Intrascendencias (128)

Pincus

por Quintín

Hay dos clases de libros que me gusta leer en especial. Unos son los de historia, aunque rara vez se me da por leerlos. Otros son los libros grandes de la editorial Acantilado, aunque son carísimos: me refiero a esas obras gigantes de Chateaubriand, Boswell, Casanova, Montaigne que tienen un aspecto magnífico y prometen un disfrute prolongado. Claro que tampoco los leo muy seguido. Pero hace poco me tenté con un libro de historia de Acantilado de aspecto imponente. Se llama 1688. La primera revolución moderna y su autor es Steve Pincus. En mi vida había oído hablar de Pincus que, según la solapa, es un catedrático de Yale. Pero estos académicos americanos son tan paspados que sus biografías no dicen ni cuándo ni dónde nacieron. Creo que en ese ambiente queda mal decirlo y hasta la entrada en la Wikipedia empieza con su doctorado en Harvard, como si el tipo viniese del espacio exterior.

tamariscos

Pero no solo desconocía la existencia de Pincus, sino también de una revolución ocurrida en 1688. Una rápida mirada al Google permite averiguar que la también llamada Glorious Revolution fue un alzamiento de los parlamentarios británicos que impidió que al rey católico Jacobo I lo sucediera su hijo mayor también católico y el trono fuese a parar en cambio conjuntamente a su hija Mary y a su marido, el holandés Guillermo III de Orange.

El libro tiene 1214 páginas y después de haber leído 60 supongo que Pincus va a explicar qué fue y cómo ocurrió todo aquello. Pero en los dos capítulos que integran el prólogo, se dedica a subrayar dos cosas. Una, que la Revolución Gloriosa no fue el acuerdo de caballeros que las leyendas escolares mantuvieron como su explicación última sino una verdadera revolución. Y, además, que una revolución verdadera no es lo que se pensó hasta ahora. Pincus se propone participar del debate teórico de las revoluciones e instalar una tercera posición frente a las tradicionales, que vendrían a ser dos: una, que las revoluciones ocurren cuando un afán de modernización se impone sobre una situación históricamente insostenible; la otra (marxista) que implica el cambio de una clase en el poder por otra. Pincus sostiene algo rarísimo: que a partir de la Gloriosa, las revoluciones ocurren en otra circunstancia:

En contraste con la clásica perspectiva de la modernización y con la lucha de clases, sugiero que las revoluciones se producen solo cuando los Estados se han embarcado en ambiciosos programas de modernización estatal. Las revoluciones no enfrentan a los modernizadores contra los defensores de un viejo régimen. Por el contrario, se producen cuando la nación política está convencida de la necesidad de una modernización política, pero hay profundos desacuerdos sobre el rumbo adecuado de la innovación estatal. (…) La modernización estatal es un prerrequisito necesario para la revolución. La extensión y la naturaleza de los movimientos de modernización sociales pueden alentar una modernización estatal. Estos movimientos sociales pueden ayudar a dar forma a la naturaleza del proceso revolucionario. Pero los movimientos sociales no provocan una revolución a menos que la modernización estatal ya se haya puesto en marcha.

Nunca se me hubiera ocurrido algo así, pero si uno piensa brevemente en las revoluciones Francesa y Rusa, descubre con sorpresa que algo de eso hay, y lo mismo pasa con la más reciente Revolución Iraní, que Pincus usa como ejemplo de una revolución en la que la lucha de clases juega un papel irrelevante. Pincus, además, cita una frase de Tocqueville tan sorprendente como irrefutable.

Cuando las grandes revoluciones son exitosas, sus causas dejan de existir.

Uno agregaría que cuando las revoluciones son exitosas, los vencedores les inventan unas causas que ocultan las que pueden haber sido las verdaderas. Dudo que vaya a leer las 1214 páginas de 1688, pero todo esto suena apasionante.

Foto: Flavia de la Fuente

About these ads

5 comentarios to “Intrascendencias (128)”

  1. alma Says:

    Che, está bueno esto que hacés con “Intrascendencias”: amor por los libros, por la imaginación, por las ideas, por la escritura y por un largo etcétera de lector ensimismado y gozoso, incluso enojado. Lástima que seas tan antikirchnerista, es decir tan “tanático”. Pero eso es harina de otro costal. Besitos.

  2. Maria del carmen Reiriz Says:

    Yo también amo los libros de El Acantilado!!!!! Todos me dan ganas de comprarmelos más allá de los autores y los temas. Te recomiendo “Memorias de un italiano” de Ippolito Nievo, 1500 páginas maravillosas!!!!! y un interesante prologo de Magris.
    Viste Quintin que no te recomiendo solo a Alvarez Tuñón? Un abrazo fuerte

  3. Pustulio Says:

    Esta teoría resulta muy sugerente. Y con tu resumen creo que la Revolución mexicana también se explica muy bien de esta forma.

  4. Gonzalo Garcés Says:

    Otra revolución que esta teoría explica muy bien: el feminismo.

  5. María Eugenia González Torrent Says:

    la socióloga norteamericana Theda Skópoll (no estoy segura si se escribe así) explicaba muy bien la revolución francesa a partir de esta idea: cómo los propios aristocráticos franceses al resistirse al esfuerzo modernizador del rey, vía aumento de impuestos, colaboraron involuntariamente con la creación del clima revolucionario. también explicaba a partir de la función central del estado en las revoluciones, la revolución rusa y la revolución china. Creo que el libro se llama Teoría del Estado y la Revolución, pero no estoy nada segura, lo leí en una vida anterior! Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 269 seguidores

%d personas les gusta esto: