Los rinocerontes

Sobre las almas bellas y no tanto

por Flavia de la Fuente

No entiendo esta nueva moda de acusar a alguien por poseer un alma bella (supongo que lo dicen con ironía) ni tampoco la apología y ejercicio constante de la ruindad. No hay almas bellas, pero sí hay almas que tratan de ser lo menos feas posible. No es que esas almas sean impolutas pero en cuanto detectan sus defectos tratan de no entregarse a ellos. A veces con éxito, otras no. Pero hay un intento. Hay quienes todavía valoran la justicia, la honestidad, la verdad, la bondad, la generosidad, la valentía. Y deploran, en cambio, la hipocresía (tan en boga en estos tiempos), la mentira, la crueldad, la envidia, la cobardía, la maldad y la obsecuencia. Quienes se jactan de no tener un alma bella parecen proponer la renuncia a todo principio y a la lucha contra las propias debilidades. Es decir, renuncian a respetarse a sí mismos.

nube-gorda.jpg

Casi ningún funcionario público se da el lujo de tener un alma bella. Prefieren otro tipo de privilegios. Parece como si la condición misma de empleado del estado, los obligara a vender el alma al diablo. Y el que no lo entiende es un ingenuo o un bienpensante. La única lealtad que reconocen es a sus superiores. ¡La lealtad a sus superiores es más importante que la lealtad a sí mismos! Pero así son las reglas del juego. Y esto que le parece obvio a cualquier funcionario, visto de afuera parece muy extraño. Pero hagamos un esfuerzo de imaginación. ¿Qué pasaría, por ejemplo, si los funcionarios públicos comenzaran a decir la verdad, a opinar sobre los asuntos en que no están de acuerdo, a dejar de lado, de un día para el otro, el miedo y la lealtad obsecuente? No solo se embellecerían sus almas, lo cual los haría sentir mucho mejor, sino que tal vez, también se embellecería el país. Acaso la vida sería más fácil. Tengo una vieja y muy querida amiga que es alta funcionaria del Ministerio de Economía (no es Felisa). Me pregunto qué estará pensando en este momento. ¿No se sentiría mucho mejor ejerciendo libremente su profesión en el ámbito privado que viendo desfilar ante sus ojos, sin hacer ni decir nada, hechos que tal vez la sublevan y que, quizás, ni ella misma se atreve a analizar demasiado?

¿Y cómo andamos con los intelectuales? El problema es que muchos de ellos se han convertido en funcionarios o en potenciales candidatos a algún puesto interesante, con lo cual volvemos al caso anterior. Así que al diablo con el alma bella. Eso queda para los bienintencionados (otra palabra de moda, que se usa en forma despectiva y que tampoco entiendo).

Son tiempos de cinismo y oportunismo. Loser y winner son las categorías que importan. Se lincha al “perdedor” y se aplaude al winner corrupto. Así están las cosas, podridas. Pero, para no olvidar que este blog se llama La lectora provisoria les hago una pregunta literaria que creo que viene al caso. ¿Leyeron Rinoceronte de Ionesco? Yo lo leí hace casi treinta años cuando era una adolescente y me parece, en el recuerdo, que pinta perfectamente el estado de las cosas en la Argentina de Kirchner.

Foto: Flavia de la Fuente

35 respuestas to “Los rinocerontes”

  1. Pablo E. Chacón Says:

    El alma bella no renuncia a nada. El alma bella no renuncia a su responsabilidad de canalla, pero renuncia a reconocer los efectos de su responsabilidad de canalla. Esa irresponsabilidad, para decirlo así, esa alienación, para decirlo así también, es la que según creo haber entendido configura un alma bella. La única manera de embellecer un país es podándolo de almas bellas, y la política sólo es una de sus esferas de influencia, no la única.

  2. Nacho Says:

    Qué lindo post. Verdad más simpleza, una fórmula que me puede. Voy a ver si encuentro Rinoceronte.

  3. rizla_ Says:

    este post es lindo y triste

    «oh, un rinoceronte» se vive a cada mal rato

  4. liv Says:

    Qué curioso, esta tarde estaba pensando no exactamente en almas bellas pero sí en lo aparentemente fácil que parece dejarse llevar, y sin embargo lo violento y doloroso que en realidad es cuando aún tenemos ilusiones sobre nosotros mismos. Y recordé Los rinocerontes y el ejemplar de Losada que leí algunas veces hace ya mucho.

  5. liv Says:

    Veo que escribí Los Rinocerontes así en plural pero esa es la forma en que hoy recordé el libro, de ahí el error.

  6. maiakovski Says:

    Acuerdo con Chacón. No me parece que la antítesis sea alma bella vs. ruindad, eso es presartreano. Hay un documental que se llama Niebla de guerra, una larga entrevista a Robert Macnamara, el secretario de defensa de los gobiernos de Kennedy y Johnson, el secretario durante Vietnam y la crisis de Cuba: un tipo que tiene todos lps números para el mayor palo de la opinión de izquierda mundial. Me senté a verlo esperando alimentar mi odio antiyanqui. me encontré con un personaje racional, discutidor, argumentativo, con un pensamiento interesante sobre la realidad mundial en lo que atañe a la guerra y al poder. Una de sus consignas era «para hacer el bien, a veces primero hay que hacer el mal». Quiero decir: la política es un poco más difícil que salir a gritar verdades como en el último acto de una obra de teatro independiente de los 60.

  7. hernan b Says:

    Perdon, pero la frase «No se sentiría mucho mejor ejerciendo libremente su profesión en el ámbito privado …» presupone que el ambito privado es un lecho de rosas, y no el mercado hipercompetitivo de cinicos y fascistas que es para la mayoria de las profesiones (y lo digo yo que fui «pasante» en el estado). Y el «son tiempos de cinismo y oportunismo» no te acerca demasiado al ultimo Sebreli y su odio al presente? Saludos,

  8. P. C. Says:

    «Para hacer el bien, a veces primero hay que hacer el mal».

    ¿A eso llamás pensamiento interesante?

    La política es difícil, claro: sólo es posible para los poderosos. Los demás somos como hormigas intentando la conquista de Alfa Centauri. O algo así.

    Y las almas no existen, ni bellas ni feas ni nada. El alma es la excusa para esconder una bondad o una verdad o una belleza inexistentes allí donde no pueda verse (su falta). O sea, la justificación moral de todas las ruindades humanas. Ejemplo: «Para hacer el bien, a veces primero hay que hacer el mal».

    Dicho de otro modo: Si el alma inexiste todo lo que contiene, entonces para hacer algo (para realizar un acto) hay que expulsarlo fuera del alma. El alma, a mi modo de entender, funciona como ineficaz negadora de actos.

    Dicho de otro modo: El bien, la belleza y la verdad se consiguen (si es qye se consiguen, y si es que existen) con actos, no con intenciones.

    Salud.

  9. La recién llegada Says:

    tres bien Flaves! En todo de acuerdo.
    Y…¡¡¡¡qué foto!!!!!

  10. Pablo E. Chacón Says:

    Salud por esa alma bella!!

  11. fafa Says:

    Me gusta mucho la foto, pero mas todavia que se llame «nube-gorda». Una maravilla todo.

  12. Jorge Says:

    Podríamos acordar en muchas cosas de las escritas pero, Flavia, me permito corregir tus últimas palabras en cuanto a «la Argentina de Kirchner». A secas es la Argentina; a ver si nos creemos, como tantas veces, que el último mandamás de turno es el causante de nuestras desventuras humanas. Así será muy difícil que sigamos intentando salir de este estado de cosas. Por otra parte, el resto del mundo es muy diferente a lo nuestro? No serán distintos niveles y/o matices? La condición humana es tan diferente, al menos en lo que uno conoce de occidente? me pregunto y me seguiré preguntando.

  13. estuve Says:

    Bien ahí, las almas bellas no renuncian. Es un estado de gracia personal que le permiten ir más allá. En la pareja, en el estudio, en el laburo, en la creación. No pensar que uno es demasiado «viejo» para nada, o que ya no está a tiempo de comenzar algo.
    Las almas bellas no se rinden, lástima que muchas veces estén demasiado ocupadas consigo mismas.

  14. Pablo E. Chacón Says:

    «Estuve ahí»: excelente. Sos ejemplo de tus propias afirmaciones. Y si se puede saber, ¿adónde estuviste?

  15. silvia Says:

    las almas bellas no renuncian? entonces tengo un alma despreciable…

  16. maiakovski Says:

    No te creas que la política es tan fácil para los poderosos, P.C. Si así fuera, la historia sería menos movida. Yu negación del alma está bien. Tal vez la frase de MacNamara está mal elegida, pero mirá el documental y después hablamos.

  17. estrella Says:

    Hace unos meses que encontré esta página. Celebro el hallazgo, ya que desde que Flavia dejó de escribir en El Amante, reclamo por ella.

    Sigo leyendo.
    Saludos

  18. Samurai Jack Says:

    Hay algo en este tema que tiene que ver con la idea de que para actuar hay que ensuciarse. Los que se meten en la actuvidad pública suelen enrostrarle a los criticos que no se ensucian como si no hubiera otra forma de actuar en política o en otras áreas que ensuciándose de alguna u otra forma.
    De todas maneras no me parece que sea carcterístico de esta época, tengo amigos que abandonaron a la Coodinadora del Coti en los años de Alfonsin asqueados por esa real politik y supe ver de cerca a gente de la Alianza justificando cosas imposibles.

  19. lalectoraprovisoria Says:

    No quise decir que los rinocerontes solo aparecen en la Argentina de Kirchner y exclusivamente en la política. Pero sí que pisan fuerte en estos días. Y yo también tuve amigos en la Coordinadora… Eran jóvenes rinocerontes.
    Flavia

  20. fafa Says:

    Es cierto que no existe hacer política sin ensuciarse. Pero tambien es cierto que uno puede hacerlo desde el cinismo de que ensuciarse da lo mismo, o ser cosnciente de que tiene las manos en la mierda, sentir disgusto por el hedor, y pensar que aunque no queda mas remedio ensuciarse no está bien y tampoco es cosa de agarrarle al gustito. La imposibilidad de ser cándido no determina la necesidad de ser un hijo de puta

  21. Pablo E. Chacón Says:

    Para eso se supone que inventaron el concepto de alma bella, creo.

  22. federico martini crotti Says:

    Ese documental, «Niebla de guerra» o «Fog of War», como otros de Errol Morris, es fundamental para dejar de echar la culpa a los Bush, Kirchner, Castro, Hitler, Menem, Stalin, Saa, Perón, Alfonsín, Videla, Idi Amín, Stroessner, Chavez, Sorrouille, López Murphy, Cavallo, Fernandez Bros., Reagan, Osama, DelaRúa, Che, papá, mamá, tío Toto, etc etc etc. El monstro está en el ser humano, máquina bella del engaño que nunca pudo abandonar la necesidad de morfar, así como tampoco la de ser un «alma bella». Hete aquí todo el intríngulis. Mi pequeño deseo sería el entendimiento de que el antiquísimo garrotazo de la caverna sigue siendo el mismo en la oficina, esté esta en Palacio de Hacienda, en Unilever, en Greenpeace o en el comedor de Margarita Barrientos. O aquí entre nosotros mismos, como oficina virtual.
    Como contrapartida a ese documental se encuentra otro de Herzog, «Grizzly Man», una especie de Guido Süller norteamericano que, asqueado de la humandad, busca ser uno con los osos y termina lográndolo pero como alimento de los mismos. Bellísimo! Alma bella.
    Hablando de belleza, cuanta que hay en las fotos de nubecitas pomposas lilas y naranjas, una hermosura!

  23. Sergiov Says:

    Cuánto hace falta un cambio espiritual en estos tiempos de cinísmo…
    si no quieren llamarlo ‘espiritual’, llámenlo de otra forma. De actitud, de comportamiento.
    No puedo sino creer que nuestra naturaleza humana es maleable, que por suerte no es una.

  24. Sergiov Says:

    Acabo de leer en otro post del blog, casualmente
    «Para que los hombres sean espontáneamente éticos y no necesiten ser castigados, ser vigilados ni amenazados, habrá que esperar algún tiempo, algunos años nada más. Quizás quinientos años.»

  25. Pablo E. Chacón Says:

    Ya lo decìa el general, los hombres son buenos, pero si están vigilados, son mucho mejores.

  26. Nora GG Says:

    Flavia: no es mi intención hacer una defensa personal, sino de que tratemos de no «poner a todos en la misma bolsa» y así creer que TODOS son iguales ( aunque lo sea la mayoría). Conozco mucho a un funcionario público con alto cargo, que tiene un alma muy bella y trabaja duro para preservarla. Claro que tiene mucha gente alrrededor que no lo quieren allí ya que «no sirve para transar y juegos sucios.En varias ocasiones, harto de todo eso pensó en dejar el puesto , pero su gran pasión por el trabajo SOCIAL siempre lo persuade.
    Ayer justamente, leía en un libro de André Comte-Sponville lo siguiente, que me causa simpatía: «El hombre no es, en el fondo, malvado.Es fundamentalmente mediocre, pero ésta no es su culpa. Hace lo que puede con lo que tiene o lo que es, y no es mucha cosa ni puede casi nada.»

  27. Pablo E. Chacón Says:

    Comte/Sponville es el vivo ejemplo de esa definición.

  28. Nora GG Says:

    Estoy muy de acuerdo en que es un vivo ejemplo, así como lo somos cada uno de nosotros. Creo que hacemos lo que podemos, con lo que lo somos…( ésto no niega la evolución).Al menos eso me pasa a mí, hago lo que puedo, a veces mucho otras poco, bien, mal, equivocada, acertada….

  29. rizla_ Says:

    el «hago lo q puedo» es la antitesis de la evolucion -me gustaria decir- espiritual, antes q etica o estetica

    de hecho, ya envalentonada, me gustaria decir q «el hago lo q puedo» es el enemigo principal del tema desarrollado

  30. crotti Says:

    De acuerdo Rizla, pero de curiosidad nomás pregunto, pensando la evolución como un camino, ¿tenés claro hacia dónde lleva? O mejor dicho, evolucionamos para transformarnos en qué? Hay evolución entre matar a otro estómago competidor y pisarlo en una oficina? Son mejores los métodos de supervivencia del ser urbano gastónpols que los del cavernícola carnicero? Si fuese así, cuál es la mejoría? Tiendo a a pensar que la evolución no es una cuestión de actitud sino una inevitabilidad más.

  31. Nora GG Says:

    Me detuve a re pensar el término «hago lo que puedo» para ver si lo podía ver de otra manera, tal como proponés Rizla, y creo realmente que en el momento presente en el que uno «hace» ,lo hace como puede y que muchas veces puede mejor que ayer o la vez anterior y eso hace a la evolución (claro, si se lo propone !!) o como dice Flavia en el texto «tratar de ser lo menos fea posible… detectar los defectos y tratar de no entregarse a ellos». Quizas el término esté teñido por el uso que se le dá para justificarse- Y bueno…hago lo que puedo..- lejos está ésto del sentido que le doy.

  32. Vicente Says:

    Te pregunto Rizla, cuando vos haces, ¿no haces lo que podés?, sino ¿qué haces ?

  33. rizla_ Says:

    lleva a la soledad, eso esta claro

    ademas creo q no estamos usando el termino con rigor cientifico como para aplicarle la inevitabilidad

  34. Juan Gonzalez Says:

    Uh, más comentarios que texto, ya parece la obra de Rulfo: esto promueve la Sra. Flavia.

    Es real, este gobierno no hace más que potenciar lo que ya está en nosotros: el resentimiento y la necesidad de encontrar un culpable externo. El 21 de diciembre fue, en lo que atañe a la autocrítica, una catástrofe, y creo que la autocrítica es el punto de partida que siempre evitamos.
    Claro, a este gobierno le gusta el odio más que a nadie, la separación y la rotulación, y eso sólo crece en un pueblo cada vez menos educado y preparado; el odio está más a mano, resulta accesible: apuntar la crítica al espejo pediría mucho trabajo.
    El cambio, sin duda, necesita ser espiritual, y ahí vamos a encontrar el verdadero costo de este gobierno, en el odio estancado, en la búsqueda sempiterna de un culpable que nos justifique.

    Mis felicitaciones para los comentarios; particularmente adhiero a Federico M, de suma lucidez.

    Saludos y gracias,

  35. P. C. Says:

    Maiakovsky: está bien, tengo que mirar al MacNamara ese.

    Quizá la política no les sea fácil a los poderosos, pero les es posible. Claro, cada tanto alguien se gana la lotería (las estadísticas deben ser similares) y de ahí salen eso que llamamos «revolucionarios». Los que están en el fondo del tarro y (por habilidad propia o azar cósmico, o más probablemente una combinación de ambos) al cabo de un tiempo terminan dando vuelta el tarro o abriéndose paso hacia la superficie del mismo. No sé, digo.

    Y negar almas es mi especialidad, LLAME YA * LLAME YA * LLAME YA: 0000-NEGACIONDEALMAS.

    La Lectora Provisoria viene a ser el éxito del verano en el mundo bloguesco, ¿no? Saludos a todos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: