Las aguas bajan turbias

Ultimas noticias. ¡Se inundó San Clemente!

Por Flavia de la Fuente

Hoy llueve en la costa uruguaya y también en la argentina. La tormenta en San Clemente se largó a las 6 de la mañana y su ruido fue algo extraordinario. Nuestra casa tiene el techo recubierto de chapa, así que imaginen la sinfonía del diluvio. Y, además, qué truenos. Una fiesta para el que está en la cama y no tiene otro plan para esas horas más que seguir en ese mismo estado disfrutando de los sonidos de la naturaleza.

inundacion-7.JPG

En Buenos Aires vivíamos en Billinghurst y Sta. Fe, en los Altos de Palermo. En San Clemente, por suerte, vivimos en los Altos del Tuyú, una lomita que evita que nos inundemos cuando arrecian las tormentas pero que nos deja arrinconados en una especie de isla. Estábamos de lo más secos en nuestra casita de la colina, hasta que se nos ocurrió ir a tomar un café a Marejada (que, por suerte, queda en la misma cuadra) y así fue cómo descubrimos que, una vez más, pero esta vez mucho más, estábamos en el Tigre.

inundacion-2.JPG

Es que en San Clemente vivimos amenazados por las aguas. A las lluvias se agregan las fuertes mareas (se dice que cada año son más altas) que suelen inundar las calles del pueblo. Para evitar ambos inconvenientes, el municipio construyó un mecanismo de desagote con caños con compuertas que se vacían en la playa. Pero, hay que estar muy alerta. Hay que acordarse de cerrarlas cuando no llueve, porque si no se nos mete el mar. Y viceversa. Hay que acordarse de abrirlas cuando cae un aguacero. No es tan simple. Siempre que llueve a la madrugada, se produce el desastre. ¿Será que no hay alguien a cargo durante las 24 hs. del día? No sé, esos sistemas de ingeniería me superan, pero debe existir alguna solución no demasiado complicada. Los caños ya están hechos y funcionan.

inincacionn-1.JPG

Y no me quejo para no tener que mojarme los pies cuando salgo a hacer las compras. El agua causa estragos. La casa de deportes amaneció hoy con todo su stock de zapatillas flotando por el negocio; Haydée, la dueña de la casa de pesca, parece haber tenido pérdidas cuantiosas dado que se tomó el trabajo de escribir un cartel que dice “Tengo los impuestos pagos. Y por adelantado. ¿Y ustedes, qué hacen?”

inundacion-3.JPG

Como reportera gráfica amateur, llegué tarde al lugar de los hechos. Los vecinos me dijeron que la cantidad de agua en ese momento, ¡ya no era nada! Pero, me van a tener que disculpar. Como no me quise mojar los pies, todas las tomas son desde la misma esquina, aquella del árbol tullido junto a la farmacia Villa. Hechas las aclaraciones del caso, que quede como testimonio esta colección de fotos, de la mañana del 16 de febrero en que San Clemente, durante unas horas, pareció Venecia.

inundacion-9.JPG

Fotos: Flavia de la Fuente

2 respuestas to “Las aguas bajan turbias”

  1. Pablo E. Chacón Says:

    Qué fotos!! Pero por favor, que no pase Katrina!!

  2. Lilia Says:

    Digo lo mismo que Pablo, Flavia: excelentes fotos y qué desastre! Disfruto tus relatos de San Clemente y casi me parece vivir cerca. Un abrazo para los sanclementinos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: