De un polaco a otro

Publicado en Perfil el 17/2/08

por Quintín

Terminé la columna de la semana pasada hablando de Baroni: un viaje, la excepcional novela de Sergio Chejfec, tan a contramano de las ficciones argentinas de estos días y de la moda que le ha conferido a lo íntimo una irrefutable connotación chic. Ahora me gustaría empezar con el mismo libro. Entre las sorpresas que el contacto con una escultora genial pero apresuradamente catalogada como “popular” le despierta al narrador, figura el aspecto didáctico de la obra, que tiene en Baroni el propósito de “inspirar, enseñar, mostrar, circunscribir”. Pero también señala Chejfec que hay en Baroni una melancolía asociada con nuestro lugar en el mundo: “cuando vemos que nuestro lugar, el que ocupamos, es impreciso e incluso, indecidido, sin dudarlo nos plegamos a ella.”

 

1img_1256.jpg

 

Una melancolía de otro tipo (aunque no necesariamente) me asaltó a principios de la semana pasada cuando, de pronto, tuve la visión de que la Argentina kirchnerista me acompañaría por mucho tiempo, quizás hasta el final de mis días. Todo indica que nos encaminamos hacia un país con un solo partido político y un solo poder, que sucesivas elecciones consolidarán con el tiempo mientras una debilitada y caricaturesca oposición servirá apenas para convalidar los requisitos más exteriores de la democracia. Mientras tanto, el sistema no sólo se vuelve menos republicano, menos federal y más corrupto, sino que la desigualdad social se acentúa, oculta por un gigantesco aparato de propaganda y el silencio o la aquiescencia de los intelectuales.

Me di cuenta, entonces, de que no estaba preparado para una situación política, social y humana semejante y se me ocurrió preguntarme si la literatura tenía algo que responder a la pregunta por la manera de habitar un territorio tan capcioso y resbaladizo como el que nos circunda. Di entonces por casualidad con Dos ciudades, un libro del polaco Adam Zagajewski, que contiene una selección de relatos y ensayos cuyos géneros se mezclan y confunden. Famoso como poeta, Zagajewski nació en Lvov, hoy Ucrania, en 1945. Disidente del régimen comunista, se exilió en Paris en 1982 y actualmente vive en Houston. Lejos de arrojar una luz definitiva sobre el tema, el libro agrega otras dudas y la convicción de que al llegar la madurez, no es la experiencia lo que prima, sino una curiosa forma de inocencia: “la amarga inocencia del ignorante, del que hace preguntas sin respuesta, del que se desespera y no puede saciar su curiosidad”.

Pero, además, Zagajewski cultiva una rigurosa ambigüedad en relación con el papel de los artistas. En principio, se manifiesta escéptico frente a la idea de que la disidencia política —aun necesaria, aun triunfante— pueda cambiar verdaderamente el orden de las cosas. Contra los que prescinden, como Jünger, es capaz de escribir: “Si de veras han conocido el mundo y lo ven con más claridad que sus contemporáneos, tienen que decidir si son capaces de vivir y trabajar como Alexander Solzhenitsyn”. Pero el condicional de la frase da lugar, a propósito de Gottfried Benn, a su refutación radical: “Existen dos reinos, el espíritu y la historia, y jamás se producirá un intercambio entre ellos. Siempre habrá poesía y siempre habrá un mundo de idiotas entretenidos en trasladar las fronteras, perfeccionar los tanques y ganar las elecciones al parlamento.”

Como se ve, el libro no propone un curso de acción frente a la coyuntura política nacional. En cambio, da lugar a un pensamiento más inquietante que las dudas de partida. En varios momentos, Zagajewski simula la voz cargada de cinismo de olvidados arquetipos: el funcionario de la policía secreta, el traidor, el jerarca del partido: “El totalitarismo —por utilizar vuestro término académico— es la vida, la energía, la ambición. El totalitarismo son premios, jerarquías, pasiones, grandes oportunidades”. Se puede discutir el término, pero ¿no son esas las voces que oímos?

Foto: Flavia de la Fuente

10 respuestas to “De un polaco a otro”

  1. emeygriega Says:

    No creo en los dos reinos incapaces de interceptarse y menos si son el del espíritu y el de la historia, que en mi opinión van de la mano.
    Sí creo que el pensamiento y los artistas, como Chejfec, nos ayudan a resistir a los idiotas, que no necesariamente están en el parlamento. El mal que nos aflige no es el de la estupidez sino el del cinismo y en ese sentido, seguro que un poema o una canción, no calmará nuestra fiebre cada vez que el mundo K quiera entrar en nuestra casa. Son como las hormigas.

  2. Mickey Says:

    «… El totalitarismo son premios, jerarquías, pasiones, grandes oportunidades.».
    Tan verdadero como inquietante.
    Inquietante a tal punto, que molesta pensar en ello.

  3. janfiloso Says:

    Me gustaría creer que hay alternativas.

    1 Respecto de la política

    No es lo mismo un idiota que elimina el sistema republicano y la democracia real, que dos idiotas que compiten dentro de una democracia real. En el primer caso, el pesimismo es la única salida, en el segundo, hay lugar para el optimismo, tal vez el juego de cambios sucesivos terminen por mejorar a los idiotas, aún en un proceso de varias generaciones.

    2 Respecto de los artistas

    ¡Ojo con el mayo francés! Los intelectuales en general y los artistas en particular tienen un papel que jugar y de hecho lo juegan más allá de sus propia voluntad, es decir, aún sin saberlo. Si meter en cana a Almirón (cosa que había que hacer) agota las expectativas de los intelectuales, entonces estamos fritos; si alguien es capaz de ver debajo del agua, entonces hay lugar para el optimismo.

  4. janfiloso Says:

    Me llama la atención que este post de Q haya generado tan pocos comentarios. En epocas de TA y Palma se hubiera generado un debate sangriento.

    Hay una frase que representa una grave denuncia, una seria toma de partido : «Todo indica que no encaminamos hacia un país con un solo partido político y un solo poder…»

    Tal vez un involuntario error haya lavado un poco la gravedad de la crítica : donde dice «todo indica que no encaminamos hacia un país …» debería decir : «todo indica que NOS encaminamos hacia …».

    El sentido de la observación se aclara ineludiblemente en las frases siguientes del post de Q, pero tal vez alguien se quedó con la frase mas lavada.

    Dos noticias de ayer confirman el estado de cosas : (i) el aumento a camioneros fue anunciado al estilo INDEC, es decir se anunció un aumento del 19,5 cuando en realidad fue del 24,5%; ¿ nos tomam por tontos y/o actuamos como tontos ?; (ii) los problemas en austral y aerolíneas preanuncian inevitablemente una sospechosa presión sobre la compañía para que en un futuro no muy lejano se vea obligada a aceptar una oferta de compra de un ignoto empresario K devenido a Bill Gates de un día para el otro tipo Eskenazi con Repsol-YPF. Tomo apuestas al respecto (y a que Jaime se hace un poco mas rico también).

    El post de Q es grave porque la situación político-institucional de nuestro País es grave.

  5. lalectoraprovisoria Says:

    Gracias Janfi por la corrección. Ya lo arreglé.

    Además, coincido con vos. La nota de Q es muy fuerte y pasó como si nada.

    Y, aunque restringida al ámbito cultural, también pasó lo mismo con la nota de Sandra sobre la gestión de Macri y el Colón. Misterios del blog…

    F

  6. janfiloso Says:

    Espero que sea porque estamos boludizados y no porque estamos kirtchnerizados.

  7. escleroftalmia Says:

    Q,

    No creo que tu premonición tan oscura se haga realidad. El kirchnerismo pasará como pasa todo. Pero no llamo a tranquilizarnos por esa frase de vulgata, sino que hay signos de que quizás una alternativa sea posible. (de hecho en su momento más fuerte no logró hacer desaparecer una alternativa. los pronosticos eleccionarios eran mucho peores que los que finalmente resultaron si pensamos en la conformación del sistema de paritdo único. Hay lugar en la Argentina para otra cosa. Sólo falta que los actores políticos a los que les toca la tarea asuman su responsabilidad de construir un partido o colición de fuerzas de centroizquierda no peronista debisdamente insitucionalizada -nada más ¿no?) Es cierto que es débil la oposición. Tampoco creo que la dicotomía sea entre optimismo y pesimismo. Hay que pensar en otros términos, en un diagnóstico certero que no sea un mero condenar a la Historia a la cancha de los oportunistas.

  8. emeygriega Says:

    jan: estar kirchnerizado y boludizado es casi lo mismo. Lástima que esa sinonimia se carga nuestra fe en la política.

    escleroftalmia: la oposición no está debilitada, simplemente no existe.
    Existen los que llegaron tarde al reparto de la torta y les quedaron las miguitas. Tu propuesta ¨sólo falta que que los actores políticos….asuman la responsabilidad….¨ es lo que ansiamos,pero parece imposible en estos tiempos.
    Si una gorda altanera y ególatra no llegó a un acuerdo con un bulldog desangelado que no llegó a un acuerdo con un canalla Lavagna que le fue funcional a K para atomizar la oposición…..
    Si los caudillos provinciales Sobisch, R. Saá, Puerta no pudieron resignar sus miserias aunque más no sea para hacerles frente…..estamos fritos.
    Mal que nos pese, existe una habilidad indudable del kirchnerismo para construir política.
    De la vereda de enfrente no hay opositores sino desplazados.
    Y la verdadera oposición, la concienzuda, la ideológica, tampoco abandona sus diferencias dinosaurias y siguen yendo a las elecciones por separado: Altamira, Walsh, PC, humanistas, Lozano, el socialismo o los socialismos (demócratas, auténticos, históricos, esdrújulos siempre).
    El horizonte es sombrío.
    Para coaliciones carnavalescas tipo Carrió-Olivera- Bullrich- Estenssoro (!), mejor la nada.
    Nadie puede hablar ya de crisis de representación. Esto es pura reprersentación de una sociedad quemada por la dictadura, donde no puede siquiera juntar treinta firmas para apoyar el regreso del Tren Blanco.
    Representación pura de una sociedad asquerosa y despolitizada que duele aceptar.

  9. Mickey Says:

    Dos cositas.

    Janf, no sé da mucha bola, porque entre otras cosas esto es discusión política básica. No hay elecciones de por medio hasta dentro de un año y pico.
    No es que la gente no se interese. Sino que como no hay muchas posibilidades de meter mano, no se gasta polvora en chimangos. De esa que vos y yo gastamos…. je.
    Este es uno de los secretos mejor guardados por la polítiquería argentina, y disfruta mucho de las posibilidades que brinda.

    Esclero, tiendo a mirar las cosas de la misma manera. El kirchnerismo en medio de la coyuntura internacional más favorable de la argentina desde hace por lo menos 80 años, muestra resquebrajamientos. Claro, el auge económico todo lo tapa.
    El problema es que está creando dos estructuras bastante permanentes:
    – está creando un complejo de capital PROPIO que dominará sectores importantes de la economía argentina.
    Esto mucho problema no será, porque los socios minoritarios en dos o tres años se hacen cargo de todo, y patean a los mayoritarios.
    – está reflotando el peronismo, que es un arma tan peligrosa como y metamorfósica como Terminator II.
    Hoy progresismo de izquierda, buscando sociedad con la internacional socialista; ayer democracia crisitiana con Carlos; mañana, lo que las circunstancias pidan.
    Este es el problema. Y muy distinto al generado por el PRI por ejemplo. El PRI fue un proyecto de poder y político, con ua visión de México a largo plazo (guste o no).
    El peronismo es un proyecto de poder. Un barco pirata extraordinariamente preparado para azotar los mares de la política argentina, que cada diez años queda abandonado en soledad en medio del mar para que un grupo de aentureros lo aborde y comience sus correrías.

  10. Carlos Cossi Says:

    Luego de ver parte del carnaval uruguayo, comparto la misma visión de Q.
    Las murgas en Uruguay constituyen una tradición popular y barrial de larga data y una expresión artísitca original e interesante. Pero desde hace unas cuantas décadas comenzaron a sesgar su discurso de una manera obsena, trataron de innovar para atrás -metieron más y más teatro y sensiblería ideológica- especialmente después de la última dictadura.
    Las murgas siempre fueron críticas de la politica, pero, por lo que sé eran más equidistantes y por lo tanto más entretenidas. En Uruguay tiene lugar, además de los desfiles puntuales (el corso y las llamadas) un concurso de conjuntos carnavaleros que dura casi todo febrero. En el actúan murgas, parodistas, comparsas lubolas, humoristas. Además de ser un concurso cuestionado (antes hubo denuncias de corrupción en torno a los fallos del jurado) parece un acto político partidario. El otro día, el presentador saluda al «candidato progresista del Paraguay» que estaba entre el público, nadie lo conocía y no correspondía esa apropiación de la fiesta. Después un conjunto de parodistas monta una historia con toda la lógica del peor teatro, en donde se cuenta la famosa fuga de los tupas -hoy parte mayoritaria del gob.- del Penal de Punta Carretas. Y la cuenta como si fueran mártires de la libertad, con cero autocrítica en la línea más propagandista que se pueda imaginar. De las convicciones antidemocráticas del MLN nada, de los secuestros y asesinatos nada, de su actualidad gobernante nada de nada. No digo con esto que se merecieran la cárcel ni barbaridades por el estilo, tampoco los igualo a los militares en su responsabilidad en la interrupción democrática. Pero no se equivocaron en nada?, no fueron mesiánicos, no fueron en algún grado victimarios también.? Parece que no. Le preguntaron a Fernández Huidobro, uno de los principales senadores oficialistas y ex tupamaro, en que se equivocaron. Contestó con ironía: en que no ganamos.
    Es triste ver como la murga y el carnaval pierden su independencia crítica. En suma se privatiza el Carnaval y una de las manifestaciones populares más independientes pierde sus músculos más vigorosos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: