queremos hacer es decir: “Miren lo que ocurre. El pueblo está en dificultades.”

Cuando Jafar se enoja —cuando cualquiera de nosotros se enoja— es porque no nos miran como quienes somos.

¿Nos puede dar un poco más de información sobre el contexto histórico? ¿Hay un hecho específico que permita explicar por qué el gobierno actúa de este modo?

Si uno mira la historia de Irán, descubre de dónde viene la paranoia. Se trata de un país donde el 70% de la población tiene menos de treinta años. Estos jóvenes no nacieron durante la Revolución. Y cuando vino la guerra con Irak eran muy chicos. El otro 30% —a grandes rasgos— estuvo con la Revolución y tomó parte en la guerra. Quienes gobiernan Irán participaron de esa guerra de ocho años. Fue una guerra muy violenta, en la que murieron un millón de iraníes. De este trauma viene la idea de que cualquiera que cuestione al gobierno tiene que ser un opositor furioso. Que cualquiera que quiera un cambio está contra los mártires que se sacrificaron en la guerra. Pero los jóvenes, que están viviendo una situación muy penosa, sienten que el cambio tiene que llegar, como ocurre con cualquier joven en otras partes del mundo. Los que gobiernan, sin embargo, quieren retroceder al pasado.

El régimen piensa que somos el enemigo. Pero ¿cómo puede ser? Si los cineastas iraníes cambiaron la percepción mundial de que Irán era un país violento y oscuro después de la Revolución.

¿Piensa que la oportunidad de la sentencia contra Panahi es una coincidencia o que se trata de una estrategia para convertirlo en un símbolo?

Definitivamnente, Panahi es un símbolo. El momento de la sentencia fue elegido muy cuidadosamente. Se acerca el aniversario de la Revolución y es una fecha muy importante.

En Irán, la población no está autorizada a manifestarse. ¿Qué podemos hacer entonces? ¿Es que hicimos una revolución para encarcelar a los cineastas? Si es así, Ahmadinejad debería decirlo. Debería decirlo abiertamente para que lo escuche la mayoría, en lugar de simular que no es así. Están violando los derechos humanos, sin duda, pero también están violando la constitución iraní. Jafar se defendió citando la constitución y preguntándole al juez por el derecho a expresarse.

Hablemos de su carta.

Traté de escribirla con mucho cuidado, como para que un periodista iraní pueda publicarla sin ser censurado. Pero las posibilidades de que se publique son muy bajas. Sin embargo ¿por qué no habrían de publicarla? La situación es obscena.

Su propuesta es muy moderada.

Muchos cineastas iraníes están en medio de la tormenta, pero otros están dentro del arco iris. La idea es que todos dejen de trabajar durante dos horas para reflexionar sobre lo que está pasando. Necesitan darse cuenta de que estamos todos en el mismo barco cuando luchamos por nuestro derecho a expresarnos. Propuse la fecha del aniversario de la Revolución, que cae durante los festivales de Berlín y de Teherán.

Me gustaría tocar la cuestión del exilio. Hay quien se pregunta, acaso ingenuamente, por qué Panahi y Rasoulof no abandonaron el país, dado que tenían contactos y reconocimiento internacional.

Me acuerdo cuando Jafar y yo fuimos a Cannes por primera vez. Después de una semana se quería volver a casa. Aunque estaba en Cannes, se quería volver a Teherán. Siempre quiso filmar en Irán. Dejar el país implicaría también no hacer más películas. Lo que tiene que decir está allá y está dispuesto a pagar el precio necesario por decirlo. El exilio es más fácil para algunos que para otros. Para mí es no es tan difícil porque hablo varios idiomas.

¿Qué pasaría si hoy vuelve a Irán?

No tengo idea, no tengo idea. Ese es el problema. No sé cuáles serían hoy las consecuencias. Yo hice una película. Jafar y Mohammad no hicieron siquiera una película y les dieron seis años. Nadie esperaba algo así. ¿Cuál es el próximo paso? ¿Hasta dónde piensan llegar? Si al menos la ley fuese clara… La censura existió siempre, pero nos arreglamos para trabajar dentro de sus límites y, a veces, fuera de esos límites. Cuando uno violaba una regla, la consecuencia era simple: la película no recibía el permiso de exhibición. Así fue durante muchos años. Pero de pronto, sin aviso, ¡seis años!

Hay una apelación en curso. ¿Cree que puede ser favorable?

Esperemos. En Irán vivimos al día. No podemos predecir el futuro. Eso es lo que nos mantienen andando. Pero el modo en el que están manejando esta situación no da para ser muy optimista…

¿Qué pueden hacer los iraníes? Qué puede hacer la comunidad internacional?

Cuando sucede algo así, siento que no existe la solidaridad entre los cineastas iraníes. Lo que ha hecho el régimen es intimidar a la industria del cine, instalar el miedo. Pero la única manera de enfrentarse a esta situación es mantenernos juntos. No pueden encarcelar a todo el medio cinematográfico.

Pero fuera de Irán también debemos mantenernos juntos. No tengo nada contra las peticiones, pero creo que ahora se trata de la acción directa. Por eso, si hay un paro de dos horas en la producción cinematográfica mundial, el tema va a interpelar a todos. Si todo el mundo está dispuesto a sacrificar algo, el eco se va a sentir en Irán.

Traducción: Quintín


28 comentarios to “Panahi: seis años de cárcel”

  1. ojosabiertos Says:

    Buenísimo; recibí el mail y me iba a poner a traducir. La traducción es excelente y el artículo necesario. Pronto lo subo a mi blog y a otros lados. Abrazo y feliz año.

  2. Laura Says:

    “Jafar Panahi, uno de nuestros directores más importantes, por quien tengo un gran respeto como persona y una gran admiración como cineasta, ha sido encarcelado por su gobierno, por su ley. Fue sentenciado a seis años de cárcel por intentar hacer una película.”

    Que ignorante! Además de excluir el contexto de política internacional en el que se inscribe todo discurso sobre Irán, no tiene idea acerca de cómo funciona el sistema judicial iraní. No es el Ejecutivo el que aplica la ley, ni menos la decreta. El sistema judicial es independiente del ejecutivo.
    Esta carta ridícula es una prueba de que lo que realmente interesa es demonizar al presidente Ahmadinejad. Panahi es solo una excusa.

  3. Federico Heinemann Says:

    Laura: estuve a punto de dejar de comentar por aquí, días atrás.
    Que uno no comente no significa que no lea.
    Por eso, es que, primero, señalo, que en más de una ocasión coincidí contigo, aún cuando más de uno pretendió demonizarte.
    Pero, en la mayoría de las veces no, ya que tu discurso es en extremo provocador y, a veces dudo, que tú nombre esté relacionado con una personalidad “femenina” ya que tu virulencia es hasta “machista”, por cierto; por eso, me temo estarle hablando a un anónimo, en realidad y eso, me molesta bastante.
    Pero bueno, entiendo que son las reglas en este tipo de blogs.
    Uno nunca sabe realmente quién o qué está del otro lado.
    En esta ocasión, sin embargo, hago algunas apreciaciones.
    Por un lado, ya hubo una carta pidiendo la libertad de Panahi, cuya prisión y huelga de hambre coincidió con el último BAFICI.
    Si bien en Cannes impactaron globalmente reclamando la libertad del cineasta iraní en la apertura del mismo, aquí apenas -penosamente- le dedicaron alguna peliculita al “aire libre” sin mención “oficial” alguna.
    La primera carta tenía algunos errores de redacción importantes y el más importante fue que o estaba mal escrito el nombre o apellido de Panahi o el del presidente iraní -la estuve buscando y no la encontré, de ahí la duda- lo cual habla pésimo de aquellos que estaban reclamando su libertad ya ni que nisiquiera se preocuparon en chequear su readcción.
    Aunque, como al leí en un diario británico, quizá el error venga por allí. Igual, era un facsímil.
    Y aquí en la bien intencionada carta de Pitts decís bien, se repite -otro- error.
    La Justicia la aplica el líder espirtual iraní en lo que vendría a ser el único -presidente y miembro- de la corte suprema de su país y es particularmente “dura” con aquellos que “atacan” la “moral y buenas costumbres” de su país, y eso incluye a disidentes políticos como Panahi.
    Irán, Cuba y otros países, son regímenes totalitarios que “barren” o esconden bajo una alfombra -en el mejor de los casos, ironía mediante- a quienes piensan diferente.
    Nadie busca “demonizar” a nadie.
    La realidad sola lo hace.
    Si Irán fuése un país democrático en el que pese a todo -como en Argentina- puede expresarse uno de manera diferente, Panahi y su adláter no estarían HOY dónde están.

  4. Laura Says:

    A la justicia la aplican los tribunales que componen el sistema jurídico iraní. Los delitos que ponen en riesgo la seguridad del estado son tratados por los “tribunales revolucionarios”. El “lider espiritual” designa algunas autoridades del poder judicial pero no aplica las leyes (no ejerce de juez), es una figura política y religiosa elegida por una asamblea democráticamente votada.

    A estos cholulos de Cannes o el BAFICI por supuesto que no les interesa cómo funcionan las instituciones de la república islámica, ni menos el contexto internacional en el que el régimen llegó a ser lo que es, sino solo culpar a Ahmadinejad uniendo sus críticas a los enemigos del país que desde hace años tienen proyectado bombardearlo por su política independiente respecto a los EEUU y su oposición al sionismo.

  5. Laura Says:

    Sobre los enemigos de Irán:
    http://www.countercurrents.org/rudolph240410.htm
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=108653
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=84990

  6. Gabe Klinger Says:

    “lo que realmente interesa es demonizar al presidente Ahmadinejad”

    No, estas equivocada: lo que realmente interesa es sacar Panahi, Rasoulof y otros de la carcel.

    Ahmadenijad es el encargado de relaciones exteriores. Pitts, como residente europeo, se dirige a la única persona en el gobierno iraní que escucharía su declaración y que llevaría su carta al líder supremo o al sistema judicial.

    Es tan simples como eso.

    Otro hecho: es imposible delinear la estructura del gobierno iraní. Esto es por una serie de cuestiones: la corrupción, la falta de claridad (como sabemos, hay asambleas, tribunales y carceles secretos en el país), y la falta de fe de la parte del gobierno en sus proprias normas, una cosa que el líder supremo a demonstrado una y otra vez.

    El líder supremo y sus consejeros estaban muriendo de miedo de que entraba otra vez un partido reformista al gobierno. Querian un peón como Ahmadenijad que estaría a favor de todas sus normas.

    El Partido Verde y las elecciones es todo relacionado a las razones por las cuales Panahi y Rasoulof estan en la carcel. Negar estas cuestiones es irresponsable, reaccionario y mal aconsejado.

    Gabe

  7. Lenny Says:

    Laura: Tenés razón, el que apoye la liberación del cineasta, apoya a EEUU y a Israel; todo esto es una chicana para beneficiar al imperio y destruir el régimen iraní.
    Nazi de mierda, no te dás cuenta de las cosas que decís?

  8. lalectoraprovisoria Says:

    Gabe. Es difícil encontrar un lacayo del régimen iraní, pero nosotros lo tenemos en LLP. Es una hija de puta nazi, efectivamente. Estaba esperando este tipo de agresión y, efectivamente, se produjo. Nuestra espía residente justifica una condena por pensar distinto y simula desconocer que Pitts conoce perfectamente cómo funcionan las instituciones en Irán.

    De paso, la mirada de Pitts es antagónica a la de alguien que ataca el sistema iraní en su conjunto. En cambio, se reivindica como parte de la Revolución. Laura, por su parte, toma partido por lo más retrógrado del régimen y tiene la misma actitud que los servicios israelíes: niega que en Irán existan opositores y matices en su situación política. Le niega a Irán toda posibilidad de ser un país democrático en sus propios términos.

    Q

  9. Janfiloso Says:

    Te pasaste Laura, se te ve la hilacha por todos lados.

  10. nemo Says:

    Laura, te volviste loca! Como se te ocure decir semejante cosa? A mi me parece que en este blog hay mucha gente aburrida que solo pone gansadas para provocar. LLP se ha cnvertido en una suerte de Chiche Gelblung de la política, un gabinete de curiosidades mutantes que va de Laura y sus gansadas provocadoras hasta Q. que le dice “nazi”. Si estivieran en la letevisión serían como 678.

  11. lalectoraprovisoria Says:

    Nemo. No te hagas el gracioso. LLP se ha convertido en un lugar donde se puede denunciar algunas injusticias. Si te molesta andá a otro blog. Este es privado, mientras que 678 es un programa del Estado.

    Q

    PD: Los que siguen el blog saben que Laura es nazi. No es un insulto en ese caso.

  12. Laura Says:

    “No, estas equivocada: lo que realmente interesa es sacar Panahi, Rasoulof y otros de la carcel.”

    No se nota que ese sea el interés real: no hay ninguna mención en la carta a los motivos o condiciones de la detención, a los fundamentos del fallo, ni menos, por supuesto, el marco político en el que se produce. Solo hay indignación moral del medio pelo de la industria del entretenimiento ante un hecho que no se toma el trabajo de analizar con el obvio propósito de responsabilizar al presidente Ahmadinejad para contribuir a su demonización.

    “Ahmadenijad es el encargado de relaciones exteriores. Pitts, como residente europeo, se dirige a la única persona en el gobierno iraní que escucharía su declaración y que llevaría su carta al líder supremo o al sistema judicial.”

    Eso es absurdo. Se dirige a Ahmadinejad porque representa la resistencia iraní ante las agresiones norteamericanas y sionistas, motivo por el que aparece permanentemente demonizado en la prensa occidental. La carta se orienta a satisfacer a esos intereses que presionan para destruir el país.
    Si quiere dirigirse al líder supremo le puede mandar un mail a su página oficial.

    “Otro hecho: es imposible delinear la estructura del gobierno iraní. Esto es por una serie de cuestiones: la corrupción, la falta de claridad (como sabemos, hay asambleas, tribunales y carceles secretos en el país), y la falta de fe de la parte del gobierno en sus proprias normas, una cosa que el líder supremo a demonstrado una y otra vez.”

    No, no es imposible. Los sistemas políticos son tema de estudio de la ciencia política desde hace décadas, tanto en sus aspectos normativos como en su funcionamiento “real”. Si apuntaras a algo más que a la expresión de la indignación moral respecto a la figura del presidente, intentarías entender cómo se llegó a esta decisión judicial y los recursos que dispone la abogada que defiende a Panahi.

    “El líder supremo y sus consejeros estaban muriendo de miedo de que entraba otra vez un partido reformista al gobierno. Querian un peón como Ahmadenijad que estaría a favor de todas sus normas.”

    Dejá de repetir las estupideces que te vende la prensa norteamericana. TODOS los sondeos independientes que se hicieron antes de las elecciones lo daban por vencedor a Ahmadinejad por más de un 70 % de los votos. Y las agresiones norteamericanas y sionistas a Irán contribuyeron a ese alto grado de adhesión a su persona. Ningún especialista en política iraní dudaba de su triunfo.
    Y Ahmadinejad no es un peón de nadie: lo votó el 65 % de la población. Al líder supremo lo vota una asamblea cuyos miembros también son elegidos por el voto popular. Irán es una democracia (a su manera) aunque no quieras reconocerlo.

    “El Partido Verde y las elecciones es todo relacionado a las razones por las cuales Panahi y Rasoulof estan en la carcel. Negar estas cuestiones es irresponsable, reaccionario y mal aconsejado.”

    Lo irresponsable es defender cualquier oposición a Ahmadinejad, incluso la de los “lacayos” verdes bancados por los enemigos del país. Sabés cómo funciona el soft power norteamericano? O querés hacer que no existe como el marco mismo de las RRII?
    Reaccionario es defender a una oposición que lo único que logró (por sus vínculos con los enemigos del país) es radicalizar a los sectores más conservadores del régimen.

    http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704541004575011394258630242.html

  13. lalectoraprovisoria Says:

    Uno puede opinar de todo sobre muchas cosas. Pero oponerse a la liberación de alguien que está preso por sus ideas o por sus expresiones artísticas es propio de hijos de remilputa. Eso sos, Laura. Un monstruo.

    Ah, entre otras cosas, Pitts no pertenece al Movimiento Verde. Lo que dice es que era un contendiente legítimo de las elecciones. Hasta en eso decís cualquier pavada.

    Q

  14. Lenny Says:

    Laura: Qué opinión te merece hitler?

  15. Laura Says:

    Qué pasa que no salen los comentarios? Acá también hay censura como en Irán?

  16. elsita Says:

    laura, tomate unas vacaciones en irán y hacé un tour por sus cárceles.y suponiendo que fueras una mujer ,te recomiendo que abras la boca como acá, diciendo lo que se te da la gana.
    te prometo que voy a liderar la campaña para que te liberen.

  17. janfiloso Says:

    Adhiero a Elsita y comprometo mi mayor esfuerzo para que liberen a Laura de la carcel Iraní. Si a pesar de nuestro enorme esfuerzo, no tenemos suerte ¡qué vamos a hacer, son cosas que pasan!

  18. janfiloso Says:

    (¿hay WIFI en las cárceles de Irán?)

  19. Pechomalo Says:

    Llevé a cabo un experimento sobre la censura. No se relaciona con Irán o China, sino con España. Motivado por un comentario de Xtian a “El Apriete 3” publiqué dos veces el siguiente mensaje en la página del escritor Fernández Mallo (http://blogs.alfaguara.com/fernandezmallo/2010/12/26/el-proyecto-mauvaise-foi):

    Este tipo de propuestas tenían alguna gracia en los sesentas, pero hoy día resultan estúpidas.
    http://premiosderrotacultural.wordpress.com/2010/12/17/premio-dc-al-dumping-europeo-2010/

    El mensaje fue borrado las dos veces en cuestión de horas. Ahora (14 horas, hora de Buenos Aires) lo he publicado por tercera vez. Veremos cuánto dura.

  20. lalectoraprovisoria Says:

    No sé a qué viene, pero ahora dice “Sorry, the comment form is closed at this time.”

    De todos modos, borrar comments de un bog no tiene nada que ver con la censura. La censura es la prohibición de expresarse en un medio propio ejercida por el Estado o un poder equivalente, de ningún modo el derecho de publicar lo que uno quiere en su propio medio.

    Q

  21. Laura Says:

    Cuando borrás commentarios porque no soportás a los que “piensan diferente” es peor “censura” que las que ejercen los estados cuando su propia supervivencia está en juego.
    Aparte de prejuicios contra el Islam, tenés una típica “personalidad autoritaria” que corroboran las reacciones cabsurdas a mis comentarios.

  22. Laura Says:

    absurdas

  23. Laura Says:

    Elsita, no creo que se pueda estar peor que en las cárceles norteamericanas o israelíes.
    Y si creés que “acá” se puede decir “lo que se te da la gana” es porque no sos conciente de la ideología dominante que reproducís.

  24. Pechomalo Says:

    ¡Felicitaciones Q! Es claro que tu blog es apreciado en España. Esta vez no han borrado mi mensaje, e incluso lo han respondido. Lo que sí han borrado es el mensaje en el que anunciaba que iba a publicar que me habían censurado en este blog. Por cierto, el blog sobre los premios a la derrota cultural no es mío y no sé de quién es, pero me pareció gracioso. Además, no tenía ni la más remota idea del proyecto Generación Nocilla, pero se ve que sus miembros se sentirían cómodos en Irán (claro que como ayatollas, no como cineastas opositores: http://mangasverdes.es/2006/09/13/las-perlas-racistas-de-javier-calvo/

  25. elsita Says:

    laura acá digo lo que se me da la gana y nadie me mete en una cárcel 8 años.ni me prohibe ejercer mi profesión durante 20 años por se opositora.
    conocemos las cárceles norteamericanas y las israelíes a traves de noticieros, películas , etc, etc. nada de irán y con cineastas presos , menos.

  26. Laura Says:

    Acá dónde? En Argentina? Ojalá los iraníes disfrutaran de nuestra insignificacia para los intereses norteamericanos y sionistas que amenazan su país.
    En países “democráticos” (como los principales hostigadores de Irán), cuestionar la política internacional (a sus supuestos e instigadores) te puede costar tu profesión y hasta tu libertad. Claro, vos no te meterías en esos asuntos… excepto para contribuir a demonizar de Irán, así que no te va a pasar nada: coincidís con la línea oficial.

    Y sí se sabe lo que pasa en las cárceles iraníes. Hay mucho publicado, incluso por los medios “oficialistas” de Irán. El mismo Ahmadinejad reconoció que en las cárceles iraníes hay “comportamientos inadecuados” (maltrato) a los prisioneros. La gran diferencia es que Irán no se dedica a bombardear países extranjeros en nombre de la “democracia” y a construir prisiones como Abu Ghraib en ellos. Tampoco se dedica a encarcelar (y masacrar) a gente por razones raciales como Israel y sus secuaces que se rasgan las vestiduras por los presos de Irán (estos días se cumplen dos años del genocidio en Gaza y hay más de 11.000 presos políticos en Palestina ocupada que a los cholulos del mundo del cine no les interesan).

  27. Lenny Says:

    Laura: Me convenciste; está bien que Panahi esté preso.
    PD: Seguís sin responder que opinión te merece Hitler.

  28. Josep Says:

    JLG sigue en forma!
    Como es el último post de cine, lo pongo aquí.
    Es el link del cine forum de unos chavales de una universidad de Barcelona. En su facebook, un crítico de la vieja guardia, Losilla (vamos un ericeano de esos que os divierten de tanto en tanto), pasó a torearlos con un comment pedantillo y sobrado. Y los chavales, que no deben tener más de veintypoquillo, lo han puesto a caldo. hay más política en sus primeros comments que en los últimos tres años de la cahiers española. Disfrutadlo.

    el link: Cinefórum ONE PLUS ONE ONE PLUS ONE es el título de una película de Godard y explica la idea de crear una programación formada por pases dobles de películas de autores diferentes. Estas películas, vistas una detrás de otra, cambian mutuamente, se transforman. Y surgen entonces ideas, relaciones. Cada sesión es un “montaje” diferente pensado …para que el espectador piense y aprenda el cine descubriendo correspondencias entre los films.

    Carlos Losilla De todas maneras, algún día habrá que discutir qué es exactamente eso del “montaje”. ¿Deberemos deshacernos de papá Benjamin (ya no digamos de papá Godard?)…

    Hay que picar donde dice cinefórum.
    Si no es aquí:

    http://www.facebook.com/pages/Cineforum-ONE-PLUS-ONE/136222843102523

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: