¡Probá el Grandote!

Filosofía del alfajor

Por Tomás Abraham

Ya probaste el chiquito, ahora, probá el Grandote… alfajores Grandote, doble y triple sabor.

Algo está pasando con los alfajores. Quizás esté pasando hace tiempo y no me haya dado cuenta. Alfajores Bariloche, alfajores Guaymayén (creo que el dueño es un alto directivo del club Vélez Sarsfield, qué dulce), alfajores Jorgito, los alfajores Suchard, el decano Havanna, creo que el alfajor se ha convertido en un postre nacional, en una golosina-postre emblemático del gusto popular. Estimo además que ya ha sido catalogado por la policía dietética como un rufián más de la banda adiposa, y el doctor Cormillot, ni lento ni gordo pero menos aún perezoso, está por sacar los Alfajores Cormillot con dulce de leche sin dulce ni leche y cero de colesterol.

Hace un tiempito la ciudad de Buenos Aires le dio a la Milanesa a la Napolitana (con mayúscula por favor) el premio de reina de la comida citadina. Ha sido muy bien ganado. Me cansé de discutir en familia y con amigos el tema, hay muchos choripaneros sueltos, pero creo que el chorizo como tal, es decir el chorizo en cuanto chorizo, es un entremés arcaico, que viste la gastronomía de todo el mundo. El chorizo como tal, repito, el chorizo en cuanto chorizo, es carne picada embutida, y humea en las parrillas de Dogu Bayasit, de Opatía y de Villa Ballester. Ahora, si nos ponemos a discutir sobre el choripán, puede ser, no quiero entrar en detalles ni ponerme dogmático, es posible que el choripán pueda galardonarse con cierto derecho.

casa-de-tomas.jpg

Pero momentito, pluma pluma (publicidad secular del Cognac Tres Plumas), la milanesa claro que no es un invento argentino, y no por la palabra Milán porque en la ciudad operística ni comen milanesa, comen sushi con berenjena, sino porque es un plato austrohúngaro. La carne empanada. Por lo tanto la base está (Bambino), pero el agregado de jamón tomate y queso, el entramado de la pizza sobre la milanesa es un aporte culinario de una creatividad sin parangón en especial si lo cotejamos con el pebetito o el miñoncito que cubre a dos aguas el chorizo en cuanto chorizo.

¿Todo esto a qué viene? Viene a cuenta de los alfajores. Los riquísimos costeros –entre Miramar y San Clemente– que son blancos y chocolatados y, en última instancia, los kelpers de los alfajores (ya me veo la andanada de injurias que esto puede provocar) esos santafesinos y cordobeses con dulcecito de membrillo y costritas de azuquita blanca, ¡alfajores para maricones!

Acabo de morder un alfajorcito Balcarce que tenía en la heladera, el alfajor frío es paradisíaco.

¿Probaste el chiquito? !Probá el GRANDOTE!

Foto: Cora Burgin

28 respuestas to “¡Probá el Grandote!”

  1. Tideida Says:

    En cuánto a las milanesas: un embajador italiano dijo en una entrevista televisiva, entre otras cosas interesantísimas, que los argentinos habíamos logrado una proeza: unir al norte y al sur de Italia en un solo objeto: la milanesa napolitana.
    Por otro lado: hay que tener en cuenta el desbarajuste que causo la industria al crear mil variedades alfajoriles. En definitiva ahora uno no sabe qué le van a dar cuando pide un alfajor. Podría ser dulce de leche entre dos galletitas, pero también podría ser un sandwich de bizcochuelo relleno con lemon pie y cubierto con maní. Una locura.

  2. Ariel Yablon Says:

    Los yanquis también comen choripanes. Al chorizo le llaman «sausage»; se sirve entre dos pedazos de pan goma espantoso. Enfrentar a algunos de esos chorizos es una tarea que requiere extrema valentía (y mucha agua, o algún etílico que lo disuelva en el estomago).

    Cuando yo era chico e ibamos a Villa Gessell, mis viejos querían comprar Amalfi. La justificación esgrimida era que los Amalfi eran locales, bien fresquitos. Esa explicación me parecía totalmente absurda. A quien le importaba eso si los alfajores tenían un sabor medio raro? Para mi, no había nada más hermoso que volver de la playa al mediodía, almorzar y luego comerse un Havana a la sombra de algún local en la avenida 3.

    Sumo a la desorientación actual lacerca de los alfajores, a los que venden en el puesto de Atalaya en la ruta 2. Me los sugirió mi hermana este verano y me encantaron.

  3. Saturnino Says:

    ¿Me parece a mí o este blog se está tinellizando?.

  4. El Marote Says:

    Los alfajores estilo cordobés pueden ser un poco maricones, sí, pero están buenísmos. Son más sofisticados y sutiles en el paladar, están envueltos en delicado papel manteca semitransparente y la textura de los dulces con los que se rellenan es perfecta, sus sabores exóticos pero rotundos, su tamaño escaso pero satisfactorio. Sí, un poco de putos son, pero no es tiempo de reivindicar la homofobia alfajorera, ni de exaltar la «rusticidad» (muy Sarlo todo esto) de los alfajores tradicionales: empalagosos, rijosos en boca, granulados en garganta, grumosos en el estómago…

  5. tomás abraham Says:

    el compañero saturnino ha ganado. dió la respuesta correcta. puede pasar a retirar por san clemente el premio: ver un partido de la liga inglesa con el maestro Quintín.

  6. Samurai Jack Says:

    Lo que te mata es ver a Tomás metiéndose un Jorgelin entero en la boca (ja este chiste en este blog es para cuatro, La lectora… tiene la virtud de que se puede mencionar a Tinelli y sentirse parte de una minoría!)

  7. Antoine Doinel Says:

    Si no probaste el Capitán del Espacio no conoces lo que es un alfajor. Se lo consigue en la zona sur y en algunos barrios de Capital como San Telmo. Busquenlo, es un tesoro.

  8. Samurai Jack Says:

    Los alfajores Capitán del espacio se consiguen en la zona sur porque los dueños de la fábrica tienen un estilo ya olvidado. Hacen la cantidad justa y no se expanden para no lesionar el producto.
    Tuvieron ofertas de grandes competidores pero se mantienen así.
    En Capital hay un par de kioscos que tienen Capitán del espacio porque van a comprarlos a la fábrica directamente.
    Si claro, son rinocerontes.

  9. la condesa sangrienta Says:

    Sobre ell «dilema del alfajor» han reflexionado Abraham y Samurai en sus respectivos blogs. ¿se estará tinellizando éste o se estará tomasitando el otro?
    Habrá que ver.

  10. fafa Says:

    Todo muy lindo, pero el capitan del espacio está algo sobrevalorado.
    Mi corazón con los balcarce y con los alfajores cordobeses maricones

  11. karlas-blog Says:

    los alfajores cordobeses o santafesinos que Vds, describen no son alfajores son colaciones Karla

  12. fafa Says:

    El alfajor «estancia el rosario» es cordobes, es maricón a mas no poder, se parece al descripto por marote, y no es una colación.

  13. federico martini crotti Says:

    Llego algo tarde a este post, pero mi glotonería, y la necesidad de compartir que deriva de ella, me llevan al deber de aportar alguna que otra cosa:
    1. la milanesa napolitana es inconmensurable en «Albamonte», reducto italianista sito frente al gran cementerio de la Chacarita (nombre que le quedó a la zona cuando los tanos agregaban vocal al termino «chacrita», aludiendo a las pequeñas chacras de dicha zona). Allí sobre la avenida Corrientes cerca de Federico Lacroze, ofrecen una regia y tierna milanesa, seminundada por un tuco de fórmula secreta al que ellos llaman «jugo». Para mí que el jamón está de más, con el queso derretido basta. Los mozos atienden este capricho.
    2. el alfajor Guaymallén de dulce de leche, cubierto con un falso chocolate blanco (en realidad una etilvainillina potenciada), no puede si no situarse entre los grandes: el Jorgito y el Havanna, dos caras de una misma moneda, dos destinos paralelos que se tocan reiteradas veces. Pero en concordancia con que las colaciones son afrancesadas (en su sentido más maricón), quisiera echar algo de luz sobre el estilo Dubinco, es decir, un ataque o un atraco de maizena para conquistar glotis, paladar, lengua y todo lo que se lentrometa en el camino. Cuando podamos encontrar estos alfajores rellenos con dulce de leche bien fresco, habrá que aprovecharlosk, más que nada en invierno. Nunca me crucé con un Capitán del Espacio, pero quedo atento, suenan extraordinarios.
    3. el chorizo argentino, o de la pampa húmeda por lo menos, se condimenta de distinta manera, no se trata de un chorizo universal. Y quiero creer que se lo venera de distinta manera a otros rincones mundiales. Por empezar, la parrilla lo cocina distinto a la plancha, y el pan francés, a veces tan osco al paladar, lo contiene como ningún otro. Para variar quisiera recomendar, en BA, acercarse al carrito Los Platitos, el 56 de costanera norte, para pedirlo mariposa y bien bien quemadito, cosa de luego humectarlo en una fantástica salsita criolla. Mon dieux!
    4. Tinelli quisiera que este blog tratara de Filosofía y Letras. No hay riesgo alguno de tinelización. Ese miedo es tan solo miedo al alfajor grandote, por su tamaño.

  14. Pablo E. Chacón Says:

    Crotti, capo!!

  15. Samurai Jack Says:

    Las colaciones no califican dejense de joder, no pasarán!

  16. tomás abraham Says:

    la milanesa más grande del mundo la he comido en la ciudad de Colonia del Sacramento en el resttaurant Don Pedro, clausurado por falta de pago fiscal, y reabierto hace poco en penosas condiciones. la susodicha milanesa tenía una horma equivalente a un calzado 48 con un diámetro de 20 cm. pobrecita no podía evitar que la costra de pan rallado se le desprendiera con facilidad y descubriera su escalope al aire.

  17. silvia Says:

    de la generación de los alfajores Guaymallén y Jorgito están también los alfajores Tatín. Era discretito, un alfajor de recreo de colegio sin muchas pretensiones, pero mucho más digno que esas colaciones ridículas de masa sosa, porque, convengamos que a la colación lo único que la puede salvarla es el dulce (siempre que no sea de membrillo, alcayota o ¡¡batata!!)
    Yo recuerdo mi alfajor Tatín…el alfajor Tatín tenía un alma bella.

  18. Pablo E. Chacón Says:

    Perdón, ¿que es una colación?

  19. silvia Says:

    Una colación es una especie de alfajor fallido, Pablo, con tapas convexas (como sombrerito) de masa desabrida y relleno escaso. Vienen envueltas en papel de arroz y por eso tienen cierta elegancia, pero son chiquitas, inconsistentes. la gente que va de vacaciones a Córdoba o Cuyo suele traerlas de regalo y no queda más remedio que comerlas con resignación. Seguramente las has conocido y olvidado. Son indefendibles, peores que un helado de Helarte.

  20. Samurai Jack Says:

    La mejor milanesa a la napolitana es la de La maroma que es imposible de comer entera por una sola persona por mas hambreada que se encuentre.

  21. alicia Says:

    La Maroma (confieso que queda en mi barrio), es el peor lugar de Buenos Aires para ir a comer.Se trate de una milanesa o lo que sea, varios amigos se intoxicaron y otros encontraron «vidrios» en la comida. Y no hay que olvidar: hace unos años, atendió y sirvió a Massera, por lo que merece mi REPUDIO.
    Contra la homofobia alfajoresca, voy a defender a los cordobeses «Chamás» y a los artesanales de «las niñas Castro» que solo se consiguen traslasierra, en el valle de San Javier.
    De todos modos, es verdad, no hay mariconada más grande que la de Estancia el Rosario, ni milanesa que haya superado a la de
    Don Pedro en Colonia. Un recuerdo imborrable.

    Las «colaciones», no son alfajores. Y si algo les sobra es relleno.

  22. alicia Says:

    La maroma es el peor lugar de Bs.As. para ir a comer, milanesa o lo que sea. Varios amigos se intoxicaron y otros encontraron «vidrios» en la comida. Por otro lado, no debemos olvidar, que recibió y atendió en su mesa a Massera, por lo que merece mi REPUDIO. No sé el de ustedes.
    En defensa de los maricones cordobeses, los invito a probar el tradicional «Chamás» o el antiguo de «las niñas Castro», que solo se consigue traslasierra en el valle de San Javier. Es verdad que no hay más trolos que los de estancia el Rosario.
    Y no hay milanesa como la de Don Pedro de Colonia. Un recuerdo imborrable.

  23. liv Says:

    Me daba verguenza preguntar qué es una colación, gracias.

  24. Samurai jack Says:

    No sabía lo de Massera, pero almuerzo en un lugar donde dos por tres entra Cavallo así que no sé que decir.
    Entran unos cantantes de Tango a la Maroma que son bien pintorescos y tengo amigos que van mas seguido que yo y que hasta ahora siguen vivos.

  25. Lord Khyron Says:

    ya q estamos hablando de ALFAJORES, asi con mayuscula, y q deberia nombrarselo postre nacional, los invito a mi blog dedicado pura y exclusivamente a la degustacion de los mismos, soy un alfajomano incurable y he leido su articulo con mucho interes. Incluso hice una encuesta en la q tuve mucho exito donde los usuarios hicieron su top 3 alfajoril.
    salud y alfajores para todos!!!!

  26. alicia Says:

    ¿ALGUIEN PUEDE DECIRME DÒNDE PUEDO COMPRAR ALFAJORES DE LA ESTANCIA DEL ROSARIO EN LA ZONA NORTE DEL GRAND BS AS ?
    GRACIAS
    ALICIA

  27. norma Says:

    Necesito saber la direcciòn y el telèfono de la Fabrica de alfajores Dubinco
    se que es en munro, pero no los ubico Gracias

  28. roxana Says:

    yo tambien quiero saber donde compro los dubinco de dulce de leche!!! inigualables

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: