Las profecías se confirman

Beatriz Sarlo sale a cazar brujas

por Flavia y Quintín

F: Empezó lo que temíamos. O siguió. Ya lo habías predicho en Perfil
y después escribimos algo en LLP.

Q: De todos modos, me sorprendió la virulencia del artículo de hoy de Sarlo.

 

3viena_2104.jpg

 

F: Pero ya te lo podías esperar por lo que habías hablado por teléfono con Filippelli en relación al Bafici.

Q: Sí. Filippelli me dejó helado. Me dijo que se había encontrado por casualidad con Wolf y le había advertido que si aceptaba dirigir el Bafici lo iba a considerar un oportunista. Tanto me asusté que le mandé un mail a Wolf que decía lo siguiente:

Después de pelearme con Filippelli por teléfono, te quería decir que si te ofrecen dirigir el Bafici y las condiciones son dignas (y si mi opinión te sirve de algo), creo que deberías aceptar. Serías un buen director y salvarías una situación que se ha puesto muy complicada. Y si no, será que no.

Eso fue el sábado 22, cuando se hablaba de la posible candidatura de Flehner para el puesto.

F: ¿Y qué te contestó Wolf?

Q: Wolf no me contestó. No somos amigos y, además, es un poco paranoico: siempre cree que yo tengo segundas intenciones en cada cosa que hago.

F: Estuvo un poco maleducado.

Q: Bueno, estaba con mucha presión. Y tampoco me tiene por qué dar bola.

F: Pero algo te tendría que haber contestado.

Q: Me pregunto cómo se sentirá ahora que llega el anunciado momento del abucheo de los intelectuales progresistas (por lo menos de algunos). Encima, Wolf lo respeta mucho a Filippelli.

F: Sí, le acaba de hacer un reportaje que salió en la Ñ de ayer. Pero nosotros también somos progresistas.

Q: ¿Ah, sí? Preguntale a Tomás Abraham qué opina.

F: Me importa un pito. Yo soy progresista.

Q: Pero inorgánica. No pertenecés al mundo del progresismo, con sus vasos comunicantes, sus lealtades, sus interpretaciones sesgadas.

F: ¿A qué te referís?

Q: Por ejemplo, que para Sarlo sea un bochorno que alguien trabaje en el Bafici de Lombardi y no para el Canal 7 de Gustavo López, una institución que se burla de su mandato de ser pública y plural, que está atravesada por la obsecuencia y la corrupción y orientada a la propaganda política.

F: ¿Qué era lo que legitimaba como progresistas a De la Rúa, Ibarra o Telerman? ¿Que Casabé dirigiera el festival de teatro? Los argumentos de Sarlo son muy débiles. Se apoyan en una carta de Casabé que apela a las delegaciones extranjeras y en un trascendido muy confuso de Peña que apareció en un sitio de internet, ni siquiera en una carta de renuncia. Allí se habla de despidos en masa en el Bafici, de cosas que quedaron completamente desmentidas por el nombramiento de Wolf, la ratificación de los programadores, el mantenimiento del presupuesto y la promesa de continuidad y autonomía hacia el futuro. ¿Qué quería Sarlo? ¿Que venga Flehner y tengamos cine publicitario en el Bafici durante 4 años? ¿Para qué? ¿Para demostrar que la política cultural de Macri es mala? Es mejor que sea buena.

Q: Creo que lo hizo a plena conciencia. Parte deliberadamente de fuentes endebles, de razones insuficientes, de declaraciones parciales para remontarse hacia lo peor que tiene su intervención, lo verdaderamente intolerable: la intimidación, el insulto, la difamación generalizada y a priori de todos los que acepten ser funcionarios de la cultura durante el macrismo como si fuesen colaboradores de la ocupación nazi. Eso es macartismo, persecución ideológica y ofensa personal: para Sarlo, personas como Wolf, Szuchmacher o Iaies son oportunistas, ávidos de poder, ignorantes y cómplices de la rusticidad, el patoterismo y las ambiciones que matan (Sarlo usa todos esos términos).

F: No se sostiene. Sigo sin entender. Macri no dio un golpe de estado. Lo votaron los ciudadanos de Buenos Aires. La modalidad del despido de Casabé después de 10 años de gestión (única anomalía supuestamente comprobable) no da para que una intelectual se exprese en esos términos frente a las instituciones democráticas. Podemos dar fe de nuestro propio despido desprolijo (por decirlo suavemente) en la época de Ibarra o el de la cúpula y buena parte del personal del Canal de la Ciudad cuando llegó Telerman. Hay cientos de casos en los que las administraciones culturales anteriores actuaron de manera arbitraria y despótica.

Q: Pero Sarlo va más lejos con su argumento. Dice lisa y llanamente que los progresistas deberían negarse a participar del gobierno de Macri “cuyas medidas políticas generales le generan problemas ideológicos o valorativos” (…) “No creo que quien pueda llegar, por su formación académica, intelectual o cultural, a un lugar de tanta responsabilidad tenga derecho a pensarse a sí mismo como un empleado raso, ni concebir su tarea simplemente como un ‘trabajo’.”

F: Parece un llamado al boicot, la insurrección, qué sé yo. Hasta insinúa una acusación de obediencia debida. Es un poco fuerte.

Q: Es lo que yo me temía. Macri=Videla. El tiempo puede darle la razón a los que creen que Macri hará un gobierno corrupto, contrario a los principios democráticos, a la justicia y a la libertad. Pero no hay nada que permita afirmarlo ahora, al menos en el área cultural. Está Sanguinetti en el Colón, pero con Ibarra estuvo Tito Capobianco. Y los cambios en los festivales no marcan una tendencia reaccionaria. Lo de Sarlo parece una continuación de la campaña pro Filmus que buscaba asustar con Bergoglio y la represión a los homosexuales.

F: Es insólito que a esta altura salga hablando de Barenboim y la Staatsoper o de la BBC. Es verdad que las costumbres políticas argentinas dejan mucho que desear. Ya lo escribimos en El Amante —premonitoriamente— en 1999 en ocasión del primer Bafici. No se le puede reclamar la autarquía de las instituciones culturales a Lombardi y no a Telerman, López, Lopérfido o Nun. Y menos si todo el problema es Casabé. Al menos por ahora.

Q: La verdad es que, tanto lo que me dijo Filippelli como lo que escribió Sarlo me dejaron muy preocupado. Son amigos (o lo eran) y tener que salir a criticarlos me duele. Pero no se puede avalar la intimidación intelectual y política.

F: Yo también estoy triste. Cada vez nos quedamos más solos.

Q: Y, para colmo, hasta es posible que tengan razón.

F: Pero ellos deberían actuar como si los demás también pudieran tenerla. La de Sarlo es una nota soberbia, prejuiciosa e imprecisa.

Q: Nunca los imaginé tan sectarios.

F: Ni tan apresurados.

Posdata: Cuando estamos a punto de publicar esta nota, llega un mail de Sergio Wolf en el que agradece la opinión de Q. Es terrible vivir pensando mal de los otros.

Foto: Flavia de la Fuente

90 comentarios to “Las profecías se confirman”

  1. Leandro Says:

    Muy interesante el diálogo.

    Para algunos “progresistas” pareciera que existen cazas de brujas “buenas” y cazas de brujas “malas”.
    Totalmente de acuerdo con esto:”No se le puede reclamar la autarquía de las instituciones culturales a Lombardi y no a Telerman, López, Lopérfido o Nun.”

    Saludos.

  2. enero Says:

    Pero sería un buena cosa reclamarsela a alguno, como para ir empezando

  3. Sine Metu Says:

    BAFICI Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente. Si es independiente, por qué lo tiene que organizar una entidad pública? Sundance, anybody?

  4. Arnulfo Says:

    Sine metu:

    Siempre la plata la ponemos nosotros.
    De las pérdidas también nos hacemos cargo nosotros.
    Ellos siempre emprenden con plata nuestra.
    ¿Y si lo toman como una pyme y salen a buscar fondos para poner al festival en movimiento?.
    ¿Y si analizan sus costos y beneficios y se unen en cooperativa los que tienen ánimo de emprender en esta industria que utiliza recursos renovables?.
    No; seguramente que a los millones que podemos vivir muy bien sin sus gustos particulares, ellos los baluartes del progresismo, nos enrostrarán cual un Roca, Mitre, o Sarmientinamente,el verso chanta de la razón sacrosanta de la CULTURA como estandarte necesario de las generaciones.

    Y; como funcionarios que vean reforzado su pedestal con estos ditirambos sobran, tendremos el alimento vano por necesario.
    Y nosotros pondremos la plata.
    Los millones a los que nos importa un rábano que nos reconozcan cultos en el mundo usando fondos públicos, (que ya nos aman sin que movamos un dedo. O mejor: aman nuestras propiedades baratas que les endulzaran la renta a la vejez.)
    Nosotros; los que deberíamos crear un movimiento para que no se distraiga un peso que no sea en salud, educación, alimentación y justicia.
    Nosotros los que por doce metros de vereda en un edificio choto de 40 años pagaremos de ABL 20.000 pesos por año y no queremos que se pierda ni un solo centavo.

  5. janfiloso Says:

    Sine metu: (variante janfiloso amodo de miscelánea)

    Siempre la plata la ponemos nosotros.
    De las pérdidas también nos hacemos cargo nosotros.
    Ellos siempre emprenden con plata nuestra.
    ¿Y si lo toman como una pyme y salen a buscar fondos para poner la salud en movimiento?.
    ¿Y si analizan sus costos y beneficios y se unen en cooperativa los que tienen ánimo de emprender en esta industria que utiliza recursos renovables?.
    No; seguramente que a los millones que podemos vivir muy bien sin sus gustos particulares, ellos los baluartes del progresismo, nos enrostrarán cual un Roca, Mitre, o Sarmientinamente,el verso chanta de la razón sacrosanta de la SALUD como estandarte necesario de las generaciones.

    Y; como funcionarios que vean reforzado su pedestal con estos ditirambos sobran, tendremos el alimento vano por necesario.
    Y nosotros pondremos la plata.
    Los millones a los que nos importa un rábano que nos reconozcan sanos en el mundo usando fondos públicos, (que ya nos aman sin que movamos un dedo. O mejor: aman nuestras propiedades baratas que les endulzaran la renta a la vejez.)
    Nosotros; los que deberíamos crear un movimiento para que no se distraiga un peso que no sea en cultura, educación, alimentación y justicia.
    Nosotros los que por doce metros de vereda en un edificio choto de 40 años pagaremos de ABL 20.000 pesos por año y no queremos que se pierda ni un solo centavo.

    SOLO CAMBIE CULTURA POR SALUD PARA QUE SE VEA QUE SE PUEDE SOSTENER CUALQUIER COSA CON ARGUMENTOS PEDORRAMENTE IGUALES.

  6. juan villegas Says:

    Estoy de acuerods con Q y F. Lo de Sarlo de hoy fue lamentable. Yo me sigo encontrando con gente, supuestamente informada, que me cruza en al calle y me dice: “¡Qué cagada! Macri cerró el Bafici y el Festival de Teatro.” Y tengo que explciar que esos mails OPORTUNISTAS y tramposos nod ecìan toda la verdad, que nadie cerró ni estuvo por cerrar nada, que es cierto que hubo desprolijidades graves, que hay que estar atento y activo porque no hay garantía de nada, pero que se nombraron en todos los casos directores artísticos serios, idóneos y coherentes con las hsitorias de los festivales. Lo mejor que hizo Wolf es, no solo aceptar el ofrecimiento, sino decir públicamente cuáles son las condiciones que deben mantenerse y que es urgente la autonomía y la institucionalización del Festival.
    Todo me hace acordar un poco al “cuanto peor, mejor” que sostenían los grupos armados en los setenta.

  7. Samurai Jack Says:

    Las cosas nunca son tan simples y todo tiene distintos niveles de lectura.

    En un nivel de la cosa a mi me gustaría que Macri fracasara miserablemente y en ese nivel ir a dar la cara por el suena a colaboracionismo.

    En otro nivel el BafiCI en particular y otras cosas de cultura de la ciudad quisiera que no se cayeran y que fueran incluso mas grandes y mejores.

    Macri puede no saber un pomo de gestión cultural pero no come vidrio y recordemos que como presidente de Boca buscó a Bianchi cuando no se lo tragaba y se amigó con Maradona despues de que el diez lo llamó cartonero.
    Es cierto que después perchó gente como el patrón Bermudez o sea sabe lo que le conviene pero sigue siendo un patrón de estancia (o de fábrica) con sus caprichos.

    No es raro que Lombardi sea el secretario de cultura y turismo si pensamos que fue el Coti el que armó los primeros cuadros del macrismo con los restos de la coordinadora.
    Lo que hay en el área de cultura es continuidad o continuismo?
    Vieron que fácilmente una palabra parecida transforma algo virtuoso en algo infame?

    La tarea de los intelectuales es pensar todo el tiempo y Sarlo lo hace todo el tiempo en voz alta lo que la expone todo el tiempo y esa es una forma de valentía que hay que agradecerle.

  8. sasa Says:

    Acá y allá, leo la Lectora Provisoria. Flavia y Quintín son como Mónica y César con onda. Me gusta el cuadrito donde actualizan las novedades del día. Extraño sólo teóricamente a Abraham. . No sé lo de Sarlo contra Macri, no estaba bien acaso el vacío, la insurrección?

  9. Arnulfo Says:

    Janfiloso, tomate un carminativo. Yo no hago una pedorra malversación de los términos.

  10. janfiloso Says:

    no, hacés una pedorra malversación de argumentos …

  11. Sine Metu Says:

    le podrían haber ido a pedir plata a Chávez y organizarse un sundance paralelo

  12. juan manuel Says:

    Es curioso:ahora parecería que la culpa de los cambios de directores, tanto del Festival Internacional de Teatro como del Bafici, la tiene Beatriz Sarlo. El artículo de Sarlo va más allá de un juicio sobre la idoneidad de este o aquel postulante, se refiere puntualmente a la remoción caprichosa, pedante, de gente que ha demostrado capacidad de gestión, sin que haya motivos concretos, de la índole que fueran, y contrapone estas arbitrariedades a la continuidad de que gozan en, por ejemplo, Berlín, los directores de un teatro o de un festival de música, cuyos plazos, ajenos a la contingencia banal de los tiempos electorales,les permiten diagramar calendarios culturales de calidad. No leí virulencias de ninguna clase, y si una opinión sensata y bien argumentada, más allá de que las fuentes puedan ser cuestionables, lo que es trivial, pues ya sabemos hasta que punto cualquiera de los diarios llamados importantes trabajan con fuentes endebles, caprichosas, con trascendidos y rumores.

  13. WW Says:

    “…se impone la idea de que alguien inteligente y, supuestamente, con buenos proyectos puede incorporarse a cualquier estructura en cualquier condición. Para no hacer responsable sólo a Mauricio Macri de este clima político, reconozcamos que no sucede sólo en la Ciudad de Buenos Aires”

    Aflojen con la paranoia, no se trata de una conspiración K. Y no se tomen todo a título personal por favor porque así eso de “nos quedamos cada vez más solos” se hace profecía autocumplida. Si a mí me preguntan, mientras los festivales no sean autárquicos, en cada cambio de gobierno los directores por concurso tienen que tener las valijas hechas antes de que asuman las nuevas autoridades. Hay que tener un poco de dignidad política, pero eso vale tanto como para el que estaba como para el que viene, para Casabé como para Wolf. Por otra parte, yo no vi que en esa nota nadie identificara a MAcri con Videla.

  14. lalectoraprovisoria Says:

    La idea de que con cierto gobierno no se debe colaborar a menos que uno sea un oportunista solo se aplica a las dictaduras. Sarlo habla como si el gobierno de Macri, en particular su área de cultura, fuera de un género distinto de los anteriores, en cuya administración era lícito participar. ¿De donde saca, si no, que la rusticidad y el patoterismo son patrimonio de Lombardi?
    Q

  15. lalectoraprovisoria Says:

    Y nadie dijo nada de una conspiración K. Sólo hay una coincidencia entre la UOCRA y los despreciadores de Lombardi.
    Q

  16. saneduardoclon Says:

    1) tranquilos, aflojen, es muy bueno lo de Beatriz Sarlo como “oportunista”. Es realmente una maestra ” del simulacro “. Que hablen de ella, así siempre lo hizo. Y Uds. caen en su red. Goza con su discurso, y goza más con sentirse referente. Porque en el fondo, esta hablando de sus cosas, de sus inseguridades. La “estrella del progresismo” que reclama angustiada estabilidad, SIENTE que ella misma está en peligro, que solo le va a quedar la universidad y alguna tira mas en un diario. 2) su territorio,LA CIUDAD DE BS.AS.,ya no la pisa segura; y utiliza ” en beneficio propio” lo que lamentablemente le pasó a Peña y a Casabé, como forma subliminal de expresar su odio a MACRI, y de patalear porque se siente excluida a futuro. No caigan en la trampa de esta maestra de la confusión, es muy zorra; usa a la gente. 3) le recomendaria para estas fiestas, para recomponer su coherencia ideológica maltrecha, se vaya al sur, a festejar en familia (la cual dificil, critique con nombres y apellidos).

  17. WW Says:

    “La idea de que con cierto gobierno no se debe colaborar a menos que uno sea un oportunista solo se aplica a las dictaduras”.
    No creo que eso sea así ¿Por qué se aplicaría sólo a las dictaduras? Muchos colaboran con K y no dejan de ser oportunistas tampoco. Se refiere a que si estas en las antípodas ideológicas de Macri -si siempre lo estuviste- no aceptes el cargo ahora que te lo ofrecen. De todas maneras no sé si Wolf es oportunista o no, no lo conozco, quizás siempre colaboró con Macri.
    Con la chicana de la paranoia me refiero a que S y F son abiertamente opositores al kirchnerismo. Y dudo que asientan fácilmente a la fórmulo Macri=Videla (expresamente se pronunciaban en contra de la campaña de Ibarra en esos términos cuando estaba por ser destituído) A lo que voy es a que usualmente extremas tu posición a un punto que creo exacerbado. Quizás el de Sarlo también lo sea en un punto.
    Saneduardo: Hace rato que Sarlo no está en la universidad.

  18. lalectoraprovisoria Says:

    La pregunta es cuál es la profunda diferencia que separa a Macri de Telerman que inhibe a los progresistas de participar del gobierno de uno y no del otro. Obviamente, no la hay. O es algo muy individual, lleno de matices. Pero Sarlo decreta cuál tiene que ser la conducta ajena y generaliza brutalmente sin una base sólida. Aceptar que Macri es parte del gris que nos rodea en una ciudad gobernada duante más de una década por un progresismo trucho sería un acto civilzado que permitiría, además, hacer las críticas que correspondan. Pero Sarlo sale a tirar nafta cuando hay un montón de gente con el fósforo prendido.
    Q

  19. Volvio el quilombo Says:

    Sarlo expone a Peña, también, quién fianalmente renució y no dejó muy claro el por qué. A mi me gustaría saber el verdadero motivo de las renuncias del director artístico y la productora ejecutiva del bafici.
    Finalmente cobraron el sueldo todo el año para hacer la décima edición del festival y se fueron sin explicar por qué…. nunca dijeron abiertamente que se iban por cuestiones ideológicas (tal vez eso hubiera sido lo más honesto y entonces tenían que renunciar cuando Macri ganó las elecciones). Si finalmente se queda todo el equipo, se evidencia que no todo estaba tan complicado. Simpre me resulto dificil de creer que un festival no estaba garantizado por el retraso en los pagos de los screening fees.

  20. Diego Says:

    F y Q: estoy muy de acuerdo con ustedes en lo referente a la “caza de brujas”. Muy a menudo, cuando discuto el “problema Macri” con algun progresista de la nueva camada, tengo terror a sonar macrista. Si Macri lleva en su gobierno medidas reaccionarias, de derecha, lo que sea o si termina negociando con Kirchner lo criticare cuando corresponda. Corrupto, si, lo es (aunque convengamos que tampoco es una caracteristica inusual por estos pagos). Pero que desde antes que asuma Macri se este llevando a cabo esta especie de persecucion a quienes participen del gobierno; incluso intelectuales que yo no me hubiera imaginado con esa postura, ni esgrimiendo ninguna pose de “progresista” como Beatriz Sarlo… me suena muy preocupante.

  21. AcheDT Says:

    Totalmente de acuerdo con Mónica y Cé… hmm! perdón! Decía que creo que Wolf nos viene muy bien a todos, que el Festi le viene bien a Wolf y que a la mierda con tanto Chachismo: a arremangarse y mejorar las cosas, que solas (con Macri) no se van a mejorar. El BAFICI y todos los que lo hicimos y disfrutamos se lo merece. ¿Y por qué nos íbamos a tener que bancar a Flehner managing el BAFilmFest? Sarlo es una desubicada y cualquier comparación con Videla & Co. es un despropósito.
    (LLP es lo más!)

  22. Zorro gris. Says:

    Juan manuel, estoy de acuerdo con vos.

    Es terrible como se llega a apreciar la mediocridad del famoso “bueno, por lo menos algo…”. No se puede caer en el facilismo de decir algo así como El gobiero de Macri va a ser una mierda, pero esperemos que dentro de todo algunas cosas estén buenas. Vamos a morir en el conformismo, ¿qué se hace con el conformismo?

    Yo no tengo nada en contra de Wolf, de hecho creo que hizo una buena película (aunque el final es muy discutible) y que su libro sobre la literatura y el cine no está muy bien, pero sirve para discutirlo. No creo que en su texto, Sarlo esté criticando la capacidad de Wolf como director de BAFICI sino más bien tratar de ver el problema que aparece en el proceso de designación del director del festival. Ahí existen problemas de toda índole que no se quieren ver (y que afectan claramente esa designación) cayendo en el “por lo menos algo”, que está dicho, literalmente por Villegas en comentarios anteriores: “Si el elegido era Flehner, yo me hacía piquetero. Si es alguien coherente con lo que es el Festival, habrá que renovar la confianza y seguir insistiendo con la autonomía.” para finalmente terminar diciendo: “Todo me hace acordar un poco al “cuanto peor, mejor” que sostenían los grupos armados en los setenta.”

    Entonces, a mi me hace acordar a la frase: “bueno, por lo menos algo”

  23. Carlos Says:

    Desde cuando un área -como la cultural- que se supone de mediano y largo plazo y que por sus características necesita de continuidades (que no quiere decir “siempre lo mismo” ni gestiones sin control público) tiene que estar alineada al partido ganador y desde cuando sus gestores tienen que pofesar la fe ganadora? Desde cuando hay que andar con el carné en la mano? Por definición, si se pretenden políticas culturales que le permitan a la gente acceder a cosas que el mercado no provee, o provee escasamente, y se es demócrata, que otro camino hay que no sea el que se ha tomado? Porque la otra es refundar constantemente las cosas, que el partido ganador cope todos los cargos, y que quede bien clarito que los que ocupen esos cargos profesan la fe ganadora. Y tendremos museos progresistas y después museos neoliberales, cine progre y cine neoliberal, bibliotecas progres y bibliotecas de derecha y así cada 5 años. En democracia la continuidad no se puede saltear la política y la política no tiene porque antentar contra las continuidades. El caso del Bafici, por lo que veo, parece un buen ejemplo de continuidades culturales en democracia. Y los malos ejemplos sobran, así que no es poca cosa.
    Ahora, si un presidente o un intendente electos democráticamente plantean su gestión de antemano como una cruzada fundamentalista y los que no lo siguen son el enemigo, y además piensa las manifestaciones culturales como subproductos de la doctrina o meras poleas de transmisión de mensajes concientizadores (o desconcientizadores) ahí, como decía algún personaje de Harrison Ford “I don’t dance Mr President”. Por el contrario, si hay en un gobierno democrático un reconocimiento de las dimensiones culturales, no veo razones para no participar.

  24. mariano Says:

    “Volvio el quilombo”, no hay motivos ocultos en la renuncia de Peña y Petrozzino. Es como lo dice Peña en la nota de otroscines. Lombardi nunca le pidió que se quede en el BAFICI, lo mandó a un asesor a preguntárselo por mail, Peña puso sus condiciones (libertad de programación, mantenimiento del equipo de trabajo, la plata en febrero y no en mayo, etc) y le contestaron siempre con vaguedades. De entrada sintió que le estaban pidiendo que se quede de compromiso, por lo que además pidió que a esas condiciones se las garantizaran por escrito. No tuvo respuesta, porque además el asesor con el que negociaba se notaba que no tenía mucho poder tampoco. Básicamente, sintió que no tenía respaldo. Ni el ni la productora, por eso renunciaron.
    Lo que pasó después es que Lombardi estuvo buscando un director nuevo, se habló de Flehner y se dio cuenta de que no iba a tener aceptación, y cuando vio que iba encaminado a un nuevo caso de papelón titiritero, que se le venía el festival encima, salió a negociar con Wolf y le terminó prometiendo a él todo lo que no le había prometido a Peña.
    Todo esto viene de una fuente directa.
    Saludos

  25. Carlos Says:

    No conozco el proceso de designación de Wolf, pero me parece que no estamos discutiendo procesos de designación. Si el proceso de designación hubiera sido otro no creo que las caza de brujas parara. El asunto es la continuidad de las políticas culturales (que es lo que es el Bafici en última instancia) en democracia. Si el gobierno profesa credos distintos que el mío, pero 1) fue electo democráticamente, 2) se compromete o se muestra dispuesto a respetar determinádas políticas pensadas para continuar más allá de los períodos electorales 3) nombra gente relativamente idónea y mantiene el staff del período anterior lo que denota una sana coincidencia con los actores culturales acerca lo fundamental 4) a cambio sólo exige rendición de cuentas, y compromiso con un enfoque cultural que los gestores adelantan, dado que se trata de dineros públicos, cuál es el problema?
    En el Uruguay, mucha gente de izquierda participó de la instrumentación de políticas culturales durante los gobiernos de los partidos tradicionales. Es más, me animo a afirmar que la gran mayoría eran de izquierda. A nadie se le ocurrió pensar en esa gente como traidores a la causa, ya que se trataba de áreas que la propia política excluye parcialmente de las clivajes partidarios más agitados y electorales. Esas políticas eran consideradas patrimonios comunes, conquistas de la ciudadanía. Muy parecido, salvando las distancias, que lo que pasa con la escuela pública. Hay que ser liberal para dar clases bajo un gobierno liberal?.

  26. Carlos Says:

    el comment era para Zorro gris.

  27. Zorro gris. Says:

    Ahora, continúo con lo anterior, ¿qué pasaba si Flehner manteníal a estructura del BAFICI tal cual la había dejado Peña en su útlima edición?, ¿estaba bien igual?… Esto no es simple prejuicio. Insisto, no creo que Wolf haga un mal trabajo, el problema está en otro lado y tiene que ver con los procesos y no con los resultados finales.

  28. boudu Says:

    0. Adhiero a todo lo dicho por ‘mariano’.

    1. Es verdad que la nota es imprecisa y no va a pasar a la historia. Y puede ser que la coyuntura sea la que dispare el reclamo de mayor coherencia en los cambios de nombres en cargos.

    2. A veces creo que esa es la gran ventaja de la democracia, la coyuntura de cambios de gobierno obligando a la gente a actuar con seriedad, aunque supongo que creer esto es como creer en los reyes.

    3. Sin embargo lo que plantea Sarlo sobre las razones para un cambio de nombres en cargos de gestión es algo válido y que no había escuchado antes. Define un criterio para legitimar un cambio, algo que ciertamente carece las renuncias y nombramientos que hizo Lombardi, asi como las de antes otros funcionarios en el mismo cargo.

  29. saneduardoclon Says:

    1) Una gran noticia, atrasada para mí, acepto su veracidad. Hace mucho que no piso la UBA y periféricos. Leo libros, papers científicos, diarios,revistas, poca bola al quehacer cotidano del mundillo académico…pero…. 2) Recuerdo, que en “Soy Roca” Félix Luna describe la llegada de un chasqui, un emisario del enemigo.Ante la desconfianza de que fuera un impostor del verdadero discurso, Roca no acepta consejos de sacrificar al animal, para comprobar ex-vivo e indirectamente con baqueanos, en las entrañas del pobre caballo; la veracidad de sus palabras.Y manda al correo humano a ejecutarlo, sin miramientos. Siempre el Tipo despues, tuvo remordimientos. Más cuando supo su procedencia legítima. El haberse equivocado, el haber elejido el mal mayor. 2) Esa lectura juvenil, todavia me da escalofrios. Apartando mi rechazo innato y adquirido al universo milico; no chequear toda la información, me estremece. Convertirme en un Roca. Antípodas para el desarrollo de un pensamiento perfectible y sincero (si te dan las neuronas y la “altura interior” de las mismas). 3) Y bien, he cometido un error, lo admito. Que barbaridad. La hacía a la Sarlo, todavía dando clases. Y ya no está, en la Universidad (el chasqui WW me lo recuerda, y parte raudo de regreso), trae información actualizada. ¿seré atemporal? 4) Michel Houellebecq … me diría sorprendido, a manera de consuelo reverso : ” A este mundo le falta de todo, salvo información suplementaria ” (Ampliación del campo de batalla / Anagrama / Pag.94 ) 5) LA CUESTION AQUÍ ES OTRA; no se puede cacarear SIN ovocito, si otra gallina va a poner SU huevo, y más, en este gallinero. 6) ¿ ahora, se acuerdan de la estabilidad de la BBC ?!!, del ejemplo que da el 1er. mundo con ” la continuidad y sustentabilidad de proyectos “, cuando AQUÍ se rosqueaban todo hasta hace unos años, a fuerza de “serrucho verbal” cotidiano, para fines (de última), de mayor poder, estabilidad y confort propio y de sus “circunstanciales” aliados, en el campo de la cultura ?? 7) una vez, le decia a Q. en mail privado (no se como me aguanta el tipo, todavía), que mi concepción científica en ciencias duras inicial, y “blanda” intra y subsiguiente, me hacia pensar que el cerebro se alimenta basicamente con 4 cosas: a) glucosa 6-P. b) complejo vitamínico B carrier, incluyendo acido fólico. c) fantasias. d) deseos de parir el mundo….(punto, lo personal). 8) este último item, transportado “libremente” a este comment, es sencillamente lo que necesita Macri y Wolf…. (Primer Desafio Importante en Cultura de su gestión ): PARIR EL BAFICI …y vigilarlos a ellos, TODOS nosotros. Los demás ” “ñoquis de la cultura “, que cacareen, que dejen traslucir su ovocito no fecundado, que lloren la falta del gallo que los preñaba. O, se pongan ” serias, en pose de anonadadas ” como la Sarlo, cuando en realidad, toman las desgracias y desprolijidades cometidas sobre otros, para proyectar su: “simulacro, en beneficio propio ” ( leer mi opinión, 2 comments más arriba). 9) y por último,(va para el Gobierno de la Ciudad), de un ciudadano agnóstico en lides políticas: no se les ocurra parir un monstruo, porque ya tiene hermanitos, de darwinianos ancestros, y quieren mejorar la especie,sus nuevos padres. Lean si les piace mi propuesta “intra-festival”, en el post por la designación de Sergio Wolf. Quizas les ayude, quizás no crean, quizás se sonrian con lo que piensa un ignoto espectador.+++ Saludos 2008 a todos, habitantes del blog más lúcido, controvertido y fecundo de la zona fitogeográfica, pampa húmeda argentina +++ saneduardoclon

  30. WW Says:

    El progresismo será muy trucho, lo podemos discutir todo lo que quieras, pero eso no es una excusa para decir que hay muchas zonas grises, entonces todo me da más o menos igual, y da lo mismo MAcri que Telerman que Ibarra. No creo que sea así. Con lo de que S sale a tirar nafta estamos de acuerdo, pero no veo cuál es el problema de tener una postura pública. Lo trucho en estos casos es andar agarrando carguitos en una circunstancia revuelta, confusa, durante ún vacío de poder. Quizás Wolf tenga claros fundamentos, no lo sé. Nadie tampoco duda de su idoneidad. Si querés saquémoslo a Wolf y hablemos de Filmus, que recorrió todos los gobiernos por lo menos desde MEnem (y ahora lo venden com ex frepasista, cosa que nunca fue). Sarlo advierte contra eso. Y sí, está en contra de Macri, pero también advierte que no es sólo un problema de Macri. No es una caza de brujas, es señalar algo bien concreto: asumir como director de un gobierno de derecha cuando ideológicamente uno no acepta los principios básicos de ese gobierno.
    La caza de brujas consiste en decir, como dicen los intelectuales K, “quien no está conmigo es un gorila reaccionario antipueblo”.

  31. Eamonn McDonagh Says:

    “de gente que ha demostrado capacidad de gestión,”

    según ellos mismos, principalmente

  32. sinchi Says:

    EXITOS PARA EL 2008!!!

  33. Carlos Says:

    “No es una caza de brujas, es señalar algo bien concreto: asumir como director de un gobierno de derecha cuando ideológicamente uno no acepta los principios básicos de ese gobierno”. Y qué es sino? No me digan que es
    un dato de la realidad, o una afirmación neutra. La caza de brujas puede venir de la izquierda también. Sigo sin entender que tiene de malo asumir un cargo en un área pensada para sostenerse en el tiempo. Es evidente que, en la mejor versión de todos esto, se trata de no andar cambiando en cada período electoral, al menos no de manera radical. La idea es justamente que, en estas materias, lo fundamental no es la adscripción partidaria o la doctrina profunda. La continuidad es eso, no tener el mismo festival durante 30 años, con los mismos gestores del mismo partido que gobierna. Y si no no hablamos de democracia. Concuerdo con Boudu en que ” A veces creo que esa es la gran ventaja de la democracia, la coyuntura de cambios de gobierno obligando a la gente a actuar con seriedad,” .
    Además no es lo mismo dirigir el Bafici que un Ministerio, no es lo mismo trabajar en un museo que tener una banca parlamentaria. Los cargos de gobierno tienen una carga de compromiso político/partidario mucho más alineada y sujeta a evaluaciónes decisivas e integrales de la ciudadanía en cada período electoral.

  34. 31 de diciembre Says:

    Para ayudar a seguir pensando… y como me dice Mariano, de buena fuente aclaro: nunca le ofrecieron el bafici a Flehner y nunca estuvo a punto de ser director del BAFICI

  35. Volvio el quilombo Says:

    Mariano,
    Peña tenía garantías por escrito cuando hacía el festival con Telerman? Si su renuncia se basa en “sensaciones” que tuvo en las reuniones y, finalmente, el equipo está todo confirmado y parece que hay garantías para la próxima edición, sus “sensaciones” no lo habrán traicionado?
    Dos cosas que no me gustan había en la carta de renuncia 1. la excusa infumable de los screening fee. 2. Que no tenía garantizada la continuidad despues del 2008.
    Finalmente parece que la decisión tiene que ver con subjetividades emocionales y con una pulseada de poder para quedarse en el 2009. Insisto, no los echaron y cobraron todo el año para irse sin dar explicaciones, no me parece correcto.

  36. lalectoraprovisoria Says:

    WW. No se puede, como hace Sarlo, reclamar por la continuidad de las instituciones culturales, citar la BBC (de paso, lo que sería más oportuno con la BBC es compararla con Canal 7), el Staatsoper y no sé qué, y al mismo tiempo decir que no se debe asumir en un gobierno cuyo signo político no se comparte y oponerse así a un caso en el que esa continuidad se respeta como finalmente ocurrió con el Bafici. ¿Para qué serviría la autarquía, entonces? Así enunciada parece un reclamo para que siempre gobiernen “los nuestros”: si Casabé no sigue diez años más, entonces que no siga Wolf tampoco. No se entiende nada. Y si Lombardi hubiera decidido reemplazar a Kive Staif, que tiene su autarquía propia, habría sido bueno o malo? Y si Casabé hubiera seguido, ¿habría sido una traidora?

    No me parece que Sarlo hable de Filmus, sino erróneamente de Wolf que, lejos de tener una actitud oportunista, fue lo suficientemente valiente como para encarnar la continuidad de una política que se reclama de boquilla y se boicotea en la práctica.

    El mundo está que arde, la Argentina está difícil. ¿Es necesario salir a perseguir a los que quieren continuar con una buena gestión en un festival de cine? ¿Es necesario bombardear los puentes de la convivencia cuando las diferencias son ínfimas? Porque la política cultural de la ciudad está en manos de gente del mismo grupo desde la época de Lopérfido. Solo hay diferencia de matices y de roscas y subroscas dentro de una misma idea de la actividad cultural. Pero ese es otro tema.

    Q

  37. Carlos Says:

    De acuerdo Q.
    Tengo un conocido que tocaba el bajo en una de las bandas más destacadas de Uruguay. Es de izquierda, no tiene carné pero es de izquierda. Tabaré Vázquez gana las elecciones y su partido, el Encuentro Progresista, prepara una mega fiesta para celebrar el triunfo. La banda de mi amigo es invitada a participar. El conocido mío, llamémosle P, se opone, es un acto claramente partidario. P es de izquierda, pero no se confunde y tiene intuiciones liberales también. El resto de la banda argumenta que no, que se trata de celebrar la democracia. P retruca que no es así, que eso ya se celebró a la salida de la dictadura (vino Charly García, entre otros). Ya recuperamos la democracia, no me vendan buzones dice P. Votan y pierde P por tres a uno. La banda terminó tocando en un acto publicitado como celebración del triunfo de la izquierda postergado por décadas, en donde no hubo prácticamente ninguna convocatoria a celebrar el sistema democrático per se. Cosa que no estaría nada mal pero sería de muy mal gusto hacerla coincidir con los festejos de un partido, tendría que ser una celebración institucional organizada por todos los partidos, las organizaciones sociales, núcleos ciudadanos, etc. Y P es de izquierda, pero tiene dignidad, incluso para aceptar la votación adversa en la banda y terminar tocando.
    Ahora me pregunto, si a P. le proponen dirigir un festival de rock, que tiene años y que sobrevivió las diferentes administraciones, P, tendría que negarse? Y si acepta, debería renunciar automáticamente si las próximas elecciones las gana el Partido Nacional?. Me parece muy claro que no, por lo menos no en democracia.

  38. JorgePayador Says:

    ¿No tendrá que ver con la persona y su posición política? ¿Puede alguien que se dice de un signo político asumir un cargo “cultural” sabiendo que la política económica y social del gobierno que se lo ofrece va en un sentido político contrario? Salvo que se piense que las gestiones culturales se abstraen del resto de la política, en cuyo caso las preguntas estarían de más.
    Hay algo que es verdad, hay ciertas personas que están exentas de la crítica despiadada como el Sr. Staif, reconocido casi unánimemente por sus buenas gestiones, incluso durante la última dictadura militar.

  39. Mr. Burns Says:

    Kive Staiff dirige el San Martín, el teatro más triste y aburrido de Occidente. Y sigue, y sigue…
    De acuerdo con Q, la cultura de la ciudad la dirige siempre el mismo grupo, radical-levemente izquierdista y, con algunas variantes, de una soberbia antidemocrática.
    El asesor de Lombardi, el tal Blas Martínez, ¿es el hijo de Tomás Eloy? Lo recuerdo por algunas notas periodísticas. Si es así, ¡qué carrera!
    Me parece que Wolf “trabajaba” desde hace mucho tiempo para ser director del BAFICI. Le da igual estar en el Centro Cultural Rojas que en el susodicho evento… Hay algo ahí que no cierra. Además, se supone, es un gran amigo de Peña.

  40. Zorro gris. Says:

    P debería renunciar, en tanto y en cuanto, no quiere apoyar, colaborar, con un partido político con el que no está de acuerdo (eso es “dignidad”. No querer lo que quiere la mayoría, que es el problema de la democracia). De la misma manera que lo haría votando por la oposición alguna elección, o directamente impugnando el voto si no está de acuerdo con el sufragio universal. Ponganse a pensar en la gente que votó, por ejemplo, a Lozano en las elecciones que ganó Macri y en la segunda vuelta lo votó a Filmus para que no gane Macri.

    El BAFICI se va a desarrollar, espero, sin problemas, y todos vamos a poder disfrutar de buenas peliculas, etc, etc. Pero quizás cuando se entreguen los premios, y se saque la foto final con todos los ganadores en el patio de Hoyts General Cinema, entre los ganadores estará Lombardi, Macri (como lo estuvo Telerman o Ibarra) y sí, también Wolf. Y hablando de cine, quizás compartan el mismo encuadre. Ahí hay por lo menos algunos problemas.

  41. lalectoraprovisoria Says:

    Yo tuve que estar con Ibarra, con Telerman y con López arriba del escenario. Los tres me producían un enorme desagrado. Por los tres sentía un desprecio parecido. También, para colmo, solía estar Coscia ¿Debería haber renunciado a hacer el Bafici? Es todo un tema.
    Q

  42. janfiloso Says:

    me acuerdo de una película sobre tchaikoski, cuando la mecenas, que amaba en secreto a T. pero no lo conocía, se anima finalmente a invitarlo a su castillo para terminar enterándose que T era homosexual; la escena es terrible porque la mecenas en su frustración incendia el castillo;
    el estado es un mecenas obligado, y los mecenas no deben opinar sobre las preferencias de sus protegidos, están protegiendo el arte, no al artista;
    el artista por su parte tampoco debe juzgar a su mecenas; sobre ciertas reglas mínimas, básicamente la democracia las garantiza como sistema, el artista debe hacer arte y el estado poner la plata, punto. Las preferencias de cada uno se juegan en otro nivel, no en el cumplimiento de sus obligaciones recíprocas.

  43. lalectoraprovisoria Says:

    Agrego algo. Me parece que la gente tiene que tener el derecho de decidir qué hacer en un caso semejante y asumir la responsabilidad de sus actos. Si no trabajan para Videla sino para un gobierno democrático, no se les debería impugnar públicamente su elección en nombre de lo que (supuestamente) elegiría otro para sí mismo. Y más cuando se trata de la continuidad de una tarea.

    De lo contrario, se cae en la persecución ideológica y la maledicencia. Lisa y llanamente.

    Q

  44. Patizamba Says:

    Además, es deseable que las instituciones tengan entidad propia, un espíritu, una trayectoria, una historia (que se puede cuestionar, transformar, lo que sea) al margen de la ideología e incluso de la plataforma política del gobierno democrático de turno. ¿No?

  45. janfiloso Says:

    “maledicencia” es una palabra de abuela;
    otrosidigo :
    democracia es vivir en, con y para la diversidad;
    la uniformidad es el facismo;
    ¿ qué diferencia hay para el caso entre la raza elegida y el pensamiento elegido ?
    si hay un sólo pensamiento correcto, entonces hay una sola raza correcta.

  46. Carlos Says:

    Q. no deberías haber renunciado y creo que estuviste bien en marcar una presencia. No estamos hablando de política partidaria sino de política con partidos que reconocen áreas con necesidad de continuidad. Y es bravo, hay incertidumbre, arribismos, oportunismos, hay que construir la transición entre los gestores, compatibilizar criterios, es tan complicado como todo en política. Cuando entrelazamos nuestro destino con otros dependemos del juicio de los demás, eso es la polítca (entre otras cosas). Lo otro es sacarnos la responsabilidad y dársela al tirano o arreglar con funcionarios corruptos la continuidad de determinados gestores a cambio no se sabe bien de qué. Pero lo fundamental Q. es que el Bafici como otras políticas que caracterizan a una asociación política -esto es que se transforman en tradiciones que identifican a los pueblos que las eligen y cultivan- son conquistas de todos, de la ciudadanía. El Bafici no es de Macri ni de Telerman, les toca administrar y configurar provisoriamente un patrimonio común. O sea que me parece muy saludable en una democracia que gente con convicciones distintas puedan coincidir en algo y que los estrados y tarimas tengan pluralidad, tensiones, divergencias.
    Si no piensen en los discursos Hitler, a ver cuántos y quienes lo acompañaban.

  47. festilindo Says:

    No es Sarlo la que hace la comparación entre Videla=Macri, sino Gabriela Massuh en la carta que se publicó en La Nación, hace dos domingos. Ahi dice algo así como la vuelta de los iluminados, de una época pasada a la que no queremos volver. Como tienen pretensiones poéticas y no se animan a dicer lo que verdaderamente piensan, el texto se vuelve confuso porque no se sabe si se refieren a Videla, del cual el padre de Massuh fue funcionario, a Menem, a De la Rúa, o a Telerman. Todos los bienpensantes del progresismo que defienden sin saber bien lo que pasó a Casabé o a Peña, en realidad juegan al juego favorito de estos tiempos: Péguele a Macri y peores que los peores ultraizquierdistas se relamen con la idea de tratar de traidores y colaboracionistas a todos los que sostienen las instituciones de estado. También indigna un poco esa postura de Sarlo de pretender darnos clase de democracia al paso. Si la organización estatal en Alemania es esa, es porque tiene sus motivos y su historia. Que en nuestro país no haya practicamente concursos en los lugares públicos, no es solo responsabilidad de los gobiernos sino de todos los intelectuales, pasibles de tomar esos cargos que no han peleado por ello. Y para terminar, y con el fin de tirar un poco de mierda: No será que Sarlo, que trabaja en Clarín, sangra por la herida porque no quedó Silvia Fajre, mujer de un jefe de Clarín. Es decir, ¿que Sarlo está jugando para Clarín y uno cree que ella está en las alturas? No sé, para pensarlo.

  48. Damocles Says:

    Sólo hay algo que no entiendo de Sarlo. No es lícito trabajar en el gobierno Macri pero sí en el de Telerman. Entonces…¿Es lícito escribir en un poder idiota como Clarín? Porque está bien, es un diario pero sin ninguna duda es uno de los poderes estatutarios de la Argentina. Y es peor que Macri, además. ¿Entonces? Ojo que no es una falacia ad hominem (mulier en el caso) sino que es incomprensible que alguien levante ciertos principios y no los cumpla. La respuesta de Sarlo podría ser que Clarín no ejerce censura a sus textos y que no maneja fondos públicos. Pero Clarín ejerce censura cuando evita la mayoría de los temas que realmente tienen importancia para el ciudadano, por ejemplo, y tiene un papel importante en el manejo de una sociedad mixta llamada Papel Prensa, que es determinante para la libertad de ídem en la Argentina. Sin contar con el monopolio de lo audiovisual en la clase media y media alta con la fusión Cablevisión-Multicanal. Es decir, Clarín interviene como poder público en el espacio público y sus políticas editoriales y estrategias comerciales deben leerse como políticas de Estado. Un Estado no controlado por los mecanismos de contol que el Estado (disculpen las repeticiones de palabras) se impone a sí mismo. ¿No debería Sarlo, primero y porque la enunciación -y su lugar- lo hacen todo como ella misma viene afirmando desde hace décadas, publicar su texto en un medio no masivo o como solicitada pagando el costo de publicación? ¿No quedaría entonces aislada de cualquier sospecha? Yo creo que efectivamente Macri, a la larga, va a confirmar nuestras peores sospechas y que el fascismo crece sin ninguna pausa y funcional a K (vean lo que ha hecho Scioli con la Bonaerense, restituyendo el poder de la mafia duhaldista) y que protestar ahora es una buena manera de evitar problemas mañana. Pero los argumentos deben sostenerse con acciones. Todo está demasiado mezclado en la Argentina para que quienes posan de intelectuales lúcidos no adviertan cuestiones tan groseras.

  49. yo recuerdo Says:

    tal vez la Sarlo está muy sensible con el tema este del posible “colaboracionismo” porque hace algo menos de treinta años, mientras Jacobo Timerman escribía “Preso sin nombre, celda sin número”, ella colaboraba en el suplemento cultural de La Opinión, entonces intervenida y expropiada a Timerman por la dictadura de Videla.

    no fue la única, fueron muchos nombres conocidos, y no eran fachos tampoco. simplemente, eligieron hacer algo en medio del páramo.

  50. Un asunto menos « vincent, are we happy? Says:

    […] Enero 2, 2008 · No Comments Y es Sergio Wolf quien se hace cargo del Bafici, a pesar de lo que piensa Beatriz Sarlo y que hace enojar tanto a Quintín. […]

  51. Matiball Says:

    No entiendo, realmente no entiendo que se espera de Wolf. ¿Tiene que decir que no? ¿Y tras él, todos los tipos potables para encargarse de dirigir el Bafici? ¿Cuál es la idea? Finalmente, Macri le va a ofrecer el cargo a Julio Maharbiz y ahí van a decir: ‘vieron, ahí está: se lo ofreció a Maharbiz, ¿no les dije?’. Esa costumbre del progresismo de correrse por izquierda solo lo lleva a ceder espacio. Necios.

  52. GDC Says:

    Me parece que hay un errorcito, o una mala interpretación.

    Se denomina “Caza de Brujas” a dejer a alguien sin trabaja, sin recursos o sin vida, debido a sus convicciones políticas.

    Lo que Sarlo ha dicho es lo contrario: alguien ha OBTENIDO un empleo justamente por evitar posicionarse políticamente. De ahí lo de “oportunista”, que no es una invitación a cazar lobos, sino una crítica acerca del comportamiento de una figura de la cutura, que se subió al sulky q.

  53. lalectoraprovisoria Says:

    También, por extensión, es caza de brujas intimidar a la gente para que actúe de acuerdo a las posiciones politicas del que intimida con la excusa de que, de no hacerlo, se haría cómplice de fuerzas diabólicas. En la historia del macartismo, por ejemplo, hay un doble movimiento: el de encarcelar a los supuestos comunistas o a los que no colaboraron y presionar a los indecisos a la delación, con la excusa de que así ayudaban a combatir al demonio rojo. La caza de brujas original, sin ir más lejos, no tenía como objetivo quemar a las mujeres sino hacerlas arrepentirse de sus contactos con el demonio.

    Q

  54. GDC Says:

    Bueno, habrá que ver de qué se arrepiente Wolf el día que se baje, si se baja.

    Si por intimidar te referís a lo de Filippelli, yo creo que ahí el maestro simplemente se espantó del discipulo, y tuvo una reacción emocional apasionada.
    A lo mejor creia sinceramente que Wolf era Godardiano. Godard dejó siempre en claro cual era su posición, principios y moral. En Argentina se lo aprecia mas por sus encuadres, cortes y latiguillos.

    Aclaro que personalmente no creo que haya que criticar a Wolf por aceptar el puesto vacante – esta en su real derecho y libertad, veremos qué hace – sino a Ustedes por no aceptar una crítica seria y que merecía mejor respuesta que la ironía. Es acá donde se celebró la quema pública de Sarlo y Filippelli, para desagravio del pobre y perseguido Wolf (que a estas horas, todavía debe estar descorchando)

  55. lalectoraprovisoria Says:

    No hay ninguna ironía en rechazar que a la gente se la tilde gratuitamete de oportunista. Si el maestro tiene derecho a reacciones emocionales apasionadas, nosotros también.

    F&Q

  56. WW Says:

    Habría que diferenciar. LA crítica no se hace “para que se queden los nuestros”. EL BAFICI no es autónomo, mientras no lo sea, sus directores dependen directamente del gobierno de turno, es decir que su cargo es en cierta medida político. Nadie habló en términos de colaboracionismo, es sencillamente que falta, en el ámbito de la cultura, algo de espíritu partidario o de afinidades entre acción y adscripciones ideológicas. Hay mucha gente que acepta cargo, por ej. del kirchnerismo -como Rivas, por ejemplo, o Basteiro, socialistas- en segundas o terceras líneas y eso no deja de ser oportunista. ¿por qué? Porque no son K ni dicen serlo. lo mismo pasa con MAcri. Hay otros ejemplos como los de Ocaña, que del ARI se fue al PAMI ¿Eso no es oportunismo? ¿Por qué en el ámbito de la cultura tiene que ser diferente? No está en cuestión que cada uno pueda decidir, pero se puede hacer la crítica sin que a uno se lo acuse de perseguidor…, Los que más o menos conocen latrayectoria y las ideas de Sarlo difícilmente se tomen la comparación con el Macartismo en serio. Pero la cuestión va más allá de Sarlo ¿Ahora resulta que criticar tomas de postura es sencillamente fascista y perseguidor?
    Q, Ibarra te profundía un inmenso desagrado, pero Ibarra no es Macri, es decir que si te identificaba cercano a la esféra progresista podías aceptar el cargo, más allá de los problemas o críticas que podías hacerle.
    Lo de la alianza Sarlo-Fajre es un disparate también. Es como decir que Q hace política para Fontevechia.

  57. lalectoraprovisoria Says:

    Vamos por partes.

    1. Coincido en que lo de Sarlo-Fajre es un disparate. Ver fantasmas no lleva la discusión a ningún lado.

    2. La dirección de un festival no es un cargo político. Por eso piensa mal Sarlo cuando dice que no es un mero “trabajo”. Es cierto, pero tampoco requiere que uno vote al partido gobernante, como es el caso de Ocaña o Rivas, de un subsecretario, jefe de prensa, etc. De ahí que para no aceptar, no se trata de que sea “progresista” o no, sino de que no sea Hitler. Es muy peligroso poner la divisoria más cerca: lleva a una sociedad partida en dos bandos irreconciiables entre los que no hay puentes. Pero tal vez alguien crea que eso es bueno. Es tranquilizador pensar que hay un bando de los “nuestros”.

    3. Yo creo que todo esto parte de la idea de que pertenecemos a una comunidad, la de los “progresistas” que solo sirve para que los canallas que gobiernan o nos han gobernado (como Ibarra), se hagan votar con la excusa del mal menor y de que si no viene el diablo. Nadie puede creer seriamente que Filmus sea progresista. Sin embargo, es lícito votarlo porque él y el banquero Heller dicen que son progresistas. Y es lícito dirigir un festival para él. Si es por eso Macri dice que va a hacer una gestión orientada al bienestar de los vecinos y debemos creerle. Si es por eso, ¿era De la Rúa progresista? Para él empezaron trabajando todos los que controlaron la cultura de la ciudad en una década.

    Q

  58. La misma historia de siempre Says:

    Creo que con respecto al festival es la misma historia desde el festival número 1. El cargo de Director (artístico) del Bafici no es político, es ejecutivo, digamos. El festival no es un hecho político, es un hecho artístico y cultural. Sin embargo, todos sabemos que es, fue y será usado políticamente por el gobierno de turno. El Ministro de cultura va a estar en la apertura para sacarse la foto, el Jefe de Gobierno también si el ministro le dice que es bueno para su imagen. El gobierno difundirá números que siempre son mejores y más alentadores que en la edición anterior.
    A pesar de eso, el Bafici siempre tuvo un encanto aparte para sus directores. Pareciera que lo que se les escapa (seguramente porque no les interesa) a los políticos es el prestigio y el posicionamiento que tiene el festival fuera de las fronteras de la Argentina. Hay un mundo, el mundo por el que el festival se mueve y cobra vida, que no tiene nada que ver con el poder de turno. A los políticos del Gobierno de la Ciudad no les importa realmente si nuestro festival es una ventana al mundo para nuestro cine, si aquí vienen programadores y distribuidores del mundo a ver cine argentino o latinoamericano, si el bal da un buen premio o no, si el público tiene acceso a cinematografías nuevas o a vanguardias artísticas. Les importa poder decir que las salas estuvieron llenas y si de paso se pueden sacar una foto con algún proge, mejor.
    El progresismo, para mi, está en poder ver este juego y hacer un festival progresista para el lado que verdaderamente importa. Hacer un buen festival para la gente que le importa y equilibrar con los números que el gobernante necesita para la foto.
    Lo escencial del festival no es material del político, porque no lo entiende, no lo valora, ni lo conoce.
    Creo que Wolf conoce este juego y que tenemos un buen representante.

  59. GDC Says:

    Lo único que podemos reclamarle a Wolf – y a cualquier designado en cargo púbico – es una declaración, una explicación, una síntesis, un desarrollo breve de los puntos de coincidencia que tiene con la gestión Macri, y cómo cree que ese acuerdo incidirá en el 2008 BAFICI.
    En fin, algo un poco mas preciso que lo que ya dijo: la definición “filosófica” de cine independiente y que se le va a pedir plata al INCAA.
    En el reportaje que le hace Ranzani, el BAFICI; antes que un PRO-yecto, parece ser un PRO-blema, al que hay que sostener, defender, financiar, empujar, anillar,…

  60. lalectoraprovisoria Says:

    “Lo único que podemos reclamarle a Wolf – y a cualquier designado en cargo púbico – es una declaración, una explicación, una síntesis, un desarrollo breve de los puntos de coincidencia que tiene con la gestión Macri”

    No puedo creer esto. Es la inquisición lisa y llana.

    Es exactamente al revés. Lo único que tiene que declarar Wolf es que va a hacer el mejor festval posible. Y si eso favorece a Macri por el solo hecho de que los políticos se benefician de los que hacen sus empleados, así será.

    Lo demás es inconstitucional e inmoral.

    Vivieremos en una democracia el día en el que a nadie se le ocurra pedirle al director de un festival que haga un strip-tease político.

    Q

  61. GDC Says:

    [Agrego a lo de Q]:

    La legitimidad en un cargo público, o es política – entrás porque el Jefe te llama – o es por concurso – entrás porque tus pares te proponen.

    El cargo de Wolf es político, aunque el se haga el distraído y jure que lo suyo es el cine o que lo convocan por progre.

    Sarlo en su nota (que no era contra Wolf, sino contra Macri) reclama coherencia explícita, y creo que hace bien en reclamarlo.

    [Perdón, veo que en el comentario anterior, en donde dice “cargo púbico”, debe decir “cargo público”. Tecleo bastante mal]

  62. lalectoraprovisoria Says:

    “La legitimidad en un cargo público, o es política – entrás porque el Jefe te llama – o es por concurso – entrás porque tus pares te proponen.”

    Eso no está escrto en ningún lado y es una tremenda falacia. ¿Cuál sería la situación de Kive Staif en ese caso? ¿Acuerdo político con todo el mundo? No, reconocimiento de una gestión, bien o mal.

    Peor en el caso de Wolf. Wolf no llega ni por concurso ni por política. Pero está claro que tiene el aval de sus pares: críticos, cineastas, etc. Pedirle que se haga macrista (que es lo que vos le estás pidiendo) está completamente fuera de lugar.

    Pero, además, le pedís que se haga macrista para demostrar que la cultura macrista está hecha por macristas, lo que es falso dados los recientes nombramientos. No creo que ningún director de festival de los nombrados sea macrista. Pero los querés obligar a serlo. Lo que repito, es inconstitucional. La constitución dice “idoneidad”, no dice “concurso”. Y dice que nadie está obligado a hacer lo que la ley no manda.

    Q

  63. La misma historia de siempre Says:

    Si el cargo de Wolf fuera realmente político, Alejandro Gomez hubiera puesto a algún muchacho de la Franja Morada…
    Wolf tiene que decir qué festival va a hacer. Punto. Si el festival está bueno, por mi que lo vote a blumberg!
    Hubo un tipo que renunció y gracias a dios hubo uno con los huevos para agarrar semejante papa caliente!
    Pedirle a Wolf que defina “cine independiente” es injusto, todavía lo discuten entre Di Tella, Quintín y Peña!

  64. GDC Says:

    Wolf ya se hizo Macrista al aceptar. Yo no pido ni quiero que lo sea.

    ¿Quién convocó a Wolf? ¿Peña? ¿Diego Batlle? ¿Lombardi?
    ¿Quién evaluó su capacidad? ¿Quintín? ¿Filippelli? ¿Rodriguez Larreta?
    ¿Quien firma su nombramiento? ¿Antín? ¿Comolli? ¿Macri?

    Que Staif, O’Donnel y muchos otros se hayan hecho los distraidos, no nos convierte en ingenuos a nosotros.

    ¿Y por qué tanto pánico ante la palabra “político”, o ante la idea de que el artístico y filosófico Wolf se vea enredado en las fumatas de la política, puaj, cuando es él mismo quien acaba de aceptarlo?

  65. lalectoraprovisoria Says:

    Tu idea es francamente fascista. De acuerdo a ella, la administración tendría el derecho a exigirle a los funcionarios que se definieran como partidarios y que militaran en favor del jefe. Me imagino cuál sería tu reacción si mañana Macri los obliga a los empleados públicos a afiliarse al PRO. Dirías que es un facho hijo de puta. Bueno, vos estás pidiendo lo mismo.

    Q

  66. lalectoraprovisoria Says:

    Sigo. No digo lo anterior desde un punto de vista político, sino técnico. La idea de que los empleados públicos deben pertenecer al partido del gobierno es de origen mussoliniano.

    En democracia debe haber un estado independiente de la fuerza que gobierna. No ocurre, pero en todo caso, es un deseo democrático hacia el futuro. Vos proponés una regresión de ese ideal.

    Q

  67. GDC Says:

    Quintín, ¿te acordás de “Mefisto”?

    No digo, ni dije nunca, ni lo diré jamás, que los empleados deban pertenecer al partido de gobierno. LA acusación de fascista que me hacés es injusta, ignorante o de mala conciencia.

    Sobre todo, porq
    Estoy a favor de que en el Estado haya cargos técnicos, concursados. Creo que Sarlo opina lo mismo.

  68. lalectoraprovisoria Says:

    Justamente, meter a Mefisto acá es de nuevo comparar Macri con Hitler. La democracia lo es también cuando gobiernan los adversarios, si no no es democracia.

    El reclamo por los concursos, por la transparencia, etc., debe hacerse por fuera de una discusón política coyuntural. No puede empezar por Wolf (que , además, podría ganar cualquier concurso).

    Lo que quiere Sarlo no llegué a entenderlo, pero parece contradictorio: que haya continuidad pero no ahora que está Macri, en que todo el mundo debe renunciar, a menos que sea un oportunista.

    Q

  69. GDC Says:

    [SIGO, SE SALTÓ EL ENTER]

    Fueron muchos – vos entre ellos – los que sostienen que se puede entrar al río sin mojarse.

    Dirigir un festival es ser parte de la acción política cultural de un partido en el poder, por lo que me parece correcto preguntarle a Wolf por qué cree que puede trabajar cómodo con Macri, que es quien finalmente capitalizará los resultados de su gestión.

    Y se trata además de un partido que ganó diciendo que haría cosas bien distintas a las que hicieron las tres gestiones anteriores. Por lo que es lícito tratar de saber en qué va ser DIFERENTE este BAfici.

    Tampoco Wolf salió a explicar que no tenía NADA QUE VER con Macri, y que su nombramiento era puramente “artístico” (ni lo hará jamás). Es decir, que alguna conciencia de lo político, tiene.

  70. lalectoraprovisoria Says:

    1. Yo no sé si se puede entrar al río sin mojarse. Pero lo mismo vale para Ibarra o Telerman que para Macri. Pero antes vos no le pedías definiciones a nadie.

    2. Podés preguntarle lo que quieras, pero él o está obligado a contestar.

    3. Que un partido haga cosas diferentes no quiere decir que haga todo diferente y, en este caso dijo que iba a continuar con los lineamientos del festival. Es una falacia lógica lo que decís.

    4. Wolf dijo que no miltanba en ningún partido y dio a entender que era puramente artísitico sí. Es falso lo que decís.

    Por último, este acoso simbólico a Wolf que hacés es lo que yo llamo exactamente LA CAZA DE BRUJAS. Y, francamente, me parece repugnante.

    Q

    Po

  71. GDC Says:

    No acoso a Wolf, ni mucho menos. Sos vos el que metió a Wolf acá, y yo me prendo alegremente en la discusión democrática que has tenido a bien convocar.

    Lamento tener que escribir “wolf” tantas veces, porque creo que el problema es mayor a su nombramiento. No quiero mandarlo a la pira, y lamento repugnarte. Qué se le va a hacer, seguro habrás repugnado a alguien vos también, a todos nos ha pasado.

    Se que Wolf no milita en ningún partido. Pero que él se perciba exclusivamente como artista, no quiere decir que todos veamos lo mismo cuando un partido lo nombra en un cargo donde tiene responsabilidades de gestión, y de producción de sentidos, y con tanta visibilidad como el BAFICI

  72. GDC Says:

    La verdad que viendo toda la discusión, suena un poco desmesurada la crítica a Wolf, al lado de tantas otras gestiones y funcionarios amigotes.

    Reitero que lo ejecutivo o no de wolf se verá al finalizar el BAfici, y que las conclusiones serán para MAcri.

    No es este cualquier momento. Telerman, Ibarra o De la Rua erasn igual de cretinos. Pero MAcri se asume cretino, le llama a eso PRO; y la gente lo votó a conciencia. Por eso es mas difícil para Wolf usar la coartada de los otros funcionarios “independientes” anteriores, que podían apoyarse comodamente en el discurso centroizquierdoso.

    El problema no es que MAcri sea Hitler, que Wolf sea Kive Staif, o que yo siga a Mussolini. Es al revés, predigo que, a este paso, MAcri va terminar De La Rua.

  73. WW Says:

    La diferencia entre el director del BAFICI y del San martin es que uno es autárquico y el otro no. Uno está protegido por ley y el otro no, más allá de la continuidad. Me dirán que lo importante no es que esté protegido por ley sino la continuidad, que estar en contra de que se acepte tal cargo es contradictorio si se sostiene al mismo tiempo la autarquía.
    Ahora que lo pienso un poco más, creo que la disputa también viene por el modo de conducirse que viene teniendo la actual administración. Peña renunció porque los términos en los que lo habían puesto eran bastante brutales. Renunció porque no podía negociar. Wolf entonces aceptó -y yo creo que lo hizo con total buena fe- pero de algun modo sabotea la decisión de Peña.
    Perdón por ponerlo en términos personales, pero recuerdo que cuando lo echaron a Q todos pensamos muy mal de Peña; incluso Q -que defendió más tarde la gestión de Peña- hizo declaraciones en contra de Peña al momento de echarlo ( y lo echaron muy mal).
    Al no ser autárquico, el BAFICI depende de estos vaivenes y manoseos. Si Peña se hubiera quedado en la actual administración en los términos que pedía, muchos lo hubieran recibido sin demasiado problema, o no hubiera llamado tanto la atención. Pero hubo conflicto, un conflicto que ahora no leo tanto en términos ideológicos de manera general, sino al campo estricto de la política cultural en festivales, porque hay que reconocer que no es lo mismo un director de festival que el ministro de cultura. Si tal se para y hace un gesto político y público de renincia por las condiciones en las que se iba a manejar el festival ¿Lo de Wolf, por más que piense en “rescatar” el festival de manos peores, no sabotea la decisión de Peña? “Al que alza la voz lo echamos, total va a haber alguien dispuesto”. Por otra parte “nosotros” y “ellos”, toda esa nomenclatura responde no a una identidad tranquilizadora sino a la idea de que en términos de la cosa pública haya organizaciones que disputen democráticamente los espacios. Organizaciones, partidos. De otra manera, las funciones públicas termnan siendo un botín que se disputan individuos y no lugares en los que se definen políticas en torno a ideas. Eso excede y quizás no se aplique estrictamente al caso que discutimos (no estaría mal que se nombrase a un independiente para tal o cual cargo) El tema es un llamado de atención contra lo que la política se ha vuelto: un sálvese quien pueda.
    No voy a celebrar las gestiones anteriores del gobierno de la ciudad, pero sospecho que Wolf va a tener márgenes mucho más estrechos que sus predecesores para realizar el festival.
    Otra cosa: La caza de brujas ha sido siempre una estrategia para amedrentar políticamente. Pero una cosa es perseguir a alguien por su adscripción ideológica -sea la que fuere- y otra cosa es criticar el paso de una a otra por cuestiones circunsanciales y de modo individual. Una cosa es que te digan que por no ser kirchnerista sos de derecha (cosa que más bien es un chantaje) y otra es criticar que se acepte un cargo en medio de un río revuelto.

  74. La misma historia de siempre Says:

    Qué complicada se puso la discusión, me fui a una reunión y terminaron en Hitler y Mussolini… es como decía algien de la ley de no sé quién

  75. La misma historia de siempre Says:

    ww, con tu lógica podríamos pensar, también, que las declaraciones de Peña fueron, digamos desbocadas y que en realidad los términos no fueron tan duros ni la continuidad del equipo estaba amenazada.
    Yo no voy a defender a Macri y, mucho menos, al equipo que puso en cultura. Pero quiero tratar de aplicar la misma lógica para todos.
    Una cosa es si se va todo el equipo, como pasó cuando se fue Di Tella y como pasó cuando se fue Quintín y otra muy diferente, cuando solo se van el director y la productora.
    Quiero decir con esto, que hay dos lecturas posibles (por lo menos). Una sería la que vos planteas y que Wolf haya saboteado a Peña y otra sería empezar a pensar por qué Peña se fue y su equipo no se fue con él, más bien todo lo contrario, todo el equipo se quedó. Todo, completo.
    Cuesta pensar que se quedaron todos a recibir los tortazos, más bien da la sensación de que tienen garantías para trabajar y continuidad enlo que vienen planteando.
    Yo tengo la sensación de cierta postura mártir en Peña y Petrozzino que me molesta un poco. Habrá que ver cuáles son los trabajos que tendrán dentro de poco.

  76. mariano Says:

    Yo creo que Peña se fue porque tampoco tenia tantas ganas de quedarse, porque los resultados demuestran que las condiciones eran negociables.
    Con respecto a Wolf, no es alguien a quien trajeron de afuera, de la nada, como hubiera sido el caso de Flehner. Es alguien que ya trabajaba para el Festival y que muchos saben que queria ser director y era el “candidato natural” a suceder a Peña si este se iba por propia decision.
    Ademas Wolf acepto ser director con algunas garantias, entre ellas libertad de programacion y libertad de conformacion del equipo de trabajo. Creo que solo podriamos acusar a Wolf de hacer un festival PRO si se comenzara a supeditar el criterio de programacion a, entre otros criterios, los prejuicios de la iglesia catolica, que esa SI, de la mano de Bergoglio, milita en el PRO.
    “Volvio el quilombo”: decis que Peña cobro todo el año para hacer el festival y se fue. Te aclaro que antes de irse dejo un informe completisimo de todas las peliculas invitadas y de todo lo realizado hasta el momento. Se lo dejo a quien fuera que tomara su lugar. Asi que no corre en este caso ese acusacion macrista de “todo empleado de la ciudad es presunto ñoqui hasta que se demuestre lo contrario”.

  77. mariano Says:

    pido disculpas por los acentos, estoy de vacaciones y en este cyber hay algo mal configurado.

  78. Volvio el quilombo Says:

    Nunca quise decir que Peña fuera un Ñoqui, si se entendió así lo lamento realmente. Estaba tratando de explicar una postura bastante parecida a la tuya mariano,

  79. lalectoraprovisoria Says:

    Buenas noticias! Ya está trabajando Rosa Martínez Rivero en el Bafici. Suerte, Rosa!

    Flavia

  80. Pablo Says:

    El tema no es la caza de brujas, ni ventilar las internitas (yo arreglé y me quedo, vos andate, yo renuncio, a los demás los vamos en 48 horas sin chistar etc etc etc).
    Macri se quedó sin plan para Cultura, salió a improvisar y le salió todo mal. Ahora recurrió al sushi para intentar revertir el papelón de los “titereseclesiásticos”. Esto huele a pescado viejo, y puede ser tóxico, pero las metidas de pata son menores (Felder ni sabía qué era el Bafici!).

    No es insólito que la Sarlo salga hablando de la Staatsoper Berlin! Es más bien un chiste para iniciados y patadita en el hígado para los melómanos.
    El director artístico de la SB es Peter Mussbach: estudió canto, piano y dirección de orquesta, literatura alemana, historia del arte, filosofía; es sociólogo (su tesis fue sobre el origen de la ópera italiana) y médico neurólogo. Comenzó luego su carrera como director de escena de ópera y es profesor de régie en el Mozarteum de Salzburgo.
    De todas maneras, tiene como director artístico a Daniel Baremboim, director de orquesta y pianista. Y nadie piensa en sacarlos.
    En el Teatro Colón, tenemos como único director a Horacio Sanguinetti, abogado y docente, coleccionista de discos de 78 rpm que escribe biografías de cantantes líricos. No tiene formación musical ni lee música, nunca realizó ninguna actividad teatral, dijo: «director artístico no va a haber», suspendió la temporada lírica del Centenario y echó a todos los que hacían las cosas bien.

    Es como si al frente del Bafici nombraran a un coleccionista de películas mudas que escribió biografías de actores del siglo xx (llenas de adjetivos como sublime, excelso, impar, prodigioso, divino, etc), sin director artístico, y con un equipo de jóvenes chupamedias recién reclutados.

    Al menos el Bafici mantiene parte del equipo que estaba trabajando desde antes, y con un director idóneo. Quejosos!

  81. emeygriega Says:

    Ni Wolf ni Szuchmacher necesitan la legitimación de Sarlo o Massuh: son dos artistas y dos gestores culturales que han demostrado capacidad, decencia y pasión en sus puestos en ámbitos como la Universidad de Bs.As.

    Trabajar para la ciudad no es trabajar para Macri- que no es Cacciatore- es trabajar para la ciudad.
    Trabajar en la UBA no es trabajar para Hallú- que no es Otalagano- es trabajar para la UBA.
    Y es de gente bien parida celebrar las medidas justas y acertadas y no gozar perversamente con las predicciones de la destrucción porteña.
    Qué deberíamos hacer? Exilarnos en masa hasta que Macri termine su mandato?
    Me recuerda a la teoria de Carlitos Balá astuto colaborador de la dictadura y Tiburón, Delfín y Mojarrita, sutilísimos representantes subliminares de las juntas.
    Buenísimo.
    Siguiendo la línea, podríamos pensar que Sarlo es operadora del grupo Klarín? Es el director del Htal Fernandez corrupto por aceptar el ministerio de salud? Es ruin trabajar para la intendencia de Macri pero no para la de de la Rúa?

    Wolf y Szuchmacher son dos buenas noticias y brindo por ellos, más allá de lo mucho que le moleste a la esfera Klarín y a la familia Fernandez Ibarra, que hubiese querido que los designados sean Polino y Lafauci.

  82. lalectoraprovisoria Says:

    Varios comments atrás se discutía quién era que había comparado más o menos explícitamente a Macri con Videla. Acabo de encontrar en la web este cable de Telam.

    BUENOS AIRES (Télam).- Intelectuales y artistas entre los que se cuentan Juan Gelman, León Ferrari, Hugo Midón, Eduardo Pavlovsky, Beatriz Sarlo, Alejandro Tantanián y Susana Torres Molina, condenaron los desplazamientos en el equipo del Festival Internacional de Teatro Buenos Aires que dispuso la nueva gestión de Cultura de la ciudad de Buenos Aires. “Otra vez, como en épocas a las que no queremos volver, un grupo de iluminados quiere comenzar de cero sin dar explicaciones a nadie. Lo que aquí consterna no es el recambio, sino la ausencia de traspaso, el gesto aniquilador por el que se hace desaparecer de un plumazo aquello que costó años construir y no era propiedad de pocos, sino de la comunidad en su conjunto”, escribieron los firmantes de una carta abierta. En el texto que también suscriben Mauricio Kartun, Cristina Banegas, Mirta Busnelli, Rafael Filippelli, Hugo Urquijo y Daniel Veronese, entre otros, se cuestionó la gestión macrista y el desempeño de su ministro de Cultura, Hernán Lombardi. “Si bien es cierto que cualquier funcionario nuevo tiene el derecho de renovar políticas culturales o de ponerles un acento diferente, resulta inexplicable la voluntad de hacer tábula rasa con una gestión que supo conjugar una gran afluencia de público sin hacer concesiones en materia de calidad artística”, se condenó. En el mismo sentido, el medio centenar de adherentes al escrito, reflexionaron que “el hecho de conminar a ese equipo (conducido por Graciela Casabé) a ‘abandonar la sede en 48 horas’, más que un recambio, parece un castigo. Quienes lo padecen no son únicamente los directamente implicados, sino la sociedad cultural porteña en su conjunto”. La declaración conjunta concluyó que “sólo queda interpretar que impericias de esta índole sean tropiezos aislados; de no ser así, podremos tristemente jactarnos, una vez más, de haber ingresado en el túnel del tiempo”.

    Q

  83. Zorro gris. Says:

    Insisto en preguntarme, a la luz de este comunicado, qué tiene de malo el mismo, cuando el texto de Peña era aun más agresivo y nadie saltó a criticarlo.

    Estoy de acuerdo en que frases como: “Otra vez, como en épocas a las que no queremos volver…” no es muy feliz que digamos, y un tanto paranoica y exagerada, pero hay una frase que dice también Sarlo en su texto, que acá nunca se volvió que es la siguiente: “Lo que aquí consterna no es el recambio, sino la ausencia de traspaso (…) Si bien es cierto que cualquier funcionario nuevo tiene el derecho de renovar políticas culturales o de ponerles un acento diferente, resulta inexplicable la voluntad de hacer tábula rasa con una gestión que supo conjugar una gran afluencia de público sin hacer concesiones en materia de calidad artística”

    Supongo que frases como la que pegué al inicio o la del “túnel del tiempo”, son paranoica y desacertadas, pero intuyo también que tendrá que ver con cierta contundencia que se le quiso dar a un comunicado de prensa. Igualmente lo que pegué a continuación no me parece para nada incorrecto, de hecho es bastante cuidadoso. No sé qué pensarán ustedes…

  84. emeygriega Says:

    Incluyamos tambien en la lista de aciertos la decisión de nombrar a Gustavo Mozzi al frente del Festival de Tango -ojalá que Beatriz Sarlo y Félix Luna no la impugnen-.

    La currícula de Mozzi y la srta. Simón, como la de Szuchmacher y la sra. Casabé lo único que tienen en común es que son bachilleres, de manera de levantemos tambien nuestra copa por Gustavo, artista, productor artístico y novio platónico de Nelly Omar ( con eso ya alcanzaba para designarlo, no cualquiera enamora a esa reina) deseándole como a Sergio y Rubén, una buena administración.

  85. Carlos Says:

    La comparación de Macri con Videla no sólo es inexacta y antidemocrática (no distingue entre gobernantes electos e impuestos), es además cobarde en su insinuación, ni siquiera lo dicen directamente, la dejan picando.

  86. casuisticus Says:

    La advertencia de Filipelli a Wolf sólo demuestra autosuficiencia y megalomanía: como si a alguien le importase lo que F. opina de uno. Por si no lo vieron, búsquenlo, en un lugar muy marginal, es cierto, entre las “personalidades” del año en la tapa de Gente… A ver si Cristina, perdón: Beatriz se entera y lo expulsan de Punto de Vista por haber aparecido en Gente…

  87. Crompton Says:

    Creo que Sarlo y cía, como algún prófugo de éste blog, lo que querrían es, precisamente, ingresar en el túnel del tiempo. Pero fugit irreparabile tempus y la mezquindad y el resentimiento lo aceleran.

    De “Las cajas de Bioy”:

    “Yo con cualquier otro loro parlo
    siempre que me salve de la Sarlo”

  88. lalectoraprovisoria Says:

    Es gracisoso, pero aún hoy, llega una cadena de mails con este texto,

    Adios a la cultura en la ciudad de Buenos Aires

    Gente:
    Como creo que la gran mayoría de ustedes sabe, tanto en el año 2005 como en este 2007 tuve el placer y el honor de trabajar junto a la producción del Festival Internacional de Buenos Aires, festival de teatro, danza y artes audiovisuales organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que ha cosechado éxitos, aplausos, y se ha destacado por su prolija organización, trayendo al país a numerosas compañías de teatro internacionales de gran prestigio, y convocando a los mejores artistas de nuestro país.
    Lamentablemente, habiendo asumido el nuevo gobierno macrista en la ciudad, en el día de ayer el flamante Ministro de Cultura ha decidido cancelar este Festival, así como también los otros 2 festivales más prestigiosos de la ciudad: el Festival de Tango y el BAFICI (de cine independiente).
    No sólo es esta una triste medida que afecta a la cultura de la ciudad, sino que en el caso particular del Festival Internacional han recurrido a métodos muy violentos para destituir a la planta de sus cargos y desalojarlos de sus oficinas.
    Les adjunto copia de la carta de renuncia de la ex directora de este Festival, Sra. Graciela Casabé, donde ella misma relata cómo han sido estos hechos.
    Se agradece su difusión para que todos los que estamos ligados al Arte, la Producción y la Cultura estemos al tanto de esta barbarie.
    Saludos

    Naty Bohn

  89. emeygriega Says:

    Naty!!! Encantada, no te conozco.

    Ganó Macri? Me cache en dié. Se fué Casabé? Me moiro.
    Ya mismo difundo tu mail, ligada como estoy al arte, la producción y la cultura (con minúscula, por favor, Naty) ya mismo me sumo:
    CIVILIZACION SI, BARBARIE NO!!!!!!!!!!

  90. CASA B Says:

    Es que vamos a resistir, resistir, resistir, como dice Gelman. Y Naty es una de mis mejores soldados, o soldadas-al GCBA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: